'La reforma tributaria es necesaria, lo que resulta desafortunado es la falta de seriedad de quienes deben adelantarla', Mario Iguarán, exfiscal

Lunes, 10 Mayo 2021 12:22
Escrito por Natalia Villamil

Mario Iguarán Arana es un abogado colombiano con una amplia formación profesional y trayectoria laboral. Entre sus cargos se destaca el de Magistrado auxiliar para la Corte Constitucional, Procurador delegado para la Contratación Estatal, Viceministro de Justicia, Fiscal General de la Nación y muchos más. Actualmente, desempeña su profesión en el bufete Mario Iguarán Abogados Asociados, lugar donde nos cuenta de él, su trayectoria y acerca del bufete.

Oficina de Mario Iguarán en el bufete Mario Iguarán abogados asociados.||| Oficina de Mario Iguarán en el bufete Mario Iguarán abogados asociados.||| @NataliaVillamil|||
512

¿Por qué eligió estudiar Derecho?

Primero que todo por algo de carácter, de temperamento, mejor, de mi naturaleza, de mi esencia, era siempre muy sensible al tema social y dentro de lo social al tema de administrar justicia, impartir justicia, básicamente por ello. Pero también otras razones como que mi mamá es abogada, mi entorno también era de abogados y eso me fue inclinando. Como por dar una tercera razón, que seguramente no es tan válida, pero quizás pudo tener algo que ver, era, más que la inclinación por las materias sociales en primaria y bachillerato, un poco de mi aversión por las matemáticas.

¿Cuál ha sido el caso más difícil de resolver durante su trayectoria?

He estado en distintos escenarios, mi vida básicamente ha sido la academia. Podría hablar de casos difíciles, cuando ayudamos como equipo de la universidad guiados por el doctor Fernando Hinestrosa a la reforma del 91, la constituyente. No era fácil, a pesar de que teníamos mucho que aportar, yo estaba recién llegado de Alemania, de estudiar, y allá había conocido el recurso de amparo que era la tutela acá, el sistema de fiscalía, etc. Acá no existía el tribunal constitucional o corte constitucional. Fue un trabajo muy fuerte por lo intenso. En las otras esferas, por ejemplo, en la fiscalía, las decisiones que tuve que tomar contra funcionarios del gobierno, contra el primo del presidente, contra el jefe de la dirección de inteligencia del estado (DAS), fueron decisiones muy difíciles porque además yo venía del gobierno, venia de trabajar con el gobierno en el ministerio del interior y justicia.

En el ejercicio profesional, el cual me he dedicado en los últimos 8 años, hay varios casos, tuvimos uno difícil por lo mediático, porque teníamos a toda la opinión publica en contra, fue el tan cacareado caso de Colmenares. Eso tal vez como por dar un ejemplo de tantas vivencias o vicisitudes, casos o situaciones difíciles.

¿Volvería a alguno de los cargos del gobierno?

Yo creo que ya cumplí mi tarea, ya cumplí un ciclo en la administración pública. Tuve hace poco unas ofertas para que aceptara la candidatura a la Gobernación del Valle del Cauca y no. Yo creo que el ejercicio tiene sus momentos, su adrenalina la tiene, su estrés lo tiene, pero no tanto como cuando se ocupan esos cargos. Alguien me preguntaba hace un año cuando estaba en la escogencia o la elección del Fiscal General ¿Cuál es el requisito para que alguien aspire a ser Fiscal General? Yo le decía que no tenga familia, porque definitivamente ese es un cargo que no deja contento absolutamente a nadie, con la primera decisión que tome un fiscal general 50% de los colombianos están de acuerdo y el otro 50% ya no, con la segunda ese 50% que estaba de acuerdo, ya no lo está y solo le queda el 25%. En menos de 4 decisiones que tome ya tiene a todo el mundo enfrentado.

¿Cómo ha manejado su tiempo en familia al ocupar estos cargos? 

