El #8M no se resumió en vandalismo, más de mil de mujeres se movilizaron pacíficamente en Bogotá

Martes, 09 Marzo 2021 02:35
Escrito por

Con medidas de bioseguridad, arengas, canciones, carteles, pancartas, gritos y exigencias, miles mujeres y colectivas feministas buscaron hacerse escuchar con el fin de reclamar sus derechos, denunciar la violencia machista y de género sistemática de la cual ninguna de ellas es ajena.

La mayor parte de la jornada transcurrió en talleres, arengas y una marcha serena|La mayor parte de la jornada transcurrió en talleres, arengas y una marcha serena|La mayor parte de la jornada transcurrió en talleres, arengas y una marcha serena|La mayor parte de la jornada transcurrió en talleres, arengas y una marcha serena|La mayor parte de la jornada transcurrió en talleres, arengas y una marcha serena|La marcha fue encabezada por mujeres con diversidad funcional|La mayor parte de la jornada transcurrió en talleres, arengas y una marcha serena|La mayor parte de la jornada transcurrió en talleres, arengas y una marcha serena|La mayor parte de la jornada transcurrió en talleres, arengas y una marcha serena||| La mayor parte de la jornada transcurrió en talleres, arengas y una marcha serena|La mayor parte de la jornada transcurrió en talleres, arengas y una marcha serena|La mayor parte de la jornada transcurrió en talleres, arengas y una marcha serena|La mayor parte de la jornada transcurrió en talleres, arengas y una marcha serena|La mayor parte de la jornada transcurrió en talleres, arengas y una marcha serena|La marcha fue encabezada por mujeres con diversidad funcional|La mayor parte de la jornada transcurrió en talleres, arengas y una marcha serena|La mayor parte de la jornada transcurrió en talleres, arengas y una marcha serena|La mayor parte de la jornada transcurrió en talleres, arengas y una marcha serena||| Marcela Guardo, edición María Alejandra Gonzales|Alejandra Téllez, edición María Alejandra Gonzales|Marcela Guardo, edición María Alejandra Gonzales|Marcela Guardo, edición María Alejandra Gonzales|Marcela Guardo, edición María Al|||||||
1800

El color morado inundó las principales calles de Bogotá. Miles de mujeres vestidas de negro salieron a marchar para conmemorar y recordar a aquellas mujeres que día tras día han luchado por los derechos de todas. Este 8 de marzo protestaron por la violencia machista y de género, dejando en claro que no querían #NiUnaMás. Para la Colectiva Históricas salir a marchar en la jornada del 8M emite el mensaje claro y directo que nosotras también habitamos la calle y que, por lo mismo, la calle debe posibilitarnos el vivir de forma digna.

“La calle siempre ha sido un espacio masculinizado y, por lo mismo, construido por y para los hombres.  En este sentido, el espacio público es el lugar en donde las mujeres desaparecen.  Así que intervenir en el espacio público emite el mensaje de que se debe respetar nuestro derecho a habitar este espacio y, aún más importante, que este derecho implica la posibilidad de sentirnos seguras en él. Nosotras como sujeto de derechos tenemos el derecho de habitar lo habitable”, explicó Daniela López, integrante de la colectiva feminista Históricas de la Universidad de los Andes.

De igual manera, las que no pudieron salir o movilizarse por diferentes razones, participaron de la jornada desde las redes, desde sus casas, desde su trabajo, desde donde les sea posible. Pues, de acuerdo con Beatriz Hernández, integrante de la articulación Estallido Feminista Nacional, articulación nacional de organizaciones de mujeres y feministas de diferentes regiones de Colombia, lo importante es exigir nuestros derechos, es pronunciarnos, es gritar que nos queremos vivas a todas.

“El 8M es conmemorar a las mujeres que trabajan día a día en las labores del hogar o en trabajos de cuidado remunerado y no remunerado. Pues, irónicamente, son ellas quienes no pueden salir a movilizarse porque están trabajando y, con su trabajo, sosteniendo el curso de nuestras vidas. Es el ejercicio de construir coherencias y también de nosotras mismas. El 8M, e incluso otras jornadas como el 25N, son una oportunidad para consolidar en red, para crear alianzas estratégicas y agendas comunes que permitan desarrollar los enfoques diferenciales en pro del ejercicio y respeto de nuestros derechos”, explicó Beatriz.

 

La violencia dentro de la protesta

Las marchas por el Día Internacional de la Mujer en la ciudad de Bogotá también registraron diferentes disturbios. Por un lado, un grupo de mujeres encapuchadas realizó actos que fueron considerados violentos y peligrosos por parte de la Secretaría Distrital de Gobierno de Bogotá contra varios buses de TransMilenio, contra las iglesias de San Francisco y Nuestra Señora de las Nieves, y contra varios locales comerciales en el centro de la capital de la República.

