Consulta Anticorrupción: alguien tiene que hacer algo y ese alguien podemos ser todos nosotros

Sábado, 25 Agosto 2018 19:03

Las movilizaciones estudiantiles se sienten como un grito en las calles, no hay espacio para el silencio cuando de tomar una decisión importante para el país se trata.

Marcha por la Consulta Anticorrupción en Bogotá. Crédito de la foto: Juliana Torres Malagón|Crédito de la foto: Juliana Torres Malagón|Crédito de la foto: Juliana Torres Malagón|Crédito de la foto: Juliana Torres Malagón|Crédito de la foto: Juliana Torres Malagón||| Marcha por la Consulta Anticorrupción en Bogotá. Crédito de la foto: Juliana Torres Malagón|Crédito de la foto: Juliana Torres Malagón|Crédito de la foto: Juliana Torres Malagón|Crédito de la foto: Juliana Torres Malagón|Crédito de la foto: Juliana Torres Malagón||| |||||||
282

 

Plaza Capital acompañó a un grupo de jóvenes universitarios que salieron a las calles para alzar la voz y recordarle a la ciudadanía que este 26 de agosto tendrán en sus manos la posibilidad de votar siete veces sí en contra de los corruptos

Los 36 millones de colombianos habilitados para votar tienen un reto y una responsabilidad que hasta hoy, no tenía precedentes. En este país, donde el fiscal anticorrupción cae por corrupto, donde se embolatan los dineros públicos, donde hay congresistas que llevan más de 12 años aferrados a su cargo y donde coronamos a los reyes del ausentismo en el Congreso, alguien tiene que hacer algo. Y ese alguien podemos ser todos nosotros.

Así lo consideran más de 30 jóvenes estudiantes que se reunieron este viernes en el Centro de la ciudad para caminar, hablar, enseñar y apoyar siete veces sí a esta consulta. Sus participantes reconocen la importancia de educar a aquellos que tal vez no conocen sobre estas votaciones, centrándose en los vendedores ambulantes.

Además de esta actividad, cerca de 45.000 personas en toda Colombia se han repartido calles, centro comerciales e incluso estaciones de Transmilenio donde a través de volantes y el voz a voz invitan a votar. Varios líderes políticos de esta iniciativa también han llegado a universidades para instruir a los estudiantes, como por ejemplo el exsenador Antonio Navarro Wolf, quien presidio una charla en la Universidad Agustiniana el jueves pasado.

(Vea también: El trabajo de los voluntarios en la Consulta Anticorrupción)

A estos universitarios les interesa aclarar toda clase de mitos sobre la misma, como, por ejemplo:

  • Es cierto que es una consulta más cara que el plebiscito o incluso que la votación presidencial, pero que, de ser aprobada, le ahorraría anualmente al país al menos 213.000 millones de pesos al año.
  • Que los promotores se ganan 5 mil pesos por cada voto o incluso que las personas realizando campaña son remuneradas. Lo cierto es que, como afirmó el registrador Juan Carlos Galindo, “Los promotores no van a recibir un centavo por este proceso electoral”.
  • Otros mitos como que la Consulta no promete acabar con la corrupción totalmente, tener un salario alto como congresista evita el querer robar y que los miembros de comunidades religiosas no deben votar porque es una consulta promovida por personas de la comunidad LGTB. En verdad, la Consulta es un primer paso para demostrar que se quiere un cambio estructural en la política. De ser aprobada, los salarios no se reducirán drásticamente, pues los congresistas ganaran 19 millones de pesos mensuales por su labor e igualmente, si eres homosexual o no, la corrupción afecta los recursos de todos.

(Vea también: Mitos que le han contado sobre la Consulta Anticorrupción)

El panorama es difuso, pues alcanzar el umbral necesario de más de 12 millones de votos parece difícil. A pesar de esto, varios participantes, como Johan Barberi, afirman que lo que podemos ganar es mucho, respecto a lo que perderíamos y que la esperanza no se puede perder así el panorama sea incierto.

Información adicional

  • Coautor 1: Juliana Torres Malagón