La propuesta medioambiental de Humberto de la Calle: ¿Utopía o realidad?

Miércoles, 23 Mayo 2018 08:46

Plaza Capital analizó el programa de Gobierno del candidato liberal y esto fue lo encontró

El candidato presidencial Humberto De la Calle en su cierre de campaña. Foto: Sebastián Castro||| El candidato presidencial Humberto De la Calle en su cierre de campaña. Foto: Sebastián Castro||| Sebastián Castro|||
341

Humberto de la Calle, candidato a la Presidencia por el Partido Liberal, tiene un plan de Gobierno muy ambicioso con respecto al medio ambiente y a la explotación de hidrocarburos. El exjefe negociador en el proceso de paz con las Farc asegura que “hay que hacer la paz con la naturaleza para que podamos vivir en paz como sociedad”. Por ello, es drástico en proponer cambios que busquen proteger la exuberante biodiversidad, los recursos hídricos, los parques naturales, los animales y las plantas. El presente reportaje intentará dar cuenta de las propuestas del candidato sobre la temática, además de analizar la viabilidad de las mismas.

Visite: https://sofia30toro.wixsite.com/ambientedelacalle

La riqueza de Colombia y el desinterés estatal

Según el último estudio realizado por Colciencias, Colombia es el segundo país con más biodiversidad del mundo con 54.871 especies registradas. Además, posee el páramo más grande del mundo: el del Sumapaz, lo cual es importante pues este ecosistema lleva a cabo la regulación hídrica de varios ríos de la Nación.

No obstante, los últimos gobernantes que han regido al país han ignorado en cierta medida la riqueza medioambiental que posee Colombia por la llamada “locomotora de la minería”, muy presente en los períodos de Álvaro Uribe Vélez (2002 – 2010) y Juan Manuel Santos (2010 – presente). Prueba de lo anterior es que la Agencia Nacional de Minería dio a conocer en el año 2017 que existen aproximadamente 9.000 títulos mineros, de ellos, 7.000 se encuentran vigentes. Esto significa que el 3,8 del territorio está otorgado a la minería.

En relación a ello, el presidente Santos manifestó en el año 2013 que la minería “es un sector crucial para el país, pues sin el dinero que genera sería imposible construir un país justo, moderno y seguro”.

El departamento que tiene más área titulada a la explotación de oro es Quindío, con 25 títulos. Mapa: El Espectador

El anterior mapa ilustra los departamentos que poseen una mayor cantidad de solicitudes de explotación minera en el año 2013, con lo cual se logra dimensionar la gran riqueza que posee Colombia en este aspecto y el gran interés que genera en empresas nacionales e internacionales.

Otro de los aspectos relevantes relacionados con el tema del sector minero energético actual es el de las consultas populares (mecanismo de participación ciudadana contemplado en el artículo 103 de la Constitución Política de Colombia de 1991). De acuerdo con las cifras manejadas por el diario El Tiempo, en este momento existen setenta de estos procesos en Colombia en contra de la minería y la energía, de los cuales solo nueve se han votado en las urnas.

De acuerdo al contexto anterior, se puede interpretar la afirmación del candidato Humberto De la Calle cuando manifiesta que “los temas ambientales en Colombia tradicionalmente han sido manejados como problemáticas de segundo o tercer nivel de importancia”, constatada en su plan de Gobierno.

La minería y la soberanía del pueblo

Ejerceremos un mayor control sobre la expedición de licencias ambientales para proyectos de minería, y garantizaremos que solo los proyectos que cumplan con criterios de responsabilidad social y sostenibilidad adquieran licencia. No habrá minería en páramos. (Plan de Gobierno de Humberto De la Calle, 2018).

De acuerdo con Alejandra Aranaga, politóloga de la Universidad Javeriana y magíster en Asuntos Internacionales de la Universidad Externado, uno de los rasgos más llamativos del plan programático del candidato presidencial es el paralelo que tiene con los ODS, Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Aun así, la experta considera que “De la Calle no profundiza demasiado en las propuestas relacionadas a la minería, aun sabiendo el gran desafío que esto representa para Colombia”. Debido a ello, Aranaga manifiesta que en el programa no es claro cómo se va a manejar la ponderación entre el trato a las empresas y el respeto al entorno que no sea el páramo, ya que en este ecosistema es en el único donde se hace explícito que se prohibirá completamente la actividad económica.

Del mismo modo, la politóloga recalca la importancia de la visión de un cuidado integral que propone el candidato, es decir, el cuidado de los bosques, los páramos, las zonas selváticas, etc. A diferencia de otros gobiernos que han priorizado “la locomotora energética”, es transversal en todo el plan programático y en las diversas entrevistas y debates en los que ha participado De la Calle que se debe tratar, a largo plazo, de eliminar toda la extracción de materiales como el oro.

Por ejemplo, en el foro “¿Cómo responder a los retos ambientales y del desarrollo sostenible en Colombia?” realizado en enero pasado en la Universidad de Los Andes, De la Calle fue enfático en declarar que “a largo plazo se debe suprimir la industria extractivista y la dependencia de los combustibles fósiles”. Adicionalmente, en este mismo foro, el ex vicepresidente manifestó que se debe “establecer zonas vedadas, racionalizar la minería informal de metales y ubicarlos solo en los lugares indicados”.

