Madres comunitarias se toman la Catedral Primada de Colombia

Miércoles, 22 Agosto 2018 12:01

En la mañana del miércoles 22 de agosto, un grupo de madres comunitarias provenientes de distintas partes del país iniciaron una huelga de hambre en este icónico recinto de la capital.

Crédito foto: Gabriela Carvajal||| Crédito foto: Gabriela Carvajal||| |||
729

Cerca de 50 madres comunitarias se reunieron en la Catedral Primada de Colombia para llevar a cabo una huelga de hambre, como protesta a la negativa del Gobierno de garantizarles una pensión. Esto a pesar que el Ministerio del Trabajo las reconoce como trabajadoras en la Ley 289 de 2014.

El 9 de agosto de 2018, la Corte Constitucional decidió que las madres comunitarias deben asumir el 20% del pago para sus pensiones, mientras que el Estado el 80% restante. Estas mujeres, lideradas por Olinda García, presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores al Cuidado de la Infancia y Adolescentes del Sistema Nacional de Bienestar Familiar (Sintracihobi), se sienten afectadas porque no cuentan con medios de pago suficientes.

"Las mujeres no tenemos con que pagar, hemos dado toda la vida a este programa. No puedo pagar lo atrasado, tengo que seguir trabajando, así nadie se va pensionar en este país", señaló Olina García en el marco de la manifestación. 

Las asociadas de Sintracihobi también se sienten vulneradas porque, en su mayoría, son personas de avanzada edad y, en algunos casos, están en situaciones de discapacidad. Lo que afecta tanto el desempeño de su labor como su salud. Algunas de ellas vienen trabajando desde el año 1988, desempeñando varias funciones en estos hogares de trabajo vinculados al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

Las madres reconocen que Ángel Custodio Cabrera, como senador, empujó para que les dieran un bono de pensión, pero en la práctica esto nos les sirve, pues según ellas existen "demasiadas trabas” para adquirirlo. Hay, incluso, casos de mujeres que antes lo recibían y ya no lo hacen. El valor del bono es equivalente al tiempo que se haya prestado servicio como madre comunitaria, que no excede los $280.000 y es entregado cada dos meses.

Así mismo, García aseguró que esperan que el 23 de agosto, se pueda resolver su situación, cuando la Corte Constitucional debata la ponencia de la acción de tutela presentada para el "reconocimiento de pensión de vejez". Estas mujeres desean que pensionen a todas las madres comunitarias con más de 25 años de labores.

"Que nos reconozcan estos derechos que ya tenemos adquiridos. El gobierno tiene plata para quienes han desangrado este país, y nosotros, que hemos formado, no tenemos mirada", añadió la presidenta de Sintracihobi.

Estas madres también esperan quedarse dentro de la Catedral, a la espera de que se sumen cerca de 300 madres en representación de todas las inconformes del país, y a la espera de lo que decidan los magistrados de la Corte.

Entrevista a Olinda García:

Información adicional

  • Coautor 1: Gabriela Carvajal