Las alertas de la insuficiencia de baños públicos en Bogotá

Miércoles, 09 Noviembre 2022 12:40
Escrito por

En Bogotá existen tres módulos para más de 8 millones de habitantes. Una necesidad urgente sin respuesta por parte del Estado.

||| ||| |||
322

La alcaldía expidió el Decreto 789 de diciembre del 2018 con el cual el Distrito debe adoptar un plan piloto de baños públicos para Bogotá dentro del espacio público. En abril de 2021, el Departamento Administrativo de La Defensoría Del Espacio Público (DADEP), se ubicaron tres baños públicos distribuidos en tres localidades: Puente Aranda en la calle 9 con carrera 37; Usaquén en la calle 125 con 21ª y en Suba, ubicado en calle 114ª con carrera 45. Los baños son mixtos y administrados a través de un convenio del DADEP con la Terminal de Transportes.  

Para poder ingresar y hacer uso de estos se debe pagar $500 pesos, con este dinero la empresa se encarga del automantenimiento de los módulos. De acuerdo a la actual Directora del DADEP , Diana Alejandra Rodríguez Cortés,  los criterios que tuvieron en cuenta para las ubicaciones eran: “Estar cercanos a una estación de transporte masivo, en este caso Transmilenio. La otra condición es la de estar en el espacio público, en este caso los parqueaderos.”  

La importancia de garantizar el acceso a baños públicos 

La problemática de no tener suficientes baños para todos los ciudadanos es que pasa a convertirse en un problema de salud pública.  Milena Rossa* trabajadora desde hace nueve meses de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos del Distrito, asegura que: “Nosotros no tenemos ningún tipo de acceso para poder hacer nuestras necesidades. Nos toca aguantarnos todo el turno” 

Al preguntarle respecto a qué dice la empresa sobre el acceso a baños afirma que: “Nos dicen que tenemos que hacernos amigos de la gente y rebuscar.” Para Milena, como muchos otros trabajadores que no tienen un puesto fijo de trabajo; también habitantes de calle, es una situación diaria que deben soportar. 

Iniciativas populares a favor de los baños públicos 

Por parte de la Organización No Gubernamental ‘Temblores’, quienes se dedican a procesos comunitarios de transformación social, se realizó el informe ‘Algo Huele Mal’. A través del cual hacen una denuncia pública sobre la inexistencia de baños públicos de acceso gratuito.  Esta situación constituye: “masivas violaciones a los derechos fundamentales a la dignidad humana, al libre desarrollo de la personalidad, a la intimidad personal y a la igualdad de las personas habitantes de calle” asegura Temblores en el documento. 

Tras terminar la investigación, Temblores realizó una denuncia por la vulneración de los Derechos Fundamentales de los Habitantes de Calle. En este informe exigen “garantizar la protección de la vida, la integridad, la dignidad, el libre desarrollo de la personalidad, la intimidad personal y la igualdad de esta población”.  

La ONG realizó una Acción Pública de Inconstitucionalidad, exigiendo 3 puntos:  

  1. Adecuación temporal de baños públicos del erario público para Habitantes de Calle. 
  1. Inaplicabilidad del numeral 11 del artículo 140 de la Ley 1801 del 2016. 
  1. Creación de plan de emergencia ante la vulneración de Derechos Fundamentales por parte del Distrito Capital. 

La Corte Constitucional a través de la sentencia C-062 del 2021 declaró que no se debe aplicar las sanciones del numeral 11 en el Art. 140 de la Ley 1801 del 2016 a los Habitantes de Calle. También se exige que las autoridades municipales y distritales que no políticas públicas para garantizar el acceso a infraestructura sanitaria en el espacio público, deben hacerlo. Otorgando garantías para que la calidad de vida de esta población se vea menos vulnerada. 

Otras perspectivas sobre el uso del espacio público 

El concejal por Bogotá, Diego Cancino del Partido Alianza Verde, habló respecto al desarrollo del proyecto de baños públicos. Él considera dos aspectos: “Una, está un poco atrasado, tiene que agilizarse aún más y dos, la estigmatización por parte de la administración frente al uso público de baños de habitantes de calle no ha mermado”. 

Otra problemática es que la estigmatización por las situaciones donde los habitantes de calle hacen sus necesidades fisiológicas en el espacio público; de acuerdo con Diego esto se debe a que se ha dicho públicamente que deben multar a estas personas: “Eso no es posible debido a la sentencia, es contraproducente y no está permitido señalar ese tipo de multas”. 

Según el concejal, teniendo en cuenta la sentencia de la Corte Constitucional se deberían construir más baños públicos y: “la oferta debe ser lo justa, para que cualquier persona tenga acceso a ese derecho que es Fundamental”. Desde el Concejo de Bogotá se realizó un debate de control político, donde revisaron cómo van avanzando y la construcción, dentro del mismo se señaló que no se debía seguir estigmatizando a los Habitantes de Calle frente al uso del espacio público. 

El futuro de los baños públicos en Bogotá 

Al ser un proyecto piloto la durabilidad de la primera fase está prevista para un año, en el 2023 el DADEP junto a la Terminal deben realizar: “La evaluación de las condiciones técnicas, jurídicas y financieras. Para la instalación de otros módulos en la ciudad, pero eso solo lo podremos saber hasta el año entrante” aseguró la directora del DADEP.   

Para la construcción de estos tres primeros módulos, la terminal de transporte gastó un total de $429.944.000. El de Puente Aranda fue de $131.302.000; en Suba $141.312.000 y para Usaquén $157.330.000, la variación se debió a los costos de instalación que no fueron los mismos para las ubicaciones, de acuerdo con información brindada por la directora del DADEP. 

A parte de los pilotos de baños públicos, el Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud (IDIPRON) tiene un módulo ubicado a una cuadra de la Plaza de Bolívar. A pesar de que la ciudad cuenta con los 3 nuevos espacios suministrados por el DADEP y el de IDIPRON no dan abasto con la población de Bogotá. Esto se comprueba con la siguiente gráfica realizada por el Grupo de Sostenibilidad UniAndes, para los 8,380,801 habitantes de la ciudad no hay suficientes baños públicos.