Carnaval de Barranquilla 2024: uno para recordar

Viernes, 23 Febrero 2024 10:43
Escrito por

Ciudadanos, autoridades y hacedores resaltaron la organización, sostenibilidad, crecimiento económico y el desempeño de la Reina del Carnaval como factores que hicieron de este Carnaval, uno que pasará a la historia.

 

 

Diablos Arlequines de Sabanalarga||| Diablos Arlequines de Sabanalarga||| |||
326

El sol se esconde en la calurosa ciudad de Barranquilla, dando paso a un cielo estrellado que acompañará a las comparsas en la noche de Guacherna. Se cumplen 50 años de esta emblemática celebración nocturna que se realiza en honor a la cantante barranquillera Esthercita Forero. A lo largo de la carrera 44 y hasta Barrio Abajo, filas y filas de personas se acomodan en sus palcos para observar a las más de 60 agrupaciones de danza folclórica encargadas de dar vida a la tradición. La luz de la luna se funde con el brillo de los disfraces de los barranquilleros que desfilan bajo las estrellas.  Lo único más brillante que sus disfraces son las sonrisas de oreja a oreja que adornan sus rostros; no hay evento más feliz que el Carnaval de Barranquilla. 

Cada año, miles de personas se congregan en las plazas de la ciudad de Barranquilla para celebrar los distintos eventos de la festividad del Carnaval de Barranquilla: la única celebración del Gran Caribe declarada Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad. Este año Carnaval de Barranquilla S.A.S ofreció más de 34 grandes eventos con altos niveles de producción, infraestructura técnica y artística. Entre el 10 y 13 de febrero, Festividades como La Gran Parada de tradición, La batalla de Flores, La Guacherna y el desfile de la Vía 40 inundaron de alegría a los más de 5.3 millones de espectadores que las presenciaron, tanto a nivel local y nacional, como a nivel internacional. 

De la inversión de $15.000 millones aportados por el Distrito, en colaboración con sus Secretarías de Cultura, Gobierno y Desarrollo Económico, se pudieron apreciar los siguientes resultados: De acuerdo con los datos oficiales entregados por el alcalde de Barranquilla, Alex Char, durante los días del Carnaval, la ciudad recibió a un total de 710 mil turistas, tanto nacionales, como internacionales, que contribuyeron de manera significativa al movimiento económico de la región. Se movilizaron $850.000 millones de la economía de la ciudad, lo que se tradujo en la generación de 53 mil empleos directos y una ocupación hotelera del 80%. Vinieron personas de Estados Unidos, España, Venezuela, Puerto Rico, Alemania, Inglaterra, Francia, Bélgica, Canadá, Perú y Japón.  

Otro factor que sentó un precedente fue la cercanía que la Reina 2024, Melissa Cure Villa, tuvo con todos los que asistieron y todos los trabajadores que hicieron posible tener un Carnaval de alto calibre. Recordemos que, tradicionalmente, la figura de la reina del Carnaval es la vocera de la festividad en sí. 

“La reina es la embajadora del Carnaval, su vocera y la representación de los carnavaleros. Es la dignidad más importante que puede tener una barranquillera y a su vez, una oportunidad que tiene una joven barranquillera de aportar a la ciudad y hacer parte de su historia”. Estas son palabras de Ana Maria Osorio, la Directora de Comunicaciones de Carnaval S.A y carnavalera de corazón. 

Melissa Cure Villa ha tenido el sueño de ser esa joven desde que era tan solo una niña en polleras. Así que, cuando tuvo la oportunidad, se lanzó, sin ninguna garantía de poder volar. El nueve de septiembre de 2023, en mitad de una clase de baile a la que fue invitada por el famoso estudio de danza “Matumbé”, Melissa recibió la llamada en la que se le avisaba que había sido seleccionada para ser la soberana real. La emoción era evidente. Las lágrimas empezaron a correr por su rostro ante el sueño que ahora se hacía realidad. Al final, Melissa sí que podía volar. 

Pero, ¿cómo es todo el cuento de la Reina del Carnaval de Barranquilla?