Según lo que se ve en los videos que publicó la Secretaría de Gobierno en su cuenta de Twitter, el establecimiento de comercio que atacó este grupo de mujeres fue el Cine Esmeralda PussyCat, un cine porno que se ubica sobre la Carrera Séptima. Este suceso se puede relacionar con el hecho de que múltiples mujeres en la marcha son abolicionistas de la pornografía y de toda forma en la que exista una forma de cosificación de la mujer. Por su parte, la intervención policial se presentó tras el intento de este grupo de mujeres de prender fuego y tumbar la puerta de la iglesia de San Francisco.  El Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) rodeó a este grupo y a más manifestantes por el lado de la iglesia, por la zona de Aguas y por el perímetro de la Universidad del Rosario.

No obstante, pese a estos sucesos, una parte de la marcha ya se encontraba en la Plaza de Bolívar. De hecho, una vez se calmó todo, se llevó a cabo el concierto y la velatón programadas en esta zona. Estos eventos contaron con la asistencia de más de dos mil personas.

 

¿Agenda feminista?

Desde el inicio de su historia, la agenda nacional e internacional del 8 de marzo hizo especial énfasis en el derecho al trabajo. No obstante, hablar de los derechos de la mujer en el marco de su derecho al trabajo implica hablar transversalmente de todos esos factores que le permiten ejercerlo. “Alrededor del derecho al trabajo digno de las mujeres se consolida una necesidad latente de hablar de derechos conexos. No vamos a tener derecho al trabajo si antes no tenemos acceso a una vida digna y libre de violencias”, comentó Beatriz Hernández.

El artículo 11 de la Constitución Política establece que “El derecho a la vida es inviolable” y, como adscribe la sentencia T-444/99 de la Corte, este “derecho constitucional fundamental a la vida no significa la simple posibilidad de existir sin tener en cuenta las condiciones en que ello se haga, sino que, por el contrario, supone la garantía de una existencia digna, que implica para el individuo la mayor posibilidad de despliegue de sus facultades corporales y espirituales”. Sin embargo, según demuestran las cifras, este derecho no parece tenerlo todo el mundo. La Fiscalía General reveló que hubo un aumento del 8.8% con relación a los homicidios de ese tipo registrados el año anterior. No más entre el 1 de enero y el 28 de febrero de este año, se han registrado 37 feminicidios en Colombia. De hecho, por tal razón, diferentes colectivos de mujeres colombianas se declararon en luto nacional por el aumento de feminicidios en pandemia.

“El luto nacional y la movilización de este día representan una respuesta a una política bastante violenta del gobierno y la sociedad en donde, pese a que en el discurso se exprese una cosa, ciertas vidas parecieran no valer”, expresó la colectiva feminista Históricas. Por todo esto, esta movilización reivindica la necesidad de seguirnos expresando tanto en las calles como en todos los espacios que hoy nos ofrecen diferentes alternativas de comunicación, según el Estallido Feminista Nacional. Para ellas, la movilización por el Día de la Mujer es un espacio que posibilita emitir comunicados y peticiones al gobierno y a la sociedad civil con aquellas exigencias que se requieren para vivir digna y libremente.  


Un poco de historia

El nacimiento del Día Internacional de la Mujer surgió del movimiento sindical. Su primera aproximación sucedió en 1908, cuando más de 15 mil mujeres marcharon por la ciudad de Nueva York con el fin de exigir mejores condiciones de trabajo, jornadas laborales más cortas, mejores salarios y el derecho al voto. Un año después el Partido Socialista de América declaró el primer día nacional de la mujer.

Un año después, Clara Zetkin, política de ideología feminista y militante en el Partido Socialdemócrata de Alemania, sugirió la idea de que este día se volviese internacional en una Conferencia Internacional de Mujeres Trabajadoras en Copenhague. Las 100 mujeres, de 17 países, que se encontraban en este recinto secundaron unánimemente la idea.  De esta forma, el 19 de marzo de 1911 se celebró el Día Internacional de la mujer por primera vez alrededor de múltiples países. Fue hasta 1975 que las Naciones Unidas apoyaron oficialmente el día de la mujer. ". El primer lema adoptado por la ONU en 1996 fue "Celebrando el pasado, planificando para el futuro". "Para reflexionar sobre los avances logrados, hacer un llamado al cambio y celebrar los actos de valentía y determinación de las mujeres comunes que han desempeñado un papel extraordinario en la historia de los derechos de las mujeres".

El Día Internacional de la Mujer es “un momento propicio para reflexionar acerca de los avances logrados, acelerar y comprometerse con los cambios hacia la igualdad sustantiva y celebrar la valentía y la determinación de las mujeres que han desempeñado un papel clave en la historia de sus países y comunidades para promover la participación de las mujeres en todas las esferas de la sociedad”, según un comunicado emitido por Unicef el 2019.