Los tres directores bogotanos que llegaron al Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires

Viernes, 11 Mayo 2012 04:02

En el mes de abril, se llevó a cabo la decimocuarta versión del BAFICI en la ciudad de Buenos Aires, en el que se exhibieron más de 449 películas entre largos y cortometrajes de todo el mundo. Tres documentales fueron dirigidos por colombianos.

Teatro 25 de mayo, proyección Papirosen, ganadora de la competencia de selección oficial Argentina.||| Teatro 25 de mayo, proyección Papirosen, ganadora de la competencia de selección oficial Argentina.||| Foto: Cortesía BAFICI|||
687

Felipe Guerrero, Carlos Osuna y Paola Michaels son tres bogotanos de no más de 40 años que se han  dedicado a la fotografía, el arte digital, el video y el montaje de películas. Cada uno, por aparte, llegó este año a Buenos Aires para presentar, como directores, sus películas en el evento más grande y prestigioso para el cine independiente en América Latina: el BAFICI.

El festival nació en 1999 y desde entonces se ha consolidado como uno de los más importantes del cine independiente a nivel mundial. Este año rompió récord en asistencia: más de 350 mil personas concurrieron a las 1012 funciones que se proyectaron en el Planetario Galileo Galilei y en el Anfiteatro del Parque Centenario, este último sede de los ciclos de Cine al aire y Baficito, cuya entrada fue libe y gratuita.

Entre las películas seleccionadas para proyectarse, tres contaron con la dirección de jóvenes bogotanos dedicados a la producción cinematográfica. Felipe Guerrero, quien se ha dedicado por diez años al montaje, es director del largometraje Corta (2012), cuya producción se hizo en alianza con Argentina y Francia. Fue este su segundo film rodado en 16 mm y que se concibe como cine estructuralista. En Corta, Guerrero registra a un grupo de trabajadores de una cosecha de caña de azúcar en la selva colombiana, generando emociones intensas al espectador a lo largo de los 69 minutos de duración.

Por su parte, Carlos Osuna graduado de Artes Visuales de la Universidad Javeriana, encantó al público con el largometraje Gordo, calvo y bajito (2011), cuya producción contó con el apoyo de Francia. Álvaro Bayona, Jairo Camargo y Sandra Reyes protagonizan esta historia en la que se recrea el cuerpo como fantasía en la lucha humana por ser exitoso y bello.

Finalmente, Paola Michaels quien se dedica a la fotografía y el arte digital presentó en la ciudad de Buenos Aires su película La casa (2012), que surgió de la alianza con el país argentino para su rodaje. La casa es una historia surreal, que cuenta los sucesos ocurridos en una casa abandonada a partir de infinidad de detalles sonoros y visuales que invitan al espectador a recrear los personajes y sucesos que allí se narran.

Así, este año los porteños y extranjeros que se dieron cita en la Ciudad de Buenos Aires, pudieron disfrutar de diversidad de temas y situaciones propuestos en los cortos. Del cine para niños y al aire libre; y entre tanta variedad disfrutar del talento de estos tres jóvenes bogotanos que aunque no ganaron, agotaron las entradas y exhibieron su prometedor trabajo como cineastas.