Literatura juvenil de calidad: un reto premiado

Domingo, 22 Abril 2018 15:32

El Concurso Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2017 presentó su ganador en la Filbo 2018: Miguel Fernando Mendoza Luna.

Miguel Fernando Mendoza Luna, ganador del Concurso Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2017. Crédito de la foto: Silvia Bayona.||| Miguel Fernando Mendoza Luna, ganador del Concurso Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2017. Crédito de la foto: Silvia Bayona.||| |||
323

El 21 de Abril, en el marco de la trigésima primera Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo), se llevó a cabo la premiación del Concurso Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2017, organizado por la Universidad Central. Este año el campeón fue Miguel Fernando Mendoza Luna, con su cuento “Historia de chicas asustosas y además hermosas”, el cual se publicará en la Filbo del próximo año.

El Departamento de Creación Literaria de la Universidad Central organiza cada año este concurso como un espacio propicio para incentivar a la nueva generación de escritores colombianos. Durante la premiación, los escritores Celso Román y Pilar Lozano, jurados de esta versión, rescataron la facilidad del autor al internarse en la mentalidad femenina. Incluso “parecía que el cuento hubiera sido escrito por una mujer”, comentó el jurado. 

El autor inició su carrera literaria con temas de sicología criminal, pero decidió arriesgarse a escribir otros contenidos que le llegaran más a los jóvenes. Mendoza señaló que parte del trabajo de dirigirse a la juventud es poder entenderla y comprender sus problemas y preocupaciones. Contó que la palabra “asustosas” es un invento de su hija y que decidió hacerlo parte del título de su cuento. Mendoza Luna también afirmó que si bien el tono del cuento es triste, el propósito era entender el miedo de las mujeres, el temor a descubrir su cuerpo y el pavor al rechazo.

Uno de los detalles curiosos del cuento de Mendoza es que lo escribió bajo el pseudónimo de Agatha. “Agatha es un homenaje, a mí me gusta homenajear a mis escritoras favoritas y Agatha Christie es un referente esencial para mí”, aseguró el autor. 

Sobre la dificultad de escribir literatura destinada para los jóvenes, Mendoza afirmó que este tipo de lector puede llegar a ser un reto completo: “Los jóvenes son muy complejos. Primero es tratar de encontrar su voz. Tratar de simular la voz de las chicas en este caso es uno de los momentos más difíciles para lograr que sea verosímil. Creo que el núcleo de los cuentos es un poco la soledad de los jóvenes y, finalmente, de cómo logran aceptarse. Precisamente de esto se trata estas chicas asustosas”.

Así mismo, Mendoza dio su perspectiva acerca del fenómeno de la literatura juvenil en el país. Resaltó que muchas veces se llega a subestimar a los jóvenes y que pueden ser unos lectores muy exigentes: “Yo creo que subestimamos a los jóvenes en muchas dimensiones. Como lectores, ellos mismos se están formando y cada vez exigen más complejidad narrativa, (…) el lector juvenil es más exigente y es mucho más difícil de llegar a él”. 

Al finalizar la premiación, los jurados del concurso y el ganador hablaron sobre el panorama actual de la literatura juvenil en Colombia y señalaron que estamos en una época en la que se llega a sacralizar el libro, puntualizando que nunca antes se había tenido tal grado de accesibilidad a la lectura. Con respecto a la literatura infantil, señalaron la importancia de dejar de subestimar al niño y hablar de distintas temáticas de frente. Según los jurados, estamos en una época en la que se puede hablar de cualquier cosa y por tal razón se debe dejar la “literatura infantil moralizante”.