¿Qué pasa con los Emos en Ciudad Salitre?

Miércoles, 30 Junio 2010 05:36

Desde hace un año, más de un centenar de jóvenes Emos entre 13 y 18 años se reúnen en el sector de Ciudad Salitre en Bogotá. Muchas veces bajo el efecto de sustancias psicoactivas o alto estado de licor, la presencia de estos jóvenes ha generado una problemática social de orden público en el sector. ¿Qué han hecho las autoridades y la comunidad?.

En Ciudad Salitre algunos fines de semana, especialemnte los sábados, alcanzan a llegar 600 jóvenes Emos si se dan cuenta que no está la policía rondeando del sector||| En Ciudad Salitre algunos fines de semana, especialemnte los sábados, alcanzan a llegar 600 jóvenes Emos si se dan cuenta que no está la policía rondeando del sector||| Alejandra Leguizamón / Plaza Capital|||
573

Desde noviembre de 2009, en Ciudad Salitre, especialmente en los centros comerciales Gran Estación y Salitre Plaza, la esquina de los locales comerciales del conjunto residencial San Lorenzo (Avenida Esperanza con carrera 68D) y en la plazoleta de eventos de Maloka, se viene presentando una problemática social, donde los protagonistas son menores de edad pertenecientes a las nuevas tribus urbanas juveniles denominadas Emos.

En este lugar también se ven Punks, Floggers, y Hardcoreros, pero son especialmente los muchachos Emos quienes superan el número de integrantes en la zona, entre 150 y 500 y, conglomerados en el mismo lugar emprenden riñas entre ellos mismos por defender su territorio (aunque realmente es un espacio público destinado a todos los ciudadanos) o por la diferencia de ideología de cada grupo de Emos. Debido a esto, residentes, comerciantes y algunos transeúntes del sector, se han visto afectados por el temor que han desatado las fuertes peleas entre estos jóvenes.

En Ciudad Salitre algunos fines de semana, especialmente los sábados, alcanzan a llegar 600 jóvenes Emos si se dan cuenta que no está la policía rondando del sector.

Los Emos se están encontrando en la ciudad de Bogotá desde hace cuatro años aproximadamente. Estos jóvenes se ubican en lugares de gran confluencia de personas como los centros comerciales de Hayuelos, Gran Estación, Bulevar Niza y Salitre Plaza, especialmente. Además, les gusta promover sus fiestas con la venta de boletas en sitios como la zona T en la calle 82, al norte de Bogotá. En algunos casos simplemente se reúnen a ‘parchar’ como ellos mismos lo mencionan, es decir, encontrarse en grandes grupos para hablar de sus vidas o programar algún plan de rumba con otros amigos.

Sus reuniones no son el foco de discusión con los demás ciudadanos, “lo que incomoda es la cantidad de muchachos Emos, su apariencia física y el peligro que presentan entre la sociedad, debido a las acciones que puedan ocasionar por estar embriagados o bajo efectos de sustancias alucinógenas”, aclaró la intendente Alix Jiménez, psicóloga de la Policía Metropolitana de Bogotá.