Crisis sanitaria tiene en vilo al Colegio Brasilia Usme

Martes, 27 Febrero 2018 09:25

Por el cambio en el modelo de recolección de basuras, la comunidad del barrio Brasilia ha optado por dejar desperdicios al frente del centro educativo. 

Fotos: Dayana Contreras||| Fotos: Dayana Contreras||| |||
1445

En medio de la crítica situación por la acumulación de basuras que ha vivido Bogotá desde que se anunció el cambio del esquema de aseo, se han reportado puntos críticos en varias zonas de la ciudad. Uno de estos es la localidad de Usme -ubicada en el sur de Bogotá- donde un sistema de recolección de residuos ineficiente ha resultado en la convivencia de los ciudadanos con cantidades exuberantes de desechos.

El Colegio Brasilia Usme, del barrio Brasilia, se ha visto directamente afectado con la problemática sanitaria. Según pobladores del sector, la puerta de sus instalaciones ha sido destinada para acumular la basura porque este era un punto en el que antes se recogían los residuos frecuentemente.

Claudia Abello, habitante del barrio, está preocupada porque su hijo,  que cursa octavo grado soporte los malos olores y las plagas que generan los desperdicios. “Es el colmo que no recojan la basura. Nos vemos obligados a dejarla en ese punto porque de vez en cuando pasan a recogerla por ahí, pero de resto no ha pasado nada”.

Por su parte, el coordinador del colegio, Nilson Traslaviña, le contó a Plaza Capital que la costumbre de gente dejando la basura al frente del colegio lleva muchos años, pero que con la actual emergencia sanitaria, se han incrementado los problemas de manera considerable.

“Desde la transición del grupo de basuras que viene haciendo la recolección se generó un desorden terrible, no les decían (a los habitantes) que día pasaban y desde este momento se presentaba una montaña de residuos, porque la gente no se va a quedar con esa basura en la casa”, afirmó Traslaviña.

Debido a esto, el colegio decidió tomar medidas al respecto y realizar reuniones y charlas con los padres de familia en compañía de sus hijos, quienes en su mayoría son vecinos del barrio, para concientizarlos acerca de los problemas que trae la mala disposición de los residuos.

El fin de estas actividades es lograr que las familias aprendan a seleccionar las basuras. De esta manera, se pretende mitigar el problema promoviendo el reciclaje y el buen manejo de los desechos.

El Colegio Brasilia Usme no es la única institución educativa de la localidad de Usme afligida por esta problemática. El Colegio Almirante Padilla, en el barrio Yomasa, también aglutina múltiples basuras en sus cercanías.

La empresa ahora encargada de recoger las basuras en Usme es Promoambiental, que también está obligada a prestar este servicio en las localidades de San Cristóbal, Santa Fe, La Candelaria, Chapinero y Sumapaz.

La semana pasada, la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) anunció que sancionará a Promoambiental con una multa de 390 millones de pesos por cada día en el que no se normalice la recolección de basuras en las zonas que le corresponden.

Plaza Capital se comunicó con la Uaesp para conocer su posición sobre la crisis en el Colegio Brasilia Usme, pero respondió que la única entidad encargada era Promoambiental. Insistentemente, este mediol trató de contactarse con Promoambiental, pero no fue posible.