Uno para estos cargos, primero necesita un Dios, que te de fe y fortaleza, y segundo una familia que sea considerada, comprensiva, que sepa que son cargos de responsabilidad, donde no puede usted estar hablando ni siquiera de: “voy a tomar unas vacaciones”. Si usted asume el cargo de Fiscal General o de Presidente de la República o de Alcalde de Bogotá, en lo que menos puede pensar durante esos 4 años es en unas vacaciones o algo así. 

 ¿Cómo surgió la idea de crear un bufete de abogados? 

Siempre, ya había agotado el tema de la academia, de la administración pública y realmente hubo un tema que me motivo, le tengo que ser muy sincero. Cuando yo termine la fiscalía me fui de embajador, regrese, tenía la satisfacción de tener un apartamento y un carro y de haberle dado estudio a mis hijos colegio y universidad, pero no tenía más, obviamente eso es suficiente, pero también tuve la idea de pensar un poco en mí, de hacer alguito más para efectos de tener algo y tener un disfrute como una casa de campo, por ejemplo, y el ejercicio también si se ejerce con responsabilidad, con disciplina es muy llamativo y puede lograrse.

El lema de su bufete es “ocuparnos de nuestro cliente con el corazón”, ¿de dónde nace la inspiración?

Yo creo que si hay algo que no se puede perder en el desarrollo de cualquier actividad es el sentimiento. Obviamente somos unos profesionales y tenemos que cobrar para prestar un servicio, pero no todo es dinero y por eso aquí nosotros tenemos un buen número de casos donde lo hacemos Ad honorem, sin contraprestación alguna distinta a cumplir una tarea social y cuando se trata del cliente que corre con unos honorarios es la entrega a ese caso, atenderlo en el momento o la hora que él quiera y no ahorrar esfuerzo alguno para poder representarlo como corresponde.

¿Se ha visto afectado el bufete por la pandemia?

Si, indudablemente. Este es un bufete que tiene distintas áreas del derecho, pero básicamente, es la parte penal y civil y la pandemia paralizo, el trafico jurídico, comercial, civil, negociaciones, quebró las empresas, la industria y eso se refleja. Si no hay ese tráfico, ese desarrollo de la economía, pues no van a haber pleitos o conflictos civiles o penales y si no los hay, pues poco trabajo nos va a llegar a nosotros.

Con respecto a la situación del país, ¿qué opina de la reforma tributaria?

La reforma es necesaria. Este es un país que no tiene activos, que no tiene nada que vender, por lo tanto, no podemos pensar que la venta de unos activos va ayudar a tapar ese hueco fiscal que tenemos con unos problemas sociales, económicos enormes y sobre todo de carácter fiscal que hay que enfrentar, por eso, lo único que queda es la reforma tributaria, ósea, es necesaria la reforma tributaria, lo que resulta desafortunado, desalentador, es la falta de seriedad con quienes deben adelantar esa reforma. Si, se presta para meme, el hecho de que el ministro desconozca las realidades de la clase pobre y de la clase media, que es la que mueve al país y entonces este enfocado en medio de una precipitud, agravar y afectar a la clase media que es la que realmente mueve a Colombia, si es preocupante.

Para finalizar, ¿hay algún mensaje que le gustaría brindarle a los estudiantes y próximos abogados del país?

Dentro de poco son los juegos olímpicos y quienes van a los juegos olímpicos a ese nivel, deportistas de alto nivel, se tienen que preparar mucho, tiene que renunciar a mucha diversión y tentación para poder batir records o para poder ganar una medalla, no hay otra posibilidad. Eso es disciplina, total disciplina. Pues bien, si se quiere el éxito, la clave es que Dios le dé bendiciones, salud y disciplina. Ese tema de que mañana tenemos un examen, tomate uno o vamos que eso no tiene problema, yo ya estudié o ya me lo sé, o yo enguayabado… más me rinde. Ahí, no hay nada, no hay posibilidades de lograr el éxito, es la disciplina, cada cosa tiene su momento, para la diversión llegara el momento, pero cuando se trata de ser profesional, la disciplina para marcar diferencia.