Nuevo aplazamiento del torneo universitario de karate, ¿qué está pasando?

Viernes, 06 Octubre 2017 19:12

La realización del evento se ha visto afectada en dos oportunidades por la falta de organización y de previsión. 

Estudiantes de la Universidad del Rosario que participarán en el torneo de Cerros junto al sensei Pablo Ríos||| Estudiantes de la Universidad del Rosario que participarán en el torneo de Cerros junto al sensei Pablo Ríos||| |||
841

El grupo universitario deportivo Los Cerros es un conjunto de integración deportiva y cultural que nació en 1987. En este se realizan encuentros deportivos de forma semestral en varios deportes como fútbol, natación, rugby, karate, entre muchos otros. Los encuentros deportivos donde se llevan a cabo enfrentamientos entre los equipos universitarios, en la modalidad de karate ha tenido dificultades en su realización en los últimos tres eventos.

Desde hace un par de meses se ha venido postergando la competencia del evento de combate. Supuestamente, el sábado 7 de octubre se realizaría el torneo de karate entre universidades, que se había planteado en un principio para el pasado 21 de septiembre. Hay que tener en cuenta que se planeó en el organigrama anual para hace más de dos meses

Son pocas las razones y opiniones que los directivos y organizadores brindan respecto a los aplazamientos. El coordinador del evento, Luis Ernesto Pachón, quien hace parte del cuerpo organizativo de la Liga de Karate de Bogotá, dice que este tercer aplazamiento se debe a que algunas universidades, a las que no quiso referirse de forma directa y que brindan un alto número de competidores al torneo, pidieron la postergación.

La razón que brindan los colectivos universitarios, es que los participantes entran en semana de vacaciones y muchos deportistas viajan a sus respectivas ciudades, y si no se aplazara la competencia, estos no podrían participar.

Varios competidores, quienes pidieron no revelar su identidad, tienen distintas posiciones respecto a los aplazamientos. Un karateca de la Universidad de la Salle, dice que es una oportunidad más para seguir perfeccionando técnicas antes de la competencia. Este deportista, a quien llamaremos Carlos para proteger su privacidad, lleva tan solo un par de meses practicando en su grupo universitario, es de la costa Caribe y esta será su primera competencia.

En la misa razón que argumenta Carlos, se dio el segundo aplazamiento de la competencia. El sensei Pablo Ríos en una ocasión anterior dijo que universidades como Los Andes, la Javeriana, Los Libertadores y La Salle, pidieron a la organización un aplazamiento, debido a que estas llevaban poco tiempo inscritas al torneo. Tan solo llevaban dos semanas entrenando.

Tal decisión se tomó por votación, donde entrenadores de otras universidades y cuerpo técnico y organizativo de la Liga de Karate Do Bogotá y la Federación Colombiana de Karate Do del torneo, llegaron a la decisión de un aplazamiento. Es decir, pidieron que se prorrogara porque algunos de sus competidores se encontraban en las primeras fases de entrenamiento, por lo cual necesitaban más tiempo para que pudieran participar en el torneo.

Otros casos

Alejandro Esquerra, entrenador del equipo de karate Lafayette Karate-Do, y quien fue miembro de cuerpo directivo de la Liga de Karate de Bogotá, considera que la falta de organización se debe a los cambios tan constantes que hay entre las directivas de la liga, afirma que se han presentado muchos cambios, y que los deseos de los nuevos directivos de la Liga de Karate Do Bogotá son muy diferentes a los que tenían los anteriores.

Este no ha sido el único torneo que se ha visto afectado por los aplazamientos. El pasado 31 de agosto. El torneo de karate Ascun (Asociación Colombiana de Universidades) que se realizaría el 2 de septiembre quedó aplazado para el 4 de noviembre. La justificación también fue que en una reunión entre directivos de las asociaciones y las universidades se decidió que tales entidades inscritas en las competencias de categorías intermedias y avanzadas necesitaban más tiempo para poder organizarse.

Los comentarios de los competidores han sido a favor y en contra. Santiago, a quien también le protegemos su integridad por ser menor de edad, cree que el aplazamiento del torneo ayuda a que se refinen habilidades que no se desarrollaron por completo para el tiempo inicial de la competencia. Algunos otros como José Duarte Nuñez, competidor, por parte de la Universidad del Rosario, y cinturón marrón en karate, opina que esto de aplazar torneos previamente dispuestos a último momento, hace que tengan que disponer de nuevos entrenamientos, cambios de rutina, hace que tengan que mantener por más tiempo dietas estrictas, etc.

De todo el caso, queda decir que las irregularidades que dan a través de estos percances afectan directamente a los mismos deportistas, que en primer lugar tiene que cambiar sus rutinas. Y seguidamente tienen que tomar nuevas consideraciones respecto a sus entrenamientos. Faltaría preguntarse por el trasfondo de estos eventos, ¿se están haciendo de forma intencional para perjudicar o beneficiar a algunos competidores?  O ¿son parte de circunstancias que se han presentado de forma inesperada? Sea cuál sea la respuesta, los competidores y todos lo que hacen parte del torneo esperan que se lleve a cabo sin ninguna otra irregularidad el próximo 21 de octubre.