El mosquito del dengue contagia al país

Domingo, 18 Mayo 2014 14:54

La Secretaría de Salud ha detectado 964 casos de dengue durante este año en Bogotá. Hasta el momento, 19 personas han sido diagnosticadas con dengue avanzado y una ha muerto. Diariamente se presentan 360 casos de dengue en la capital y Neiva es una de los principales focos de contagio.

Esta es la imagen que representa la campaña contra el dengue del Ministerio de Salud Nacional.||| Esta es la imagen que representa la campaña contra el dengue del Ministerio de Salud Nacional.||| Foto: Ministerio de Salud|||
547

Este año 412 (44,1%) mujeres y 552 (55,9 %) hombres han sido diagnosticados con dengue en Bogotá. El virus no se producen en climas fríos, pero las personas se pueden contagiar al visitar climas cálidos, esparciendo la enfermedad por todo el país. “El dengue en Colombia representa un problema prioritario en salud pública, debido a la reemergencia e intensa transmisión con tendencia creciente desde hace aproximadamente tres años”, mencionó Patricia Téllez, funcionaria del Instituto Nacional de Salud.

Las personas contagiadas en Bogotá, adquirieron el virus en departamentos como Cundinamarca con 256 casos, Tolima con 217 casos y Huila con 1209 casos, según informó la Secretaría de Salud. Con respecto a los 1.192 casos detectados en 2013, para la Secretaría de Salud la disminución en un 19% del virus es muy importante pues “estas cifras evidencian que los planes de acción en salud han atenuado las cifras y disminuido sus curvas crecientes”.

El dengue es una enfermedad viral  propia de las zonas tropicales de América, África y Asia. Se produce por la picadura del mosquito Aedes Aegypti, una de las especies que circula con mayor frecuencia en Suramérica. La enfermedad es transmitida únicamente cuando el insecto se alimenta con sangre de una persona que ya se encuentra contagiada y luego pica a otras personas. “Los síntomas del dengue solo son evidentes en los pacientes cinco o seis días después de la picadura”, dijo Angélica Caballero, epidemióloga de la Universidad Juan N. Corpas.

Esta enfermedad se caracteriza por presentar generalmente síntomas como fiebre, dolor en los huesos, dolor de cabeza, dolores en las articulaciones, pérdida del apetito y dolor detrás de los ojos. Además, existen señales de alarma que indican que el dengue es avanzado o hemorrágico, “el decaimiento, la permanencia de fiebre, el sangrado en las encías  y en la orina, los moretones en la piel y el dolor abdominal persistente son síntomas muy graves”, señaló Caballero.

Las personas que presentan estos síntomas por ningún motivo deben auto medicarse, deben ingerir abundante líquido y acudir lo más rápido posible a un centro de salud. “Hay que tener muy presente que el Dengue es prevenible, si se trata a tiempo y si no se empeoran los síntomas tomando medicamentos que no corresponden. El dengue es una enfermedad mortal”, mencionó Téllez.

Para prevenir el dengue se debe evitar estancar agua, pues los depósitos sirven de criadero para los mosquitos. La hembra pone sus huevos en las paredes de recipientes con agua almacenada, limpia y a la sombra. Un solo insecto puede poner 80 a 150 huevos, cuatro veces al día. “Los mosquitos del dengue ponen sus huevos en depósitos de agua como albercas, floreros de plantas acuáticas, llantas, baldes de agua y cualquier recipiente que contenga agua. Allí se desarrollan las larvas y después pasan a su forma adulta que es la que transmite el virus”, mencionó Caballero.

Ante al aumento del virus a nivel nacional, la Secretaría de Salud hizo algunas recomendaciones con el fin de disminuir los casos de dengue en el país y evitar su propagación en dengue en  departamentos que hasta ahora no han reportado ningún caso. Para prevenir ser contagiado por el Aedes Aegypti, usted debe:

  • Cambiar con frecuencia el agua de los floreros y de los bebedores de animales.
  • Eliminar la basura acumulada en patios y áreas al aire libre.
  • Lavar los tanques o albercas en las que se almacena agua una vez a la semana.
  • Evitar estancar agua.
  • Rellenar con tierra tanques sépticos en desuso y desagües abandonados.
  • Perforar las llantas ubicadas en parques infantiles, pues estas estancan agua.
  • Utilizar repelentes en las áreas del cuerpo que están descubiertas.
  • Usar camisas de manga larga y pantalones largos.
  • Usar toldillos en las camas, sobre todo cuando hay pacientes enfermos.