El turismo de vacunas en Estados Unidos, un plan alternativo para la inmunización de los colombianos contra el coronavirus ahora

Miércoles, 21 Abril 2021 05:17
Escrito por

Algunos estados de Estados Unidos han ampliado su plan de vacunación, permitiendo que extranjeros puedan acceder libremente a la vacuna contra el coronavirus de manera gratuita. Actualmente, los colombianos extranjeros tienen la posibilidad de viajar a Estados Unidos a vacunarse contra el Covid-19 sin el requisito de contar con ciudadanía o residencia de los Estados Unidos partir de la edad de 16 años. Mientras tanto, Colombia se encuentra en su segunda etapa de vacunación, destinada únicamente a la administración de la vacuna al grupo de colombianos entre los 60 y los 79 años.

||| ||| Collage de Manuela Bernal|||
1738

Debido a que los Estados del sur de Estados Unidos, como Texas, Louisiana, Arizona y Florida, tienen un excedente de vacunas por la poca voluntad de esta población de vacunarse bien sea por la desconfianza a las farmacéuticas y el contenido a la vacuna o por desinformación sobre los verdaderos efectos de esta, el Gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, anunció que “basándonos en las dosis que tendremos disponibles, ahora es el momento de expandir la elegibilidad de la vacuna lo más ampliamente posible, que es para todas las personas de 16 años o más en Louisiana”. Según el Departamento de Servicio de Salud de Texas, la ciudad permite la vacunación a todas las personas debido a que “no hay requisitos de residencia o ciudadanía para recibir la vacuna del Covid-19, y no se requiere un número de seguro social; es abierto a los que la necesiten”.

Colombia en la segunda etapa de vacunación

Colombia empezó su segunda etapa de vacunación el 16 de marzo del presente año, destinada únicamente a la administración de la vacuna al grupo de colombianos entre los 60 y los 79 años.

A pesar de esto, todavía no se ha completado la primera etapa, por lo que las personas menores de 60 años están buscando alternativas para recibir su vacuna en contra del COVID-19. En este momento el país está aplicando Pfizer, AstraZeneca, Janssen, Moderna y SInovac, sin posibilidad de que la persona puede elegir cual se le aplique. En Estados Unidos las únicas vacunas disponibles son Pfizer, Janssen y Moderna, utilizando el mismo mecanismo de aplicación de Colombia.

Vacuna gratis en Estados Unidos

Los colombianos que decidan viajar a Estados Unidos para aplicarse la vacuna podrán acceder a ella bien sea mediante clínicas hospitalarias de las grandes ciudades de Texas, Louisiana o Arizona, o agendando una cita en farmacias privadas de pueblos aledaños como CVS o Walgreens. Una vez se ha realizado la cita para la primera dosis, se agenda inmediatamente la cita para la segunda dosis. Una vez finalizada la aplicación de la primera cita, las farmacias entregan una cartilla de vacunación que señala el tipo de vacunas que fue aplicada, la fecha y el nombre. Por lo tanto, es fundamental llevar esta cartilla a la segunda cita de aplicación.

Otro aspecto importante a mencionar es que la vacuna en Estados Unidos es gratis por lo que flujo de turistas en estos últimos meses ha aumentado considerablemente, lo que ha generado un descontento en la población americana. En este momento, existe un vacío legal debido a que no existe una regulación clara para la continuación de la aplicación de vacunas para los extranjeros, de modo que las leyes de estos estados, y en general de cualquier estado norteamericano, pueden cambiar en cualquier momento.

En las redes sociales, varias personas habían afirmado que la aplicación de la vacuna por parte de extranjeros llevaba a la cancelación de la visa de turista, Sin embargo, el Gobierno americano hasta el momento no ha emitido ningún comunicado refiriéndose al tema.

