El proyecto que nunca se logró

Lunes, 27 Abril 2015 09:49
Escrito por

El sueño del Metro ha sido una fantasía por generaciones. Hoy, nos encontramos ante un proyecto nuevo que promete construirlo. ¿Prosperará?

El transporte público de Bogotá es ineficiente||| El transporte público de Bogotá es ineficiente||| Foto: Juan David Velandia|||
2036

Información adicional

  • Coautor 1: Juan David Velandia

Desde hace más de 50 años se viene hablando de la construcción del metro en Bogotá para mejorar la movilidad. Hoy, no está. Ni siquiera hay indicios de él. A partir de la llegada de Gustavo Petro a la Alcaldía de Bogotá en enero de 2012, se revivió la idea de la construcción, pues dicha administración prometió entregar 7 kilómetros del tranvía con la ayuda del Gobierno Nacional. Vea:http://www.kienyke.com/politica/si-habra-metro-en-bogota/.

Se han realizado debates y simposios en diferentes universidades del país donde se ha discutido cuál es la manera más óptima para la realización de este medio de transporte: si subterráneo o aéreo. Vea: http://www.portafolio.co/columnistas/debates-del-ano-%25C2%25BFun-metro-bogota. Según el último informe del Distrito, será en el Portal de las Américas donde arrancará el metro, para luego seguir su ruta hacia el norte de la ciudad.

Esta estación de Transmilenio está ubicada en la localidad de Bosa. Hombres, mujeres y niños salen y entran del portal para llegar a su destino. Una gran plaza que está a las afueras del portal acompaña a los usuarios de este sistema hasta la carrera 85 con calle 46 sur, justo en donde hay un puente peatonal que permite cruzar la avenida. El mal estado de las baldosas hace que los transeúntes del lugar las sorteen una y otra vez para evitar mojarse con el agua lluvia que se encuentra estancada.

Angélica María Orjuela es una vendedora de jugo de guanabana en este sector.  Usa un buzo gris ajustado a su cuerpo. Sus frutas de color verde y aspecto respingado que están colocadas en un costado de su carrito de ventas, lo desvían hacia un costado debido a su peso. Son guanabanas de más de cuatro kilos, dice. Mientras busca clientes en la multitud, Angélica cuenta: “Yo realmente no creo en ese bendito metro. Hace más de veinte años que vivo en Bosa, en los barrios Patio Bonito y El Porvenir y lo único que se ha visto son las excavaciones que se han hecho en un caño aledaño a donde nos encontramos”. “Hasta con la visita del Papa Juan Pablo II se hizo referencia a esa obra, eso está muy politizado”, añade.

Predio donde se ubicará la estación del metro en el portal de las Américas.

Y es que la gente tiene evidencias de sobra para pensar que no se ejecutará el proyecto. El miércoles 30 de agosto de 1978 el periódico El Tiempo tituló en primera página lo siguiente: El Alcalde de Londres apoya el metro de Bogotá. En aquella nota, éste medio recogió las opiniones más importantes del mandatario británico ante una eventual construcción del metro. “Es mucho más fácil hacer el metro acá que en Rio de Janeiro y Ciudad de México”, dijo ese día Peter Venneck. Sin embargo, hoy no se encuentra ningún indicio que nos lleve a pensar que dentro de pocos años estará terminado. En Ciudad de México, en cambio, hace 46 años que se inauguró el llamado Sistema de Transporte Colectivo Metro; en Rio de Janeiro, Brasil, se cuenta con un sistema de transporte como este desde 1979.

Pese a esto, en los últimos días del mes de abril salió a la luz lo que se conoce como el convenio 112 de 2015 que se realizó entre Transmilenio y el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU). Todo consiste en el comienzo de adquisición de predios por parte del distrito para comenzar el proyecto. Se cuenta con más de 771.000 millones de pesos que servirán para el oportuno desarrollo de las construcciones en los distintos sitios por los que pasará el transporte.

Posibles estaciones del metro de Bogotá

Sitio trazado para la construcción de la Estación San Victorino del Metro de Bogotá.

