Más mascotas, menos bebés

Miércoles, 29 Abril 2020 17:18

¿Por qué solo un 36% de los jóvenes colombianos tienen hijos? Una investigación de la Universidad del Rosario titulada '¿Qué piensan, sienten y quieren los jóvenes?' concluye la decisión que toman los jóvenes frente a la paternidad o la maternidad, prefiriendo una mascota que a un hijo con el que convivir y al que sostener. 

Leo, un perro criollo de Bogotá||| Leo, un perro criollo de Bogotá||| Fátima Martínez|||
357

Eran cuatro los que corrían por toda la sala jugando a intentar atraparse. En su afán por escapar saltaban a los muebles, se escondían bajo las sillas y de vez en cuando dejaban sus travesuras para acercarse a la mesa de comida. Pícaramente intentaban convencer con miradas a alguno de los adultos para que les diera un bocado de los majares que no alcanzaban. De repente sus juegos pararon, dos de ellos se miraron frente a frente: los ladridos empezaron y sus dueños a toda prisa intentaban calmarlos. Era la fiesta de cumpleaños de Juan José y estos inusuales asistentes de cuatro patas se habían convertido en el centro de atención. En la sala de la casa se aglomeran la mitad de ellos, que tenían tres características en común: eran amigos y familiares de 19 a 28 años, todos tenían mascotas y cuatro de ellas no se quedaban nunca solas en la casa, por eso asistían con honores a la fiesta.

Hijos de cuatro patas

Una de las invitadas era 'Lupe', una perrita de raza Schnauzer que desde hace un año no se pierde ninguna de las reuniones familiares. Miguel Barragán y Paola Castillo, sus papás, como ellos mismo se autodenominan, tomaron la decisión de adoptarla porque, como explica Paola, sentían que “su familia estaba lista para adoptar un nuevo integrante, y como los niños nunca han sido una opción, una mascota era ideal para esa necesidad”. Antes de 'Lupe' el apartamento parecía más espacioso de lo necesario para dos personas, era como si la distancia entre los muebles y los cuartos fueran tan grandes que sus habitantes ya casi nunca coincidan y el silencio se apoderaba de sus domingos en la tarde. Cuando Paola le contó a su mamá que a veces se sentían solos, ella le dijo que lo que necesitaban era un hijo, porque así tendrían a alguien que esperara a Miguel cuando llegara de sus turnos de noche en el restaurante que administra y quien la motivara a ella a irse en las mañanas a su trabajo como maestra.

Ver: Dra. Angélica Gallego: 'Hay que seguir las recomendaciones para poder tener una convivencia sana, saludable y en bienestar con nuestras mascotas'

Para esta pareja de 26 y 28 años, un ser humano no debe llegar al mundo solo para satisfacer las necesidades de cariño de sus padres. Por eso 'Lupe' ha sido la compañía perfecta. Con sus agudos ladridos fue inundando la casa y en el camino de recoger sus juguetes y limpiar sus desastres sus dueños se fueron acercando de nuevo. A cambio ella solo les pide cariño y tiempo, algo que sus padres tienen de sobra.

La decisión de esta pareja es la misma que a diario toman gran parte de los jóvenes Colombianos. Según la investigación ¿Qué piensan, sienten y quieren los jóvenes? realizada por la Universidad del Rosario y la firma encuestadora Cifras y Conceptos, los jóvenes entre 18 y 32 años en el país prefieren tener a su cargo animales que ser padres. De las 4.230 personas que participaron en la investigación, el 49% de los jóvenes tiene mascotas y solo un 36% tiene hijos. El 61% de los participantes tiende a no tener hijos, mientras que el 41% tiende a tenerlos. Para jóvenes como Miguel y Paola, que tienen un trabajo estable, mantener a otro integrante de la familia no es un problema económico, pero para varios jóvenes sí. Según el DANE, en el país la cifra de desempleo juvenil ha subido en un 17%, afectando las cuestiones paternales de muchos, dado que en estas condiciones no es posible garantizar un buen futuro para la familia.

 

Para Cesar Caballero, gerente de la Cifras y Conceptos, estos datos son la muestra que la sociedad y las generaciones están cambiando, pues "existen nuevos tipos de familias: diversos. Algunos hogares con mascotas como miembro, porque estos ahora son un nuevo sociodemográfico". Es decir, los perros y gatos, que son las mascotas más comunes, son un nuevo actor importante de los hogares, dado que afectan la economía, la población, las acciones y sentimientos de quienes los adoptan en sus vidas. En Bogotá, según el Ministerio de Salud, la población de mascotas domésticas es de 1.277.230, cifra que iguala a la población humana de la ciudad de Barranquilla. A lo que se refiere Caballero, es que, analizando esta cifra, se puede afirmar que por cada tres hogares en la capital de la República hay una mascota, analizando la población total de la capital, y que, según el DANE los hogares cada vez son más pequeños y se conforman por tres personas.

