Las críticas del 'hombre de hierro' a la falta de apoyo al deporte

Jueves, 13 Diciembre 2018 15:28

Edwin Vargas, ganador de la competencia de ultradistancia más exigente del mundo, comenta sobre los retos económicos que ha tenido que afrontar para lograr sus sueños.

 

 

 

 
 
@EdwinVargasTri||| @EdwinVargasTri||| |||
101

Edwin Vargas, conocido como 'El hombre de hierro', es un deportista bogotano que empezó en el natación a sus 12 años, una edad tardía para quien quiera destacarse en este campo. Fue por eso que el primer entrenador que tuvo le cerró las puertas justificando que ya estaba "muy grande" para empezar en el deporte. Hoy, a sus 49 años, Edwin no solo nada a toda velocidad, además de esto corre y monta bicicleta, lo que lo convierte en triatleta. Él sigue sin sentirse viejo y cuando se le pregunta sobre tener hijos dice: "yo estoy muy chiquito para esas cosas".

Se le conoce como 'El hombre de hierro' porque resultó ser el vencedor de una de las pruebas físicas más difíciles para cualquier ser humano: hacer cinco veces continuas un triatlón. Edwin quiso desde muy niño dedicarse a los deportes de largo aliento. En la piscina de su colegio entrenaba tres horas para mejorar su resistencia. Luego, en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, mientras realizaba sus estudios en Ciencia Política, hizo contactos para el triatlón. Se enamoró de este tipo de competencia al punto que decidió dedicarse de lleno al deporte. "A mí nunca me verán compitiendo en pruebas planas donde todos llegan, a mí me gustan las difíciles, las que todos se caen al pasar los kilómetros", cuenta.

Sin embargo, cuando Edwin le contó a su familia a qué se quería dedicar el papá le dijo: "Y usted qué, ¿se va a ganar la vida montado encima de una bicicleta?", después de esto le retiró el apoyo económico razón por lo que se tuvo que ir de la casa. Entonces empezó a vivir en un cuarto y le tocó pasarse a la jornada nocturna en la Universidad. Después de mucho esfuerzo, de trabajar en lo que saliera, estudiar y entrenar, llegó al Campeonato Nacional de Triatlón. Allí ganó y el premio fue ir a Estados Unidos a correr un campeonato del mundo. En esta carrera quedó de 16 y logró su primer patrocinio.

 

                                                                                                                                                                        

Fotografía de Henry Agudelo y sacada del archivo de El Tiempo

Lo cierto es que el apoyo que recibió por parte del Gobierno colombiano no llegó sino muchos años después con la ayuda de la empresa Postobón. Básicamente cuando él ya era un deportista profesional fue que logró ser patrocinado varias veces por diferentes marcas. "Al principio me tocó trabajar hasta de bartender", cuenta Edwin. En ocasiones la situación económica hizo que "me volviera un mercenario buscando solo correr carreras en las que se pague”.

Para el año 2018 el Ministerio de Hacienda se realizó una disminución del 6% de los recursos que se girarán para deporte y recreación. Esa área cuenta con $551.000 millones, cuando en el 2017 había manejado 587.000 millones de pesos en sus diferentes programas de apoyo a los deportistas.

En comparación con otros países Colombia no tiene la mejor remuneración económica a los deportistas que han sido campeones olímpicos. En el caso de Singapur el pago por ganar una medalla olímpica está alrededor de los 800.000 dólares, mientras que en Colombia se les paga un poco más 50.000 dólares. Y el peor país que paga es Cuba con menos de 50.000 dólares.

En la actualidad hay un grupo creciente de triatletas en Colombia que esta liderado por Edwin. Por ello, después de todos los obstáculos que ha tenido que supera, él espera que el gobierno colombiano aumente el presupuesto para los deportistas. También, que se mejoren los escenarios deportivos y que se visibilicen otros deportes como el suyo, triatlón. Pues, hay varias personas comprometidas con este estilo de vida y no esta de más para promover una vida saludable.

 



Gráfico tomado de El Colombiano