La cultura musical ‘Do It Yourself’

Martes, 11 Septiembre 2018 10:24

Este movimiento punk ha surgido con el fin de que las personas hagan las cosas por sí mismas, ahora con la música y su producción.

Crédito de la foto: Valentina Urbina||| Crédito de la foto: Valentina Urbina||| |||
305

El movimiento cultural ‘Do It Yourself’ o ‘DIY’ trata de que, como su nombre lo indica, las personas hagan las cosas por sí mismas. Este es un movimiento contracultural que trata de incentivar la producción de las cosas con el propio esfuerzo y la mano de obra propia. Por ende, sus integrantes fabrican sus propios productos, siguiendo esta filosofía. Otro de los fines del movimiento es ir en contra del capitalismo, al que entienden como un sistema que genera consumismo desmesurado con pocas limitaciones y que no permite que las personas se expresen como quieren.

“El DIY en principio nace como una práctica, en donde yo hago con mis manos lo que en general suelo ir a comprar a una tienda, así mismo implica el poder reparar o crear cosas bajo una manufactura independiente”, dice Daniel Torres, máster en estudios de la cultura. Para entender este tipo de subcultura es necesario conocer de dónde viene y su importancia.

El movimiento está ligado a la década de los setenta con la llegada del punk. La cultura punk se conoce por ir en contra de los típicos cánones de la sociedad. Con el objetivo de consolidarse como una cultura contra el capitalismo, muchas bandas empezaron a elaborar sus propios instrumentos y su ropa. Además descubrieron formas caseras de producir sus discos musicales, para así mantener la ideología de la contracultura. El hardcore punk fue uno de los principales géneros que permitió fomentar el DIY.

El DIY en la música

Cristian Lozano, vocalista de la banda bogotana Vorágine, defiende este movimiento. “No trabajamos con una disquera como Sony o Universal para poder hacer nuestras cosas y tener la libertad de hacer lo que queramos con nuestro trabajo y nuestra música. Precisamente para evitar que nos manden, que nos digan qué hacer y cómo hacerlo”, argumenta Lozano.

En un principio se entendía como una forma de realizar la música punk con ‘las manos’, es decir, realizar por su propia cuenta la producción de las canciones, la gestión de las presentaciones y la música. Esto no solo permeó a bandas consideradas independientes, sino también ha llegado a ser el proceso de producción musical de bandas como Radiohead y Nine Inch Nails.

A finales de los años noventa y principios de los 2000, el DIY tuvo un auge en Bogotá, de aquí salieron bandas reconocidas en la escena como Resplandor y Juventud el cambio. Estas dos bandas representaban una contracultura que mostraba su descontento con la política capitalista y también una crítica socio cultural sobre cómo se llevaba la vida, es decir, critica la vida de excesos y consumismo. Aunque el movimiento DIY solo hacía parte en un principio del punk o de sus derivados, actualmente en Bogotá es un tema que ha tocado a la mayoría de los subgéneros musicales del mismo.

Cómo producir un disco DIY

Grabar y distribuir un CD no es fácil para las bandas emergentes. Juan Diego Cárdenas, bajista de STRIKE y Coyote, cuenta las dificultades que tuvieron para sacar su producción al mercado: "decidimos ir a Cali porque el productor de allí, Sebastián Pérez, nos cobraba más barato y es el único que produce bien hardcore, porque tiene una banda”.

Sobre los costos, el músico afirma que “no hay sellos musicales que le garanticen a uno un prensaje (hacer una réplica exacta del disco principal), el tema del lanzamiento son 5 millones de pesos fácilmente. Esto hace que sea mucho más difícil hacer real el proyecto, porque está el dinero que se le tiene que dar a Sebastián antes de grabar y el que se le debe dar después de grabar. Después debemos buscar cómo hacer el prensaje, pero eso está resuelto porque hay diseñadores gráficos en la banda y ellos saben hacer eso”.

En Colombia son pocos los sellos discográficos. Siempre Llueve Records es uno de estos; apoya y produce bandas nacionales que hacen parte de los subgéneros de hardcore punk. El creador de este sello, Mike Giraldo, es integrante de la banda emo punk Corriendo. Mike reconoce la importancia y la necesidad de crear un sello DIY en Colombia. “Es importante, porque en lo relacionado a la música no hay sellos que se presenten a ayudar a la escena underground en cuanto a ámbitos relacionados a producción de discos, cassettes, vinilos, etc. Ya que los sellos existentes siempre buscan un fin lucrativo alejado de la ideología de hacerlo uno mismo”, asegura Giraldo.

Aunque actualmente este movimiento haga parte de varios géneros musicales alejados del  punk, no deja de estar lleno de las ideas contra el capitalismo como la crítica social, política y cultural.

¿Cómo se financia una banda?

Según Alejandro Vargas, integrante de Arda, la banda hace un fondo de ahorros. “Cada uno da dinero, pero los eventos que tengamos y sean remunerados van a este fondo también. Esto es para ayudas con el sustento de la banda, la mercancía. Para poder hacer esto es necesario llegar a un acuerdo como banda para poder producir un CD, mantener la banda y hacer lo que se propone”, cuenta Vargas.

Esto significa que el apoyo financiero que tienen las bandas DIY es de los mismos integrantes. Caso parecido a STRIKE, quienes tuvieron que financiarse ellos mismos la producción, el lanzamiento y la distribución de su último álbum. Para concluir, las bandas tratan de no caer en la onda comercial en la que caen la mayoría de artistas musicales. Usan su propio dinero para mantenerse vigentes, sin embargo, existen varios retos, tales como: conseguir el dinero y las producciones y, aunque a ellos no les interese, la visibilización de las bandas.

Información adicional

  • Coautor 1: Gustavo Arbeláez

OTROS ARTICULOS DEL AUTOR