Feminista de Barrio, una apuesta para educar sobre feminismo en Instagram

Miércoles, 09 Junio 2021 12:58
Escrito por Luna Torres

La cuenta de Instagram 'Feminista de Barrio' pertenece a Laura Sánchez, una caleña, estudiante de antropología, apasionada por la fotografía y de educar por fuera de la academia. Ella creó su propio espacio para informar a más personas acerca del feminismo, combatir desde la educación los constantes ataques que sufren las feministas y brindar un lugar seguro a las mujeres que lo necesitan. Actualmente, comparte su trabajo fotográfico en la plataforma y en esta entrevista habla sobre cómo nació su proyecto, la nueva dirección que va a tomar y su historia con el feminismo.

||||| ||||| Laura Sánchez|Laura Sánchez|Laura Sánchez|||
517

¿Cómo surgió Feminista de Barrio?

Surgió a partir de mi experiencia en el feminismo. Antes de crear la cuenta yo ya era feminista, hacía que las personas conocieran mi postura en cuanto a este movimiento y a las ideologías de género. Un día cuando me criticaron y me dijeron “feminazi”, “las feministas no sirven para nada”, “son un estorbo para la sociedad” y en verdad me degradaron por mi postura, yo comencé a cuestionar: por qué me están diciendo esto, si es todo lo contrario. Así me di cuenta que para luchar con estos comentarios yo quería educar. Entonces cree 'Feminista de Barrio', esta cuenta comenzó a principios de enero del 2020 siendo principalmente sobre educación feminista.

¿Por qué considera importante educar sobre feminismo?

Leer sobre feminismo suele ser bastante complejo y tedioso, yo puedo querer leer 400 páginas y no entender nada. Por eso, mi idea fue mostrar estos temas de manera mucho más sencilla, salir de la academia y no regirme por un cómo se debían hacer las cosas en específico. Ese es mi propósito con mi cuenta y así fue como surgió.

¿Por qué escogió el nombre 'Feminista de Barrio'?

Porque el feminismo es de todas y yo soy una más del movimiento. El barrio representa eso, la calle, la sociedad, ser feminista de barrio es ser feminista para todas.

¿Cómo se conforma la comunidad que la sigue?

Comenzó con mis amigas, las personas que me rodeaban fueron un apoyo porque tenía como cinco seguidores, pero yo dije “no importa, yo quiero educar”. Entonces estaban mis amigas, compañeres de la universidad y luego gente de este mismo círculo social me dijo: “parce está super chévere, te voy a seguir”. La verdad me sorprendió que muchos chicos me siguieran y me hicieran preguntas para aprender del tema. Ese fue básicamente el inició de la cuenta, tuve mucho apoyo, personas a quienes les tengo mucho aprecio cuando subía algo lo reposteaban y así empezó a atraer gente la cuenta, pero al inicio éramos como 20 personas leyéndome.

¿La cuenta recibió algún tipo de rechazo?

La primera semana recibí muchos comentarios de personas diciéndome “feminazi”. La verdad es que a mí me dicen feminazi y me siento halagada, porque soy consciente de que estoy incomodando y la verdad incómoda. Todos esos comentarios la verdad me motivaron aún más a que las personas se eduquen e Instagram me parece un medio super chévere porque todes lo usamos y así todes podemos aprender.

 ¿Qué expectativas tiene para el futuro de esta comunidad?

Yo creo que es un espacio que abre puertas de todes para todes, ahora que la página dio un giro en contenido no estoy educando en este momento sobre feminismo, si bien lo sigo haciendo es para el medio universitario 'América en Contexto'. En este momento es un espacio un poco más mixto, pero me seguiré enfocando en mujeres, en personas que nos consideramos mujeres, para recibir apoyo y tener una persona detrás de la pantalla que soy yo dispuesta a dar información y brindar ayuda.

