Vivir con chikungunya

Jueves, 28 Mayo 2015 15:36
Escrito por

El chikungunya acaparó por semanas la agenda informativa nacional. Aquí le presentamos las secuelas de vivir con esta enfermedad.

El zancudo del chikungunya prolifera en zonas húmedas.||| El zancudo del chikungunya prolifera en zonas húmedas.||| Foto por: American Patriot|||
1123

¿Que se siente?

Al principio fiebre, malestar general y un dolor impresionante en todo el cuerpo. Uno cree que se va a morir. Me dolían los ojos, los hombros, los brazos, las manos, todas las articulaciones, Todo. Después de eso aparece un brote en todo el cuerpo, como un salpullido. Los primeros sintomas me duraron como dos días. No me podía levantar de la cama. Esos mismos síntomas duraron tres meses, sin embargo el primer mes fue el peor. Mauricio, mi esposo, en un principio no podía pararse debido al dolor de tobillos y a la inflamación del pie.

Doblas la muñecas o intentas agarrar algo y ese dolor te hace ver estrellas. El dolor se asemeja al que se puede sentir con una artritis, yo me inflamé muchísimo en las muñecas. Las manos, los pies y los hombros son las partes del cuerpo que más afectan a las personas. A mi me dolían sobretodo las manos. Mi esposo se vio bastante afectado en los pies.

¿El chikungunya le ha dejado secuelas?

Ya llevo un poco más de cuatro meses con el Chikungunya. Después del tercer mes, el dolor va y viene por días. Ya me he sentido mejor. De vez en cuando siento dolor y me inflamo en las manos, los pies, los tobillos y las muñecas.

Ya se puede decir que estoy mejor. Me duelen las manos al cerrarlas a veces, lo cual es un gran avance, antes no podía cerrarlas. El dolor intenso en realidad dura aproximadamente 4 meses. No repite en el sentido de que lo vuelve a picar uno el zancudo y le da a uno fiebre, brote, de todo, no. Pero si hay semanas en las que te sientes súper bien y otras en las que recaes, en ese sentido si se torna repetitiva la enfermedad.

Recomendaciones del médico

Fui a muchos médicos y en los exámenes de sangre a mi no se me bajaron las plaquetas como suele pasar, así que no me declararon el chikungunya. A Mauricio sí, lo raro era qué teníamos los mismos síntomas. Yo estaba segura de que lo que tenía si era el Chicungunya. El médico solo te receta pastillas para el dolor. El único tratamiento es el acetaminofén. En Honda tomaban la misma droga para la artritis que para una cosa, que para la otra. Todos los médicos me decían que no hay nada para eso, que tomara acetaminofén.

En Honda fumigaron tarde, pero en todo caso sirvió para que a la final no le diera a todo el pueblo. Fumigaron como tres fines de semana seguidos y luego pararon. No volvieron a fumigar. Los hospitales aseguran que no se murió nadie de eso. Pero hubo un señor al que le hicieron una operación y se había infectado pero parece que fue todo una confusión, nunca se confirmó el Chikungunya. Dicen los rumores que murieron 4 hondanos

El zancudo del chikungunya se diferencia por unas líneas blancas en el exoesqueleto. Su picadura es un viaje sin escalas a la cama acompañado por fuertes dolores musculares, en las articulaciones y en casi todo el cuerpo. Al tratarse de una enfermedad sin cura lo único que se puede hacer es tratar el dolor. El chikungunya es una compañía eterna.

José Ignacio Rodríguez sentía que se iba a morir cuando un zancudo le contagió el chikungunya. La picadura ocurrió en Honda, Tolima una semana antes de que el gobierno dictara su primera medida de prevención. Rodríguez padeció un mes de terror con los tobillos como pelotas y sin poder dormir.

La experiencia con los médicos fue difícil. Al no estar diagnosticada en el país el chikungunya no fue parte de los resultados dados por los doctores. “Nos recetaron acetaminofén”, recuerda José Ignacio indignado y con una leve inflamación en la muñeca derecha. Los médicos recetaban medicina para el dolor, semanas después les dijeron que su cuadro era la novedosa enfermedad pero que igualmente no había ningún tratamiento salvo aminorar el dolor.

“El dolor se asemeja al que se puede sentir con una artritis, yo me inflamé muchísimo en las muñecas”, relata Rodríguez, que 4 meses después de la picadura padece de dolores en los codos, las muñecas y los tobillos. Hoy desempeña su labor de ama de casa sin complicaciones y sigue visitando Honda sin temor.

Dicen que si el zancudo vuelve a picar a una persona ya contagiada los síntomas regresan con la intensidad inicial. José Ignacio afirma que esto no sucede ya que ha regresado a Honda y nadie, de todos sus conocidos, ha recaído. Los médicos colombianos no hablan con propiedad sobre la enfermedad, los venezolanos tienen más experiencia con esta enfermedad pues en el vecino país la enfermedad tuvo alcance en casi todas las ciudades por ser de clima cálido en general.

Marisela Azócar, epidemióloga del estado Anzoátegui, declaró que la enfermedad no vuelve a dar ni se recae en ella. Así como no se puede huir de ella es imposible caer de nuevo. Nohora y su esposo ya casi no sienten la enfermedad aunque hay momentos en que el dolor les recuerda ese mes infernal posterior a la picadura del bicho de rayas blancas.

Las secuelas del chikungunya son minutos de intenso dolor. “Me duelen las manos al cerrarlas a veces, lo cual es un gran avance, antes no podía cerrarlas”, dice José Ignacio mientras levanta su taza de café y se lleva el líquido caliente a los labios.

El chikungunya fue originado en Tanzania en el año 1952. La enfermedad invadió todo el continente africano y llegó a Asia. Los recientes contagios en América y Europa levantaron las alarmas en países tropicales como Venezuela y Colombia causando cerca de 10,845 contagios en América Latina.

@velandiatovar