La elección de la Reina es un tema que genera revuelo durante todo el año, pues las candidatas dan a conocer su postulación tan solo días después de que culmine el reinado de turno. La decisión, en últimas, recae en la alcaldía de Barranquilla. El alcalde de turno cuando Melissa se postuló era Jaime Pumarejo. 

Mirella Caballero, reina del Carnaval de Barranquilla 1982 y ex directora de Carnaval S.A explica: “cada alcalde trae su personaje que quiere que sea. En el caso del alcalde Pumarejo, se decía que ya tenía lista la reina. A mí me preguntaron si yo podía ayudarle a Melissa en algo, pero primero, yo no tenía ninguna palanca y segundo, creía que ya tenían todo listo, entonces les dije que yo creía que lo mejor era que ni se metiera”. 

“Yo no era la reina”, afirma Melissa Cure. “Éramos tres las que habíamos quedado como finalistas y mucha gente no sabe. A cada una nos hicieron entrevistas y cuando hicieron esas entrevistas, yo no iba a ser la reina. Después de la entrevista, yo digo que Dios a mí me iluminó la lengua. Ese día hablé todo lo que escribí en el Plan Especial de Salvaguarda. Después de esa reunión, me escogieron como Reina. Yo siempre lo he dicho, los planes de Dios son los planes de Dios ni aunque te quites, ni aunque te pongas”.

Cada año, la Reina debe presentar sus propuestas ante el Ministerio de Cultura en un documento denominado Plan Especial de Salvaguarda (PES). Se trata de un acuerdo social y administrativo, concebido como instrumento de gestión, mediante el cual se establecen acciones y lineamientos encaminados a garantizar la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial. En el caso de Melissa, sus propuestas de eco-sostenibilidad, moda circular y exaltación al reinado popular, lograron materializarse y “dejar la vara alta” para el próximo Carnaval. 

“Eco tumbao” es una iniciativa que busca impulsar la moda circular a través de la donación de las polleras que Melissa utilizó en los distintos eventos. Cabe anotar que esta es una festividad cuyos eventos preambulares se dan desde el nombramiento, así que lo que hay son polleras. Esto fue sumamente importante para la propuesta de sostenibilidad de Carnaval S.A. En este sentido, también se promocionó la sensibilización del cuidado del medio ambiente con la impartición de más de 80 talleres a las audiencias de Carnaval, la disposición de 9500 unidades de bolsas realizadas en material recuperado y biodegradable para la recolección y clasificación de residuos, recuperando así 21 toneladas de residuos aprovechables. Se tuvo en cuenta la medición de la huella de carbono y la recolección del icopor utilizado por las carrozas del Carnaval. 

Le puede interesar: El ecotumbao de Melissa Cure entrega su primera pollera carnavalera 

Tal fue el alcance, que para final de este año, Carnaval SA se ha propuesto obtener la Certificación Técnica Sectorial Colombiana 006-1, un reconocimiento que respalda su compromiso con la preservación del medio ambiente y la responsabilidad social. 

En cuanto al patrimonio, para celebrar los 20 años de la declaratoria del Carnaval de Barranquilla como Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, Melissa lideró una iniciativa para exaltar las 13 danzas que sustentaron el dossier para que la UNESCO otorgara tal distinción a esta fiesta, en el año 2003.  En esta iniciativa, denominada “La Ruta del Tumbao”, Melissa tuvo un encuentro en el que la tradición fue protagonista. Estuvo acompañada de los directores e integrantes de las danzas de tradición: Congo, Paloteo, Coyongos, Micos y Micas, Garabato, Son de Negro, Gallinazos, Cumbia, indios e indias de Trenza Chimila, Diablos Arlequines, Faroles, Mapalé, Imperio de las Aves y la Danza del Caimán Cienaguero. “Meme”, como la apodaron los barranquilleros, documentó esta ruta a través de sus redes sociales; dedicando “capítulos” y varios videos a cada danza y a su explicación. Por tratarse de danzas que se remontan a las épocas coloniales, no todas las personas que asisten al Carnaval, ni siquiera los mismos barranquilleros, tienen claro el significado detrás de éstas. 