En relación al desarrollo sostenible, la Revista Semana realizó un análisis sobre el color del semáforo en el que está cada uno de los candidatos en el tema. En dicha publicación, Humberto De la Calle aparece en ‘verde’ en el ítem, puesto que, “su plan incluye frenar la deforestación, ordenar el territorio desde lo local, diversificar la economía y hacer una transición energética efectiva. No hay estrategia multiactor para proteger las cuencas o garantizar la sostenibilidad a largo plazo de las áreas protegidas”.

Finalmente, dice estar a favor de la implementación y el cumplimiento de las consultas populares. Está de acuerdo con las mismas, “que son necesarias y convenientes”. Asimismo, recalca la importancia de no estigmatizar a los activistas que luchas por ellas ni de verlos como revoltosos o rebeldes, pues “son válidas en cualquier lugar porque van en pro de la paz con la naturaleza”. De acuerdo con esto último, es posible inferir que De la Calle sería un defensor de la soberanía del pueblo en las decisiones medioambientales.

El ecoturismo: Nuevo motor de la economía colombiana

El biocomercio y el ecoturismo serán nuestras apuestas principales para convertir el enorme potencial ambiental en crecimiento económico. Vamos a generar un modelo de desarrollo cuyos beneficios no sacrifiquen al medio ambiente, sino que potencialice la biodiversidad y aproveche su enorme riqueza. Convertiremos a Colombia en un gran destino para el turismo ecológico (Plan de Gobierno de Humberto De la Calle, 2018).

La otra gran propuesta de Humberto De la Calle en relación al medio ambiente es convertir a Colombia en un gran destino turístico a nivel mundial, tomando como base la riqueza natural. En su programa de Gobierno dice “convertiremos a Colombia en un gran destino para el turismo ecológico, empezando por el Pacífico para extendernos a otras regiones del país”.

Con base en ello es interesante anotar que el candidato hace un énfasis especial en el departamento del Chocó, históricamente rezagado del pensamiento de los gobernantes, por lo cual se infiere que De la Calle no se centraría únicamente en los destinos turísticos ya establecidos como Cartagena o San Andrés, sino que tendría el enfoque de fortalecer los paraísos desconocidos para los turistas.

Según Aranaga, “esta propuesta es perfectamente viable” en tanto Colombia goza de una variedad de ecosistemas y especies privilegiada que la hace muy atractiva a los extranjeros. Del mismo modo, al haber sido posible la firma del fin del conflicto armado interno con las Farc, los visitantes han tenido la oportunidad de acceder a ciertos lugares que estaban vedados por la guerra.

No obstante, es necesario aclarar que, de acuerdo con Alejandra Aranaga, para llevar a cabo esta propuesta en su totalidad se deben hacer algunos cambios. “Se debe prestar especial atención a cuestiones de vías y transporte, para que las personas se puedan movilizar sin problema. Asimismo, se deben hacer mayores esfuerzos en garantizar la protección de los viajeros, puesto que aunque las Farc se hayan desintegrado, aún hay presencia de bandas criminales, ELN, etc.”

Adicionalmente, se destaca del plan programático la consideración de las comunidades locales en el proceso ecoturístico. Por ejemplo, en el documento se hace explícita la cooperación que habría entre el Gobierno y la Universidad del Chocó en la capacitación a los habitantes, el aprendizaje del inglés y la enseñanza en administración de servicios turísticos. Con esto no solo se estaría aportando al crecimiento del potencial de la región sino que activaría en una mayor medida la economía de las personas que viven allí. 

Conclusiones

Las propuestas sobre medio ambiente de Humberto De la Calle sí representan un cambio en relación a los ocho años de gobierno Santos, pues busca darles una mayor libertad a las personas para que decidan sobre su suelo y subsuelo. Adicionalmente, se diferencia del actual presidente en tanto considera que la minería y la economía extractiva no benefician a la Nación de la manera en que Santos manifiesta.

Es decir, si De la Calle es elegido se puede esperar una transformación en la expedición de licencias ambientales, en el manejo de los ecosistemas y en la protección del agua como recurso fundamental.

No obstante, con base en el plan de Gobierno, las entrevistas y los debates sobre el tema, no fue posible determinar cómo será posible, según el candidato, balancear los intereses económicos de las multinacionales extranjeras y el cuidado del medio ambiente. De igual manera, el ex vicepresidente no determinó cómo se les responderá a las empresas que ya poseían los permisos pero que, posteriormente, se decidió en una consulta popular suspender la explotación de minerales. 

Con respecto al segundo tema del presente reportaje, se puede concluir que es viable en el sentido que Colombia, luego de la firma del acuerdo de paz con las Farc, ha aumentado sus opciones turísticas. Es decir, ahora es posible visitar lugares que antes no se podían por el conflicto, como por ejemplo La Macarena (Meta). Lo anterior ha hecho posible un mayor reconocimiento internacional, que podría aumentar el flujo de turistas extranjeros y nacionales.

Sin embargo, nuevamente se puede detectar una falencia en el plan. Ya que, es bien comprobado que la minería aporta un buen porcentaje al Producto Interno Bruto del país en las propuestas, se debió explicar de una mejor manera como se suplirán esas ganancias si se reduce significativamente la economía extractivista. Con esto se puede concluir, que aunque las propuestas sean muy ambiciosas, se deben tener más alternativas de las que propone De la Calle.

 

Información adicional

  • Coautor 1: Daniel Chalela Ambrad
  • Coautor 2: Gustavo Arbeláez Gil