El temor y la ignorancia provocan abandonos y agresiones contra animales durante la pandemia

Miércoles, 06 Mayo 2020 14:35

El miedo por la propagación de Covid-19 ha traído como consecuencia el aumento exponencial de los casos de agresión contra los animales, a quienes erróneamente se les señala como foco de contagio del virus. 

Fotoilustración Maltrato Animal||| Fotoilustración Maltrato Animal||| Laura Catalina Sanabria|||
235

El temor y la creencia de que transmiten el virus crece cada vez más, y las personas terminan cometiendo estas agresiones. Por ejemplo, en marzo habitantes del departamento de Cajamarca en Perú quemaron vivos a un grupo de murciélagos. Además de los murciélagos, otras especies han sido víctimas de violencia. Desde el inicio de la cuarentena en Colombia se ha registrado el abandono de animales silvestres, los cuales no se pueden tener en casa. También se han abandonado perros, especialmente en Bogotá, Medellín y Barranquilla.

Noticias de que un perro fue contagiado con coronavirus en Hong Kong, publicadas en grandes medios internacionales como CNN, generan desinformación y miedo, por lo que los dueños desamparan a sus animales de compañía. En una entrevista con la Revista Semana, Nelson Gómez, director del Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal, explicó que las mascotas no pueden contraer ni transmitir Covid-19. Lo que realmente sucede es que ellas tienen su propio coronavirus (diferente al nuestro) y eso se ha dado para malas interpretaciones. “No hay un artículo científico quedemuestre que se transmite al animal, entonces no hay ningún problema”.

Especialistas como Lucero Aragón Espinosa, maestra normalista, psicóloga, gerontóloga y profesora de la Universidad Javeriana de Cali, afirman que el problema se relaciona con la manera en que las personas perciben a los animales ya que la violencia se dirige hacia aquellos que se consideran más débiles. Aragón sugiere que es importante entender que el miedo es una emoción de protección ante una amenaza inminente y real. En cambio, el temor es artificial, surge de imaginar un peligro que no es natural. El miedo frente al coronavirus es totalmente normal, pero por la falta de educación e información, se ha traducido en temor hacia los animales, quienes no representan un riesgo para nuestra salud.

La psicóloga afirma que la agresividad es una manifestación de la ira y que se debe a que las personas se sienten superiores. Por ejemplo, cuando hay bullying en los colegios, generalmente es un niño mayor el que molesta a otro más pequeño. Este caso de maltrato hacia los animales es porque se les ve inferiores o desprotegidos. Es muy fácil patear a un perro o a un gato, pero eso no se haría con un tigre. Acerca de los murciélagos menciona:“también se han creado temores en historias de vampiros o de que son animales satánicos (…) es un temor creado socialmente. Entonces las personas quieren defenderse de una manera inadecuada por la desinformación”. La especialista asegura que incluso si ellos transmitieran el virus, no sería su culpa, sino de las personas que invaden su hábitat y los cazan para el consumo humano y su comercio.

El maltrato aumenta desde la llegada de la emergencia sanitaria

Por su parte, Gabriela Robayo, bióloga, presidenta de la fundación Rescate Animal y coordinadora de educación de la fundación Bioparque la Reserva, dice que el maltrato hacia los animales ha aumentado desde la emergencia sanitaria. Según la experta, los abandonos también se han dado por falta de comida para alimentarlos, y comenta que cuando son desamparados en zonas rurales, “pueden entrar a ecosistemas naturales y afectar de forma negativa la fauna silvestre”. En el caso de las ciudades, los perros y gatos rompen las bolsas de basura y son productores de heces fecales en las calles. En el caso de los pueblos, Robayo menciona que los dueños abren las puertas a sus mascotas para que salgan a hacer sus necesidades y en ese momento se incrementa el maltrato por atropellamiento, envenenamiento, etc.

La bióloga sugiere que dentro de los mercados que ha otorgado el Gobierno a familias vulnerables se debería incluir concentrado para perros y gatos, así se fomentaría su cuidado. También sostiene que “todo se solucionaría si se incrementaran las campañas de educación sobre tenencia responsable de mascotas y se fortaleciera el tema sancionatorio y de multas referente al maltrato y al abandono animal, contemplado en la Ley 1774 de 2016”. Esta ley insiste en que los animales son seres que sienten y busca protegerlos, por tanto esclarece los delitos y sus respectivas sanciones.

Por la ausencia de gente en las calles, se han visto algunas especies silvestres en las ciudades, como un zorro en la zona de Santa Bárbara en el norte de Bogotá. Robayo motiva a las personas a que no vean a estos animales como una amenaza ni los ataquen, sino que por el contrario busquen maneras de ayudarlos a retornar a sus ecosistemas. Los expertos hacen un llamado a la calma, recomiendan siempre mantenerse bien informado, no arremeter contra la fauna silvestre y cuidar a las mascotas, sacarlas a pasear por el tiempo estrictamente necesario para evitar el contagio. El Escuadrón Anticrueldad ha hecho las visitas correspondientes a los lugares en que se ha reportado maltrato animal e invita a que si se sabe de algún caso, sea denunciado a través de la línea 123, la policía o la Fiscalía – URI.