Profesión vs. Hijos

Para algunos, dejar un legado es precisamente la razón por lo que prefieren reevaluar sus opiniones sobre la paternidad y maternidad. Entre las conversaciones de jóvenes y parejas es muy común escuchar charlas sobre si quieren tener o no hijos, siendo esta ultima la opción más popular. Así lo piensa Juan José Cadena, el hombre que entre perros y jóvenes celebró sus 20 años y una de las decisiones más importantes de su vida: realizarse la vasectomía. Para este fotógrafo y realizador audiovisual, el proceso había empezado casi seis meses antes, cuando en su cabeza imaginaba cómo sería su futuro. Veía como la productora que estaba formando iba creciendo y dejando marca en toda la escena musical del país. Una sonrisa se dibujaba en su rostro cuando se proyectaba viajando por el mundo para documentar su historia, hasta que de improvisto una mancha rosada en forma de bebé nublaba su lente.

Ver: El temor y la ignorancia provocan abandonos y agresiones contra animales durante la pandemia

Fuera de su imaginación, esta figura, para algunos tierna y para él aterradora, nunca había sido un obstáculo real, pero de solo pensarlo sentía que el espacio del cuarto se reducía, las ganas de dormir se iban y la desesperación llegaba. Esta paro solo hasta que escuchó la voz de su novia, después de un largo hablando surgió una idea  hacerse la vasectomía, porque como el afirma “esa pequeña operación disminuye ese gran riesgo al mínimo”. Se acercó a Profamilia, obtuvo la información necesaria y tomó la decisión con la misma determinación que a diario dispara cámara, solo que esta vez el objetivo era capturar la estabilidad de su futuro.

La vasectomía es un método anticonceptivo masculino que consiste en cortar y/o ligar los conductos por donde pasan los espermatozoides desde los testículos para salir en la eyaculación. De esta manera el riesgo de embarazo se disminuye hasta al 99%, dado que casi nunca es una operación reversible. Profamilia en los 365 días del año realiza en promedio 68 de estos procedimientos al día, en su mayoría a hombres que no quieren tener más hijos o jóvenes que como Juan José, no desean ser nunca padres. Simón Uribe Salazar, gerente para la regional de occidente de la Institución, explica que desde que se tiene mayor difusión sobre la vasovasectomía, versión reversible de la operación, más jóvenes optan por este método.

A la determinación, Juan José tuvo que sumarle capital económico. Y es que obtener esta operación fácil y rápido, sin las trabas que las EPS ponen, deja un gran vacío en el bolsillo. Profamilia cobra 400 mil pesos, pero garantiza la rapidez y efectividad que el fotógrafo necesitaba para sentirse seguro. Pare él, "es una inversión a futuro, porque un hijo implica muchos gastos y esfuerzos que no van acordes a mi aspiración”. El factor económico fue una carta vital en la decisión de Juan José, ya que lo que gastaría en un hijo lo invertiría en sus proyectos audiovisuales, y es que esos son su deseo.

Una decisión para el planeta

Las motivaciones para no tener hijos pueden llegar a tener repercusiones más allá de lo personal, inclusive puede ser un camino que ayude al planeta.  Y así lo demuestra La brecha en la mitigación del clima, un artículo publicado en 2017 en la revista científica Environmental Research Letters. Una de las conclusiones a las que llega el informe escrito por Seth Wynes y Kimberly A Nicholas es que “tener un hijo menos reduce el impacto ambiental porque se pueden ahorrar hasta 58,6 toneladas de CO2 anuales que se estimaron que produciría dicho hijo”.

Ver: Más del 60% de los estudiantes de colegios públicos en Colombia no tiene acceso a Internet para continuar con sus clases

La tierra lleva años cargando en sus continentes una sobrepoblación, secando sus mares para darles de beber y permitiendo que los humanos corten sus pulmones. Su verde juvenil se ha transformado en un café que demuestra su desgaste. Esto se puede prevenir desde acciones individuales y personales como la de Miguel y Paola, o las de Juan José que, aunque no estén pensadas en ayudar al medio ambiente terminan regalándole, le regalemos más tiempo vida al gigante terrestre capaz de darnos hogar a todos

Así como ese hogar mundial puede cambiar, en Colombia también se está optando por tener mas mascotas y menos bebés. Ya sea por motivos ambientales, profesionales, económicos o emocionales, las fiestas de cumpleaños, años nuevos, viajes y demás celebraciones de los jóvenes colombianos han estado marcadas por invitados especiales de cuatro patas, en vez de seres juguetones de dos pies.