¿Merece Bogotá el premio de liderazgo mundial de cambio climático?

Miércoles, 04 Septiembre 2013 18:42

A partir de este año se entrega el premio de Liderazgo Mundial de Cambio Climático. Bogotá fue ganadora entre otras 29 ciudades. Plaza capital habló con expertos, para saber si la ciudad merece esta condecoración.

||| ||| Foto: Daniela Amórtegui Martínez/plazacapital.co|||
564

El 4 de septiembre de 2013 se entregó el premio de Liderazgo Mundial de Cambio Climático en Londres, Inglaterra. Bogotá fue una de las ciudades ganadoras, entre 29 nominadas, por tener proyectos de iniciativa en pro del cambio climático. La capital colombiana compitió con ciudades como Buenos Aires, Río de Janeiro y Nueva York.

Este año es la primera vez que se entrega este premio por parte de Siemens C40 (Centro de Sostenibilidad Urbana Siemens en Londres). El premio tiene como finalidad escoger ganadores que representen las díez categorías, entre las que se encuentran  Transporte Urbano, Desarrollo Económico, Energías verdes,  Gestión de Residuos Finanzas, Carbón Medición y Planificación, Comunidades Sustentables, Energía Medio Ambiente, Calidad del Aire.

Según Siemens, las ciudades que participan en el premio “son todas las ciudades del C40, Asociación de Ciudades sobre el cambio climático y Siemens. Así como las 120 ciudades en el Índice de Ciudades Verdes, GCI, un proyecto de investigación por parte de Siemens y la Unidad de Inteligencia Economista”.

Roberto García, funcionario de la Secretaria de Ambiente, le contó a Plaza Capital que “Bogotá ganó el premio por tener proyectos como con el metro, el tranvía, los buses, Transmilenio y los 50 taxis (biotaxis) eléctricos, además de la enorme reducción de gases contaminantes”. Los taxis, que desde esta semana circulan en Bogotá con un distntivo azul, cuentan con motores de tracción eléctrica, es decir, alimentados por baterías internas recargables que hacen el medio ambiente más amable con la salud respiratoria del ser humano.

Respecto a esto, expertos que trabajan para mejorar el ambiente día a día en partes de la ciudad, dieron su opinión sobre el tema.

Uno de ellos es Mauricio Bohada, ingeniero ambiental de la Universidad de la Salle. Bohada trabaja en  la localidad de Bosa proponiendo y ejecutando proyectos que tengan que ver con la siembra de árboles en estesector. Según  él, “se ha tenido un avance.  Sin embargo, a Bogotá le hace falta aún. Plantar solo arbolitos no es la solución, por eso la implementación de transporte eléctrico es una buena decisión, mejoraría la vida respiratoria de los ciudadanos.”

Según él se ha hecho un avance. "Sin embargo, a Bogotá le hace falta aún. Plantar solo arbolitos no es la solución, por eso la implementación de transporte eléctrico es una buena decisión, mejoraría la vida respiratoria de los ciudadanos”, dice.

Para Bohada, un ejemplo del problema es el resultado de los separadores de Transmilenio que quedan negros por el humo y la producción de gases que sueltan los vehículos y que afectan el medioambiente.

Sebastián Méndez, ingeniero ambiental de la Universidad Central, opina que “la implementación de vehículos eléctricos sí beneficia el medioambiente, pero no de forma significativa, ya que la aplicación está a muy baja escala y se disminuye el control frente a los demás autos”.

Además, considera que Bogotá no merecería el premio porque hay otros países pioneros en investigaciones de proyectos ambientales y aplicables. “A esta ciudad le hace falta mucho estudio y educación, un ejemplo de eso en el tratamiento de aguas y minería”, afirmó.

Según Humberto Arias, ingeniero ambiental de la Universidad Distrital, “Bogotá no debería recibir el premio, hay que mirar otras referencias de ciudades y países por todo el avance en cuanto procesos industriales, en los que estamos quedadados, y no se puede premiar por algo que no se ha visto en ejecución aún”.

Aunque los proyectos deben empezar a aplicarse debido al seguimiento que hará Siemens C40 para poder entregar el premio, es poca la efectividad  por mejorar el medioambiente que ven expertos y ciudadanos, quienes opinan que Bogotá aún no está preparada para recibir esta nominación, respecto a otras ciudades del mundo.