El lado extremo del scooter

Miércoles, 23 Abril 2014 11:47

Montar monopatin se ha convertido en una actividad que busca adherirse al programa del gobierno distrital para deportes callejeros.

Juan Camilo Moreno practicando scooter||| Juan Camilo Moreno practicando scooter||| |||
741

El Distrito apoyará con recursos al scooter con el fin de promover este deporte extremo. Esta práctica llegó a Colombia aproximadamente en el año 2008, tiene su origen en Estados Unidos y actualmente ha invadido diferentes países de Latinoamérica. En Bogotá, decenas de jóvenes realizan esta actividad urbana.

El scooter es un deporte extremo que consiste principalmente en hacer acrobacias con un monopatín liviano, una combinación entre una bicicleta y una tabla, que es usado para saltar. Se practica en rampas, barandas, escaleras y lugares que permitan hacer piruetas en el aire.

El DUNT, Deportes Extremos y Nuevas Tendencias, es un programa que viene desarrollando el IDRD como una estrategia que busca proporcionar espacios y recursos para los que practican pasatiempos urbanos. Actualmente se encuentran integradas 19 modalidades, entre ellas el BMX, longboard y el roller derby. Christian Rodríguez, director del programa, señaló que la iniciativa se originó debido a que a muchos jóvenes solicitaban espacios para practicar sus actividades físicas.

El proyecto comenzó como una mesa de participación que luego se consolidó en el actual programa. Según Rodríguez, el DUNT “busca que los deportes extremos y las nuevas tendencias tengan un reconocimiento social para fortalecer la comunidad con certámenes, espacios y la interacción de deportistas con la entidad”.

Para integrar una escena deportiva al programa existen ciertos requisitos: necesita actividad física, un riesgo controlado, una comunidad de participantes y una presentación pública participativa; el scooter cumple con estos requisitos. “La comunidad es muy unida y grande, nos contactamos por Facebook y hacemos eventos para dar a conocer este bello deporte”, aseguró Juan Camilo Moreno, practicante desde los 14 años.

“Un grupo de scooters se acercó a una de nuestras actividades con el interés de unirse al programa, buscaban practicar su deporte tranquilamente porque no los dejaban en los parques”, afirmó Rodríguez. De esta manera, fue tomada en cuenta esa modalidad y se planea una reunión para concretar la integración del deporte. Para la comunidad rider de esta actividad es importante que los integren al DUNT, pues Camilo Moreno explicó que sentía incómodo, pues estaban muy rezagados porque la gente no los conocía y los sacaban de las rampas en donde practicaban, debido a que estaban destinadas para otro grupo de jóvenes de diferentes deportes.

Cabe destacar que le scooter ya tiene la ventaja de ser conocido, pues hay otros deportes urbanos no reconocidos aún; por ejemplo el Street Luge que consiste en deslizarse acostado en una tabla de longboard, aún sigue siendo muy desconocido, pues hasta ahora está llegando a Colombia, según comentó Christian Hernández, practicante de esta modalidad.

De acuerdo a René Herrera y otros estudiosos en actividad física de la Universidad del Cauca, los jóvenes adquieren fácilmente un patrón de identidad con las actividades que les gustan, en este caso se identifican con el deporte que practican, es por esta razón que es bueno apoyar estos deportes pues evitan que ellos caigan en malos hábitos. Sin duda, los deportes callejeros son una alternativa que podría contribuir con este cometido.