¿Cómo va la movilidad eléctrica en Bogotá?

Miércoles, 09 Noviembre 2022 11:54
Escrito por

Tras conocer los proyectos de acabar con los motores de combustibles fósiles, como en California (Estados Unidos), le contamos cómo avanza la capital en esta materia.

Scooter||| Scooter||| Tomás Osorio|||
272

Bogotá es una de las ciudades más contaminadas de Latinoamérica. Según estudios de calidad de aire de Green peace y la concentración anual de Pm2,5,( Partículas de pequeño tamaño) fue del 13,7 µg/m³, que es más del doble recomendado por la  Organización Mundial de la Salud OMS. Según la Secretaria de Movilidad Los vehículos a motor en Bogotá generan un 48% de gases de efecto invernadero (GEI). Estas son preocupantes cifras para los bogotanos y su estilo de vida.  

Darío Hidalgo, experto en movilidad eléctrica, menciono en una entrevista para Plaza Capital que: “el problema de Bogotá en la calidad del aire  es que requiere soluciones drásticas y las fuentes móviles responden por una porción muy alta del total de contaminantes en el aire Bogotá.  En esa medida la movilidad eléctrica puede contribuir a reducir esas emisiones y mejorar la calidad del aire y la salud al mismo tiempo”. 

Situaciones como estas han buscado ser cambiadas con diferentes proyectos desde la alcaldía y privados. Proyectos como lo son el día sin carro, el pico y placa y la que compete, la implementación de vehículos eléctricos por la ciudad. Y es que este tipo de movilidad es una de las alternativas más notable al rededor del mundo. Como ejemplo, Estados Unidos y específicamente California, lugar en el cual se prevé que para el 2030 se frene la venta de vehículos a motor, y que todo el sistema integrado de movilidad pública sea eléctrico. 

 ¿Cómo va la movilidad en Bogotá? 

 En la capital, existen alrededor  de 2.610 vehículos eléctricos, 2.067 vehículos dedicados a gas natural y 6.393 vehículos híbridos eléctricos registrados por la secretaria de movilidad. También, por parte del transporte público, tanto el sistema, Transmileno y SITP es ejemplo para Latinoamérica con más de 1000 buses eléctricos y uno de los talleres más grandes del Cono Sur.  

Como se menciona en la página de la Alcaldía, “la flota eléctrica está compuesta por 271 vehículos tipo busetón, con capacidad para 50 pasajeros, y 135 vehículos tipo padrón, con capacidad para 80 pasajeros. La entrada en operación se hará de manera progresiva, iniciando con 213 buses, el sábado 2 de abril, y 193 el próximo 23 de abril”. 

Además, Bogotá cuenta con 52 puntos de recarga de acceso público y a 2022 se tendrán 20 cargadores rápidos de uso público con potencias superiores a 50 kW. Por lo que se está pensando en una mayor infraestructura que se estará intentando integrar con diferentes regiones del país e impulsar el transporte eléctrico. 

También es fundamental mencionar el cable de ciudad bolívar y el metro que se está construyendo en la capital. Con respecto a este tema, Darío Hidalgo resalta el esfuerzo de la alcaldía por estos proyectos y como estos pueden proporcionar a Bogotá una gran mejora en materia de ambiente, aunque también alega que se le debe dar más importancia en materia de presupuestos para que el alcance de estos designios no se quede solamente en el sector privilegiado más allá del transporte público. 

 ¿Qué beneficios trae el uso de un vehículo eléctrico? 

Si usted ha pensado en adquirir un vehículo de este tipo, puede tener en cuenta que pasado 11 de julio, entró en vigencia la Ley 1964 de 2019 que promueve el uso de carros eléctricos en Colombia, en esta se realizan incentivos para que los Colombianos comiencen a adquirir y también a tomar conciencia del beneficio que trae el uso de este tipo de movilidad. 

Dentro de los incentivos se encuentra, la excepción del pico y placa en todas las ciudades del país, revisiones técnico-mecánicas gratuitas, y reducción de alrededor del 5% de los impuestos por el vehículo. Para esto también se ha creado una infraestructura a nivel nacional para generar un soporte a los vehículos, según la secretaria de movilidad, de aquí a tres años las principales ciudades del país deberán garantizar la existencia de un mínimo de cinco estaciones públicas de carga rápida en su territorio. Y por su parte, Bogotá en ese mismo periodo 10 estaciones similares, de por lo menos 50 kWh. 

