Así será el impacto para el bolsillo de los estudiantes por aumento de la tarifa del transporte público

Viernes, 06 Marzo 2020 15:27

Pese a que que la tarifa se congeló para adultos mayores, personas con discapacidad y que estén registradas en el Sisbén, todavía no se ha aplicado la tarifa diferencial para estudiantes.

Estación Universidades de TransMilenio, una de las más usadas por los estudiantes en la ciudad||||Ahorros para las familias en Bogotá|||| Estación Universidades de TransMilenio, una de las más usadas por los estudiantes en la ciudad||||Ahorros para las familias en Bogotá|||| Foto: Melissa Galvis Garcia||||Fuente: Julian Rodriguez Sastoque||||
140

Información adicional

  • Coautor 1: Melissa Galvis García

Pese a que Claudia López afirmó en campaña a la Alcaldía de Bogotá que no subiría el costo del transporte público, el pasado 2 de marzo se anunció el aumento de 100 pesos en la tarifa en el sistema de transporte integrado TransMilenio y SITP.

Esto quiere decir que ahora el costo del pasaje de TransMilenio será de 2.500 pesos y el del de SITP $2.300. El aumento no aplica para la población vulnerable: adultos mayores, personas con discapacidad o Sisbén. Sin embargo, la mandataria también prometió implementar la tarifa diferencial para estudiantes, ¿qué sucedió con esto?

Ver: La Mariposa de Usaquén, en peligro de extinción  

El acuerdo distrital del Concejo de Bogotá 615 de 2015 creó la tarifa diferencial en el transporte público para estudiantes, el cual cubriría máximo el 70% del costo de la tarifa ordinaria. El beneficio se aplicaría para estudiantes de colegio públicos, entre los grados sexto a once, y para las instituciones de educación superior, incluyendo estudiantes de estratos 1, 2 y 3 de instituciones técnicas, tecnológicas y universitarias.

Vista previa de imagen

La iniciativa la tuvo el partido del Polo Democrático, específicamente, el concejal Celio Nieves. Según Colombiacheck, este acuerdo debía entrar en vigencia en 2016, pero ya se completaron cuatro años y aún no ha comenzado a regir. Por este motivo, el cabildante ha recurrido a las herramientas legales para que entre en vigencia este acuerdo, sin embargo, en el último fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, quedó claro que TransMilenio no dispone de los recursos y trasladó la responsabilidad para adquirirlos a la Secretaría Distrital de Hacienda.

¿Cómo se tramita una propuesta de este tipo en el Concejo de Bogotá?

Plaza Capital dialogó con los asesores del concejal Julián Rodríguez Sastoque del Partido Alianza Verde quienes explicaron que el proceso para tramitar una propuesta en el Concejo de Bogotá consta de ocho pasos:

Rodríguez expresó no estar de acuerdo con la decisión de la Administración sobre el aumento de la tarifa, indicando que algunos estudiantes deben “sacrificar el dinero que disponen para cubrir gastos indispensables, como el almuerzo o copias, y a su vez, afectando los ingresos económicos a hogares vulnerables que incluso deben incurrir a gastos de transporte informal en localidades como Suba, Usaquén, Ciudad Bolívar, Usme, Bosa, Kennedy, entre otras”.

Ver: Nuevos cambios para el 'pico y placa pago' en Bogotá

Según el concejal, la Alcaldía de Enrique Peñalosa no hizo los esfuerzos correspondientes para evitar el alza de este año y, además, no es justo aumentar la tarifa por un sistema que califica como ineficiente.

Con esta propuesta no solo  se ayudaría a los estudiantes, también a su familia a reducir los gastos del hogar. Si se implementara esta propuesta, este sería el ahorro de esta población:

Por ejemplo, con este acuerdo, el ahorro en TransMilenio sería de 750 pesos y en el caso del SITP sería de 690 pesos por pasaje. “Mensualmente los estudiantes se ahorrarían, suponiendo 60 pasajes mensuales, entre 41 mil y 45 mil pesos lo que les beneficiaría para comprar fotocopias, almuerzo, libros, entre otros”,  aseguró el concejal.

¿Y los estudiantes?

De acuerdo con las declaraciones del concejal, hablamos con dos estudiantes de la Universidad del Rosario sobre cómo este aumento afecta su bolsillo:

Isabela vive en el barrio Tibana en la localidad de Puente Aranda, en el occidente de la ciudad. Para llegar a la sede de la Universidad del Rosario que está ubicada en el centro de la ciudad ella utiliza el servicio de SITP. Todas las semanas carga en su tarjeta 25000 pesos para cubrir sus viajes a la universidad y los demás movimientos que tiene que realizar por la ciudad.

Ella no ha hecho las cuentas exactas de cuánto dinero gasta de más ahora que el pasaje cuesta 2500 pero si ha notado que el dinero se acaba más rápido. Su presupuesto mensual sigue siendo el mismo, pero ahora debe reducir gastos en cosas como comida o copias para así cubrir los diez pasajes que gasta a la semana.

Ver: Sara López, la mujer con más Copas Mundo de tiro con arco

Silvia, por otra parte, vive fuera de la ciudad, específicamente en La Pradera, una inspección de policía del municipio de Subachoque (Cundindinamarca). Además del pasaje de TransMilenio, ella debe pagar el costo del bus intermunicipal que la lleva hasta el Portal de la 80. Este, así como el TransMilenio, aumentó al comienzo del año por lo que pasó de 5700 pesos a 6000 pesos así que el incremento en los gastos de transporte de esta estudiante fue de 400 pesos. Por esta razón es que ahora gasta 85000 pesos a la semana para movilizarse cuando el año pasado gastaba 81000 pesos. Para Silvia, este cambio implicó tener que pedirle más dinero a su mamá lo que a su vez implica que cosas como las salidas a cine o a un restaurante sean menos constantes.

La intención detrás de esta propuesta es alivianar la presión que hay sobre el bolsillo de los estudiantes bogotanos. Por ejemplo, el concejal Rodríguez puso como ejemplo las madres cabeza de hogar que ganan un salario mínimo y que sostienen a sus hijos. En total, gastan en transportes mensuales 360.000 pesos, lo que corresponde al 41.01% de su salario. Entonces, con la disminución de costos que generaría la implementación de esta propuesta permitiría a las familias más vulnerables ahorrar casi en un 15%, beneficio que ayudaría a combatir la deserción escolar por motivos económicos.