Servicios de vacunas sin requisitos de residencia o ciudadanía en Estados Unidos

En una entrevista con Semana, la Embajada de Estados Unidos en Colombia le afirma al medio que “buscar un tratamiento médico en Estados Unidos es un propósito de viaje permitido para las personas que tienen un visado de visitante válido”. De acuerdo con un testimonio entregado a Plaza Capital, una colombiana que viajó a Estados Unidos recibió a comienzos de abril el servicio de vacuna sin necesidad del requisito de residencia o ciudadanía.

Esta persona agendó una cita de vacunación mediante la página web de un centro de salud de la Florida e, inmediatamente, se llenaron los datos con el nombre, edad y país de origen. Luego de esto, se despliega un formulario de preguntas relacionadas con temas de salud general o si ha tenido experiencias cercanas con el COVID-19, bien sea ella o su familia cercana. Al terminar el formulario recibe un correo de respuesta confirmándole la fecha de la cita y el lugar de vacunación. Después de esto, recibe mensajes de recordatorios diciéndole que se aproxima su cita, situación que continua hasta la segunda aplicación de dosis, debido a que están pendientes de que la persona asista. Finalmente, el centro de salud le dio un carnet, el cual confirma que efectivamente cumple con las dos dosis de la vacuna del tipo que se aplicó.

También le comentó a Plaza Capital que antes del 5 de abril, en Florida, existía una restricción de vacunación, ya que exigían la residencia o ciudadanía, sin embargo, está persona puedo vacunarse durante este tiempo, al ser una persona mayor de 70 años. Luego del 5 de abril, cualquier persona, residente, ciudadana o extrajera, ha tenido la posibilidad de vacunarse en los centros de salud, farmacias o supermercados de la Florida sin ningún problema, claramente desde los 16 años.

Vacunación eficaz en países ricos

En una entrevista con Plaza Capital, Lina Marcela García, Abogada y Magister en Economía, explica que existió un acuerdo entre los países, donde la forma de asignación de las vacunas sería mediante las condiciones mercado, quiere decir aquellos países que tengan más dinero para comprar las vacunas podrán acceder a ellas más fácil. Lina afirmó que aquellos países que tiene más recursos, mejores estructuras institucionales y más capacidad de agencia, como Estados Unidos, se están quedando con gran parte de las vacunas, lo que genera que aquellos países con menos ingresos, tengan un acceso más restringido.

Según la abogada, esto está generando que las personas, al darse cuenta que sus gobiernos no son capaces de asegurar una vacunación eficaz, están utilizando sus propios medios para poder vacunarse. El mayor beneficio de esto es que si hay exceso de disponibilidad, como en Estados Unidos, más personas podrán estar vacunadas, lo que contribuye a la protección generalizada y va sumando en la reducción de población de riesgo.

Un turismo beneficioso para el mundo

García resalta el hecho de que este turismo de vacunas es beneficioso para el mundo en general, debido a que cuanto menos personas estén contagiadas de Covid-19, menos posibilidades hay que el virus mute y, que esta mutación, pueda ser resistente a las vacunas disponibles en este momento. De acuerdo con Lina, si el sector privado ve que hay mucha demanda por la vacuna y que la gente efectivamente está dispuesta a pagar por ella, sector que tiene alta capacidad de incidencia en el contexto institucional de los estados, puede empezar a apoyar la idea de que el plan de vacunación sea controlado por este.

Además de esto, otro beneficio es el alto flujo de turismo que estaría entrando a Estados Unidos, debido a que aquellas personas que quieran vacunarse allí tendrán que, bien sea quedarse los días necesarios para la aplicación de las dos dosis o realizar dos viajes, pero en cualquiera de los casos, generaran ingresos para el país norteamericano, favoreciendo el turismo del mismo modo. Sin embargo, la abogada advierte que esta situación puede generar una ola de migración demasiado grande que acapare el mercado de vacunas y genere una escasez de este producto, dejando a residentes y ciudadanos americanos sin la posibilidad de acceder a la vacuna.