Por ejemplo, una danza que no puede faltar es el aclamado “son de negro”. Con pantalón a media pierna parecido a esos que usan los campesinos a las orillas del río, el cuerpo semidesnudo pintado completamente de negro y un sombrero adornado con flores y papeles multicolor, los bailarines usan collares y se arman de machetes de madera para representar las batallas y el trabajo agrícola, pesquero y minero de épocas pasadas. 

“El maquillaje del cuerpo lo hacemos con polvo mineral negro y aceite de cocina para reafirmar que nosotros somos negros, que somos afrodescendientes”, comenta Alexander Jordán, investigador cultural de Santa Lucía en el sur del Atlántico.. Por su lado, las muecas que hacen los bailarines son una burla que los negros esclavizados hacían a los españoles. 

En la exposición “El puente del Tumbao” ubicada en el Centro Comercial Buenavista II (Barranquilla), se encuentran los diseños que fueron confeccionados por diseñadores locales para aludir a cada una de las danzas que hicieron parte de “La ruta del tumbao”.

Dentro del marco de la organización del Carnaval, también se llevaron a cabo proyectos que tuvieron un gran impacto tanto a nivel social como a nivel económico. Estos incluyeron la capacitación de 150 mujeres en el programa “Tejiendo la tradición” y la inauguración del taller “Carnaval Hecho a Mano”; ambos liderados por la Fundación Santo Domingo. 

 

Con respecto a las iniciativas de este Carnaval, el director ejecutivo de la Fundación Santo Domingo, José Francisco Aguirre Borda, afirmó: 

“El Carnaval de Barranquilla es pieza clave para el desarrollo territorial del Caribe. Es por esto, que le apostamos a la continuidad de este proyecto de alto impacto que impulsa el bienestar, la calidad de vida y desarrollo socioeconómico de cientos de hacedores y sus familias. Con este proyecto, hacemos un aporte importante para garantizar que sigan vivas las tradiciones, la riqueza cultural, y el patrimonio oral e inmaterial de la humanidad”. 

En cuanto al impacto de Melissa, ha sido tan grande que los barranquilleros incluso están pidiendo la reelección.  Después del emblemático desfile de Joselito, que marca el final de la festividad, Meme hizo una publicación de despedida en su Instagram, que rápidamente se inundó de comentarios de  personas agradecidas por su desempeño en el Carnaval.

Estos son algunos de los comentarios que aún se pueden encontrar en la publicación: 

  • “Reviviste nuestras tradiciones carnavaleras en el olvido y lo más importante nos diste ese gran amor que sientes x tu tierra. Gracias Melissa. Dios te guarde y te proteja” 
  • “Ni la tusa con mi ex me ha dolido tanto como que se acabara este carnaval #memetusaactivada” 
  • “Todos los barranquilleros pedimos reelección”
  • “Primer año que no lloramos a Joselito, sino a la reina”
  • “Nadie te superará”

Esta es una festividad que, todos los años, trae a miles de personas de todas partes del mundo para aprender y disfrutar de la tradición que nos caracteriza. Una celebración como el Carnaval de Barranquilla cuenta y representa lo que somos como nación. Por eso, es importante, aprovechar todos los escenarios posibles para la divulgación de su impacto social, económico, cultural y el posicionamiento que le otorga a la ciudad y al resto de Colombia. Es un sello inmaterial de nuestra identidad, que cuenta la historia de la costa caribeña a través del baile. Las palabras a veces se quedan cortas para captar un sentimiento tan único como aquel que te produce estar en una tribuna viendo comparsas y carrozas que mueven cada fibra de tu cuerpo. El ritmo de los tambores controla los latidos de tu corazón, obligándote a pararte y bailar. No hay evento más feliz que el Carnaval de Barranquilla. Afortunadamente, lo que hay son oportunidades para vivirlo. El Carnaval 2025 tomará lugar del primero al cuatro de marzo; fecha que toca tener pendiente porque, como dicen en Barranquilla, ¡Quien lo vive es quien lo goza! 

VIDEOS

https://twitter.com/AlejandroChar/status/1757565051471327374