Por otro lado, en materia pública, se provee que tanto Transmilenio , como SITP desde el 2022 todos los buses comprados deben de ser eléctricos y se espera que para el 2030 la totalidad de los servicios de transporte sean eléctricos. 

Por último, el estado obliga a los centros comerciales con parqueadero a disponer un 2% de sus establecimientos para poner espacios de carga eléctrica. Con esta infraestructura se esperan unos resultados en donde la movilidad se impulse y para el año 2040 la mayoría de los vehículos sean eléctricos. 

 ¿Es fácil adquirirlo? 

Los precios de los vehículos son muy variados, si no se toma en cuenta los beneficios posteriores, algunos pueden ir más allá de los presupuestos de la ciudadanía en común. Un carro como lo es un twizy ronda entre los 60 millones de pesos, precio de un vehículo a motor normal. Por otra parte, las motos eléctricas, también conicidad como bióbicis, rondan los 10 a 20 millones. La scooter o también patinetas eléctricas rondan precios desde el millón de pesos hasta los 13 millones de pesos. Por último, las bicicletas rondan por los mismos precios, es posible conseguirlas desde 4 millones en adelante que han subido de precio a lo largo de este año y van variando según su consumo. 

Algunos ciudadanos interesados en estos vehículos, como el caso de David Franco menciona, un interés por adquirir un vehículo como una scooter o una bicicleta eléctrica, apunta: [] “los precios son razonables por el mercado actual, pero el alza de precios no le permitieron realizar la compra” además considera que en Bogotá debe mejorar su infraestructura para este tipo de servicios. Muchos como David esperan un cambio para poder sumarse al uso de estos vehículos 

Por otro lado, usuarios desde otras ciudades como Mateo Osorio mencionan y resaltan “los beneficios económicos, el ahorro, el ahorro del tiempo y la versatilidad” contrastando con la ciudad de Medellín, se menciona una infraestructura creciente y que todos los días  implementa más tomando en cuenta las limitaciones y problemas que tiene la topografía de la ciudad. También menciona que todo esto ha servido para mejorar la gran cantidad de contaminación vehicular y de aire que hay en la ciudad, que puede demostrar una gran similitud con la Capital. 

Concesionarios como Ninebot también relatan la importancia de este tipo de movilidad al relatar] “el valor ecológico, es un beneficio muy grande por la gran cantidad de contaminación que hay en Bogotá, el valor se da en la portabilidad, la facilidad de carga, los bajos precios después de adquirido y en especial el valor al medio ambiente”. Además, resalta su compromiso con los usuarios y una mejora a los problemas que se generan por todos los temas de movilidad en Bogotá. 

También concesionarios como Biológica Motos, especializados en motos y patinetas, afirman que los productos más vendidos generalmente son “las bicicletas tipo moto entre los 500 a los 2000 vatios”  Cuentan que todos los repuestos y partes de los vehículos son importados, por lo que a lo largo del año los precios han subido por la situación económica mundial. Así que por lo que se preocupa es por una disminución de las ventas y un posible freno a este cambio. 

Ahora bien, han surgido diversos proyectos para incentivar el uso de vehículos eléctricos en la ciudad, un ejemplo es la Universidad del Rosario. El 1.º de septiembre de 2021 la Universidad comenzó con un proyecto en donde dispone de bicicletas y patinetas eléctricas para todos los estudiantes de la universidad, El promotor de este proyecto sostiene que esto beneficia a la movilidad de Bogotá y más importante recalca el beneficio del medio ambiente, pero teniendo en cuenta la vida útil de los aparatos y como pueden causar perjuicios después de utilizados. 

 Retomando a Darío Hernández, mencionó que el camino hacia la exclusividad a la movilidad es largo y tal vez más tardado que en otros países, pero está seguro que con el avance tecnológico Bogotá no se quedará atrás. 

Es posible decir que el camino hacia la movilidad eléctrica está en proceso, el gobierno de Colombia y los empresarios están trazando la vía hacia un futuro sostenible en donde la movilidad ayude a mejorar a Bogotá y a sus habitantes, los vehículos, a pesar de no estar en completa sostenibilidad, son un paso para un mundo más sostenible.