¿Qué pasó con la salud mental de los investigadores de la Comisión de la Verdad?

Miércoles, 09 Noviembre 2022 13:59
Escrito por

El 23 de agosto, se dio una charla con investigadoras de la Comisión de la Verdad en la Universidad de los Andes. Allí socializaron cómo surge específicamente el capítulo de Género y comunidad LGBTIQ+; y las afectaciones psicológicas al trabajar en la Comisión. 

||| ||| |||
224

Durante el mandato de la Comisión, la salud mental de las trabajadoras se vio afectada. La responsabilidad que se les otorgó a las personas que estuvieron involucradas dentro de la producción, investigación y socialización del informe final de la Comisión de la Verdad fue enorme. Tenían cuatro años para buscar la información que necesitaban para el esclarecimiento de la Verdad del conflicto armado. Debían hacer el análisis e ir redactando los capítulos desde los diferentes grupos de trabajo. La presión por lograr culminar su informe era alta. 

María Antonia Cote Acosta, fue parte de la investigación del Grupo de Género, le contó a Plaza Capital cómo se sentía al realizar su trabajo y las implicaciones que tuvo: “creo que no solo yo, sino todas identificamos que nuestra salud mental se vio afectada por la investigación”. También comenta que el corto tiempo que tenían para entregar el gran volumen de trabajo y de información con el que tenían que trabajar incrementó la presión y las implicaciones en la salud.  

En cuanto al apoyo psicológico que ha recibido por parte de la Comisión dice que: “antes tuvimos acompañamiento psicológico durante la investigación, espacios de esparcimiento, donde compartíamos lo que sentíamos. Yo empecé mi proceso con una psicóloga, mis compañeras, también tienen procesos psicológicos”. Para Antonia no fue nada fácil, dice que no duerme bien; sufre de pesadillas y sueña constantemente con los testimonios que leía; ahora no puede ver dolor, dice que: “no tolero ver noticias horribles, ni ver películas con mucha violencia, me afecta mucho”. 

Uno de los hechos que también afectó a la Comisión de la Verdad, fue el Paro Nacional del 2021, Cote habla de cómo les afectó: “Me acuerdo mucho del paro nacional, mientras nosotras investigábamos estábamos en un momento muy duro de la investigación, recibíamos todo lo del paro. Entonces buscábamos un momento de vivir y tramitar todas esas emociones, hicimos un espacio de escucha entre todas.” 

La coordinadora del Grupo de Trabajo de Género, Salomé Gómez Corrales, considera respecto a las afectaciones psicológicas del trabajo que “dependía de cada compañera, el nivel de tarea que estuviera haciendo. Creo que las compañeras que estuvieron dedicadas a violencias sexuales y reproductivas se vieron más afectadas. Quienes también escucharon los relatos de los responsables o quienes estuvieron desde el inicio hasta el final, tenemos unas afectaciones mayores”.

A estas afectaciones, Goméz comenta que algunas de sus compañeras necesitaron incapacidades tanto médicas como psiquiátricas. También contó su experiencia personal: “no tuve nada en un nivel agudo, mi afectación fue más a nivel físico por el esfuerzo, me dio síndrome de fatiga crónica. Ya era como el nivel de trabajo, no poder dormir; la alimentación; no poder tener tiempo de descanso, ni fines de semana. Uno sabía a qué horas iniciaba el trabajo, pero nunca sabía a qué horas terminaba la jornada”  

Otro factor que tuvo grandes consecuencias no solo para la Comisión sino para la mayoría del mundo, fue la pandemia por COVID-19. Salomé habla sobre cómo el hecho de estar encerradas, sin poder salir, ocasionó que se centraran mucho más en sus trabajos y de que la mayoría de sus compañeras, terminaron por afectarse psicológicamente. 

Como reconoce Cote había una gran cantidad de trabajo y un tiempo estipulado, Salomé también cuenta de la carga laboral que tenían dentro de la Comisión: “sobre todo el equipo de Investigación y cargos Directivos, nuestro contrato estipulaba que lo que se llama en estado del contrato ‘alto nivel y de confianza’, uno no tenía horarios laborales y era de dedicación exclusiva. Uno no tiene días compensatorios, pues tiene lo de ley, yo era contrato de planta; tenía derecho a vacaciones, pero a veces no hubo ni tiempo”. 

Fue Salomé quien buscó los recursos con el fin de contratar una psicóloga exclusiva para todo el equipo de Género. Es así como Gabriela García Franco, psicóloga especialista en estudios feministas y de Género, se vincula a este grupo con el fin de hacer acompañamiento psicosocial. Con ella hablábamos respecto al proceso que ha estado haciendo desde abril del presente año y de cómo sigue vinculada tras el cierre de la Comisión de la Verdad, el pasado 28 de agosto. 

Ella cuenta cómo ha sido trabajar con el equipo de Género: “me invaden muchas sensaciones en estos acompañamientos. Pues primero, siento mucha admiración por ellas, de la tarea que han hecho, pero también apostándole a un ejercicio de cuidado muy crítico. La psicología nos debe mucho a las mujeres, sobre todos los postulados hegemónicos de la psicología porque se ha pretendido siempre normalizar nuestro malestar”. 

La razón por la cual termina vinculándose con las investigadoras fue por la necesidad que había de realizar un acompañamiento psicosocial: “llegó directamente al equipo por unas afectaciones muy directas que había en el equipo investigativo”. Para ella, lo fundamental y la apuesta de su trabajo es: “antes de sentirme yo cargada o cansada y por alguno de los espacios con ellas, siempre he salido más energizada. Creyendo un poco más en que es muy exigente, pero cuando nos duele la guerra nos permite ver otras perspectivas y nos cambia mucho”. 

La reflexión a la que Gabriela llega sobre las consecuencias de la violencia del Conflicto Armado es que: “sí creo que también nos da un potencial muy grande para permitirnos otro país, otra sociedad, otras formas de relacionarnos y siempre me quedo con eso, la posibilidad que las mujeres me muestran en su fortaleza”. Definitivamente, la sororidad que se ha dado dentro del equipo de Género de la Comisión de la Verdad fue un factor clave para la reconstrucción y escucha de las historias. 

Después del 28 de agosto, se terminaron oficialmente las funciones de la Comisión, para acceder al Informe Final se puede hacer a través del siguiente link: https://www.comisiondelaverdad.co/hay-futuro-si-hay-verdad. Fue gracias a personas como Salomé, Antonia y Gabriela, quienes hicieron hasta lo imposible para lograr entregar a los colombianos una versión de lo ocurrido del Conflicto Armado, no una verdad absoluta como dice el Padre de Roux.