En algún momento expresó en redes que en la marcha del 8 de marzo varias la reconocieron por esta cuenta, hábleme un poco de ese día, qué ocurrió, cómo se sintió

¡Vé fue algo super extraño! Yo antes del 8M nunca había salido a tomar fotos de las marchas por el mismo miedo, ya que no hay ningún medio que me respalde o proteja y fácilmente pueden detenerme. Pero, aprovechando precisamente esta fecha, me atreví. Yo salí con mi cámara y les preguntaba a las chichas si les podía tomar fotos, luego cuando ellas me preguntaban dónde las podían ver, yo les decía que podían escribir en Feminista de Barrio y eran como “¡Yo la sigo!” o me decían “yo la he escuchado, yo la he visto, me gusta tu contenido”. Fue un ambiente de mujeres y fue increíble que entre nosotras haya ese apoyo, ahí mismo muchas me empezaron a seguir, varias me preguntaron si podían marchar conmigo. Fue lindo darme cuenta de eso, además una de mis fotógrafas favoritas me reconoció y me dio mucha emoción. Me sentí agradecida con el fruto que ha dado todo el amor que tengo hacia el feminismo y hacia las mujeres.

Ese día toma varias fotografías y desde ese momento continúa publicando otras ¿Cuándo empezó su gusto por la fotografía?

A mí desde los trece años me ha gustado mucho la fotografía, yo vivía enamorada de tomarle fotos a paisajes, a bobaditas que encontraba en la calle, pero nunca sentí que valiese la pena subirlas a redes sociales. Hace un año y medio empecé a conocer que era la antropología visual y a hacer etnografía visual, ahí dije “esto es lo mío, a mí me gusta esto”. Entonces comencé a aplicar ciertos conceptos de estas ideologías, a hacer retratos de problemáticas sociales y socio políticas. La primera vez que salí con mi cámara en Bogotá fue para 'América en Contexto' con Sebastián, que es uno de los integrantes, a cubrir 'Bogotá a Cielo Abierto' luego de las primeras cuarentenas, tomé muchas fotos.

Sin embargo, no había tenido el arranque de subirlas a una red social, por inseguridad, pensando que hay gente muy taza y que no valía la pena tener las mías ahí. Igual yo seguía con mi pasión, de hecho tengo el celular lleno de fotos de la calle. Después me arriesgué el 8M, pensé “si gusta bien y si no di todo de mí”, mis amigues me impulsaron un montón a continuar con ese proyecto, me dijeron “hazlo, no lo pensés”, porque esas fotos iban para 'América en Contexto' y yo me cuestioné por qué iban para un medio que no era el mío. Al final decidí subirlas al medio que tiene todo mi amor y sin mentir los seguidores subieron super rápido a 400, me siguieron además fotógrafas que admiraba.

¿Cuál es el futuro de Feminista de Barrio?

Por ahora no seguiré educando en la cuenta, lo haré a través de 'América en Contexto' y 'Feminista de Barrio' mostrará lo que Laura Sánchez ve por el lente, pero igual cualquier día puede que tenga ganas de hablar de cierto tema y lo haga. 

¿Qué cambios ha traído el feminismo hasta el momento a su vida?

El feminismo es una relación de amor-odio. Amor, porque comienzas a empoderarte y a tener sororidad, te hace dar cuenta que eres dueña de tus propias decisiones y de tu cuerpo. Viviendo en esta sociedad heteropatriarcal donde nos dicen cómo debemos compórtanos y nos enseñan a reprimirnos, el feminismo es hermoso, empezamos a entender muchas situaciones y sentimientos. Acá llega el odio, vos al entender más, comenzás a odiar tu sociedad y a cuestionar la mínima cosa que existe.

Al ser activista y pertenecer al movimiento me agoto al punto de decir ¿por qué hago todo esto?, si bien luego retomo las fuerzas siempre cansa cansancio vivir en esta sociedad donde me reprimen, me insultan por defender mis derechos y una no puede salir ni a la calle tranquila. Entonces es amor-odio, pero es más amor y eso resta todo el odio y el cansancio de todas las problemáticas.

Finalmente, ¿qué le aconsejaría a una persona que quiere empezar a acercarse a este movimiento?

Siento que el feminismo es un arcoíris y nadie tiene la potestad de decirle a otra persona cuál es camino correcto para comenzar. Cada quien tiene su lucha, entonces cada una tiene la oportunidad de ir por donde quiera, lo importante es pensar qué es eso que quiero lograr, con qué me identifico y dónde está mi lucha. Yo considero que lo relevante es cuestionarse, no es necesario leer un montón de teoría porque el feminismo no solo se encuentra ahí. Ya después conociendo lo que una quiere si podría buscar teoría u otras formas de informarse al respecto.