Otra de las estaciones a las que llegará el metro, según el estudio del IDU vea:  http://app.idu.gov.co/seccion_metro/Documentos/presentacion_alcaldia_07oct14.pdf, será la de San Victorino, en la carrera 10, entre la calle 10 y 12. La zona se ve angosta y muy pequeña, para lo que puede ser una estación del metro. Aunque todo está planeado para que las estaciones sean subterráneas, vendedores de la zona aseguran que ven imposible la construcción de obra en ese sitio. La calle está dividida de extremo a extremo por montículos de cemento que sirven a los peatones para descansar sobre ellos. En la parte derecha de la calle, sentido oriente occidente de la ciudad se encuentra el Juzgado de ejecución de penas del Consejo Superior de la Judicatura. Al otro lado, sólo locales comerciales. Mujeres gritando a lo largo y ancho de la calle ruegan por un comensal que disfrute de sus almuerzos por tan solo 5,000 pesos. En una esquina, hay una tienda de ropa judía que enseña sus productos por medio de letreros en hebreo, según un comerciante de la zona. No más de 7 metros de ancho tiene esta artería, lo que lleva a pensar que es muy poco para una estación del metro. Sin embargo, Javier Valencia, coordinador de la primera línea del metro de Bogotá, afirmó: “Es cierto que hay partes de la ciudad donde uno ve que no se puede realizar un paradero o estación. Todo esto se mejorará y cambiará con el tiempo. No podemos adelantarnos porque ni siquiera hemos empezado con la compra de los predios”.

Callejuela donde, se presume, desembocará la estación San Victorino.

En la calle 57 con carrera 13, los vendedores ambulantes son mayoría. El comercio textil, que busca clientela por medio de diferentes ofertas, decide que la mejor opción para que los peatones ingresen a sus tiendas es con una persona encargada de llamar la atención por medio de un megáfono. El ruido llega a ser insoportable e inentendible. Este sector, más conocido como Chapinero, albergará otra de las posibles ‘sedes’ del metro, exactamente en la Plaza Lourdes.

Allí está Fausto. De origen indígena, es un ciudadano ecuatoriano que se pregunta constantemente cómo es posible que allí se realice semejante obra. “Realmente no sé por donde pasaría, pues esta calle es muy angosta”. “Muy seguramente tendré que irme el día que eso empiece, si es que se empieza, porque desde que yo llegué a Colombia por allá en el 2006, no se ha hecho más que hablar sobre ese metro”. Vestido con alpargatas, un buzo marrón desteñido y un pantalón jean grisáceo, Fausto llama la atención es por su larga melena. “Vamos a ver qué pasa, ojalá que todos se unan por un mismo objetivo y se logre; lo digo en serio, lo digo porque a pesar de todo, quiero mucho a Colombia”.

Y vaya si tiene razón Fausto al afirmar que se necesita el aporte de todos para llegar a un buen término en esta cuestión vial que tanto desgasta a todos los capitalinos. El 4 de septiembre de 1969 en México D.F se inauguro en manos del gobernador del Estado de México Carlos Hank González el metro de aquella ciudad. Unos años más tarde, el viernes 7 de octubre de 1977, el diario El Tiempo señaló lo siguiente en una nota que realizó sobre el metro que se llevó a cabo en Ciudad de México: “El metro de México D.F. es el resultado de un esfuerzo de autoridades, profesionales y obreros de este país, sumados a una orientación técnica y económica de los franceses”.

Sitio trazado para la estación Calle 57, sobre la carrera 13.

Nada ha dado resultados acá. La Alcaldía de Bogotá y el Gobierno Nacional han buscado la manera de ejecutar la obra con el menor costo posible y la correcta evolución de las construcciones. El siguiente es un aviso que postuló El Espectador el jueves 31 de mayo de 1979 en su periódico impreso: “Alcaldía Mayor de Bogotá D.E. Estudio de factibilidad del metro para Bogotá: de acuerdo con lo establecido en el decreto 266 de 1979, se recuerda a las personas naturales o jurídicas interesadas en participar en el concurso de méritos para elaborar el estudio de factibilidad del sistema de transporte masivo que proyecta construir el distrito especial de Bogotá. Es requisito indispensable estar debidamente inscritos, clasificados y calificados en el registro de proponentes de contratos de obras públicas, en la Secretaría de Obras Públicas del Distrito, carrera 30 Número 24-90 piso 16. Fue un llamado a la comunidad calificada para que intervinieran en la ejecución de la obra.

Junto a la Universidad Militar Nueva Granada se encuentra la calle 100 con carrera 11, donde estará la antepenúltima estación del metro, según el IDU. El tráfico fluye en todos los sentidos con una fuerza considerable. Los carros pasan a una velocidad alta a eso de las cinco de la tarde. Los guardas de tránsito se descuidan un momento y el trancón empieza. Muy seguramente si ellos no estuvieran, la zona podría colapsar, más aún en hora pico. Las motos de bajo cilindraje son las que más transitan por el lugar. Los silbatos de los alféreces se confunden con los pitos de los carros que sugieren afán en su conductor.

Sitio trazado para la estación Calle 100, sobre la carrera 11.