El paro armado no termina del todo y hace presencia en Barrancabermeja y sus alrededores

Miércoles, 18 Mayo 2022 11:38
Escrito por Yilmar Escalante

A pesar del anuncio hecho por el Clan del Golfo sobre la finalización del paro armado el pasado 9 de mayo, los habitantes siguen denunciando a las autoridades los avistamientos de miembros de este grupo armado ilegal.

Alcaldía Distrital de Barrancabermeja|Nota de Enlace Televisión|Comentarios negativos en publicación de Enlace Televisión|Usuario de Twitter mostrando su descontento con las autoridades||| Alcaldía Distrital de Barrancabermeja|Nota de Enlace Televisión|Comentarios negativos en publicación de Enlace Televisión|Usuario de Twitter mostrando su descontento con las autoridades||| Imagen por Yilmar Escalante|Imagen extraída de Enlace Televisión en Facebook|Imagen extraída de las redes sociales de Enlace Televisión|Material extraído de Twitter|||
120

Información adicional

  • Coautor 1: Laura Juliana Mendoza Oliveros

El pasado 5 de mayo el grupo ilegal denominado como Clan del Golfo, anunció un paro armado como represalia a la extradición de su máximo jefe Dairo Antonio Úsuga David, alias “Otoniel” hacia los Estados Unidos, provocando que sus hombres se movilizaran a diferentes “regiones” del país causando terror a todos los que no seguían sus órdenes.

Otoniel era el criminal más buscado del país, siendo el jefe de esta organización durante aproximadamente trece años, la ley le adjudica delitos como narcotráfico, masacres, desplazamientos, secuestros y hasta diferentes actos de pedofilia.

El paro armado se promulgó mediante panfletos en los cuales se prohibía la apertura de negocios y la restricción de movilizarse en cualquier tipo de transporte, asegurando que quien no cumpliera con lo anterior, tendría “consecuencias desfavorables”.

El Ministerio de Defensa señaló que asesinatos, torturas y quema de vehículos fueron los principales hechos propiciados por el Clan del Golfo en alrededor de once departamentos del país, en alrededor de 211 municipios de los 1.103 a nivel nacional, con el actuar de alrededor de 1.000 miembros del grupo armado ilegal.

Barrancabermeja es la segunda ciudad más grande del departamento de Santander y a lo largo de su historia ha tenido que vivir la violencia debido a la presencia y operación de Ecopetrol por toda la región del Magdalena Medio. Los barranqueños tienen décadas presenciando enfrentamientos del ejército con las Farc, ELN y la operación de diferentes grupos paramilitares y de autodefensas.

En la ciudad y sus corregimientos aledaños, hubo una presencia importante de los miembros de las Autodefensas Gaitanistas, desde que se anunció el paro la ciudadanía vivió con angustia y esperó el pronunciamiento de la Alcaldía, que llegó el viernes 5 de mayo en horas de la noche.

El alcalde de Barrancabermeja Alfonso Eljach, anunció el despliegue de tropas militares para actuar en conjunto con el departamento de policía del Magdalena Medio y así mantener la seguridad en todo el casco urbano de la ciudad.

La Policía anunció el hallazgo de los panfletos con las respectivas advertencias realizadas por el Clan del Golfo y notificó diferentes vehículos particulares vandalizados con las iniciales “AGC” en alusión al grupo armado.

Durante los días 6 y 9 de mayo, las autoridades notificaron la quema de dos vehículos que se movilizaban en la vía que comunica al corregimiento El Centro de Ecopetrol con Barrancabermeja; el primero de estos era un camión que transportaba alimentos, y el segundo fue una buseta intermunicipal que realizaba su ruta habitual.

En el barrio Boston, al nororiente de la ciudad, hubo denuncias a las autoridades por parte de la comunidad debido a una golpiza propiciada a un hombre, según los testimonios de la comunidad al cuadrante de la Policía, la víctima decidió salir en horas de la noche a pesar de las advertencias en los panfletos que dos días antes habían sido distribuidos por toda la ciudad.

Actualmente en las zonas rurales del Magdalena Medio siguen denunciando la presencia de hombres armados como en Sabana de Torres, El Llanito, El Centro y regiones como el sur de Bolívar.

En la noche del pasado martes 10 mayo, un estudiante de ingeniería en producción de la Universidad de la Paz asegura haber visto un retén de miembros del Clan del Golfo mientras este se dirigía a la sede principal del centro educativo sobre la vía que conduce a Bucaramanga en plena zona rural.

A pesar del gran despliegue de la fuerza pública en el casco urbano de Barrancabermeja, no pareció ser suficiente, ya que la comunidad afirma que solo ciertas comunas de la ciudad estuvieron bajo un completo resguardo por parte de las autoridades y el nororiente del distrito no contó con el mismo resguardo.

Comerciante del barrio La Esperanza asevera que el patrullaje en el nororiente de la ciudad no es suficiente: “Por acá siempre es así, cuesta ver a la Policía por los barrios de arriba, a menos de que pase algo muy grave, no se les ve cuidándonos”.

Un habitante del barrio Buenos Aires habla sobre la actualidad de la ciudad donde ya se ha pasado por la presencia de ELN, la guerra por el microtráfico que se vive en los barrios nororientales y ahora los hechos delictivos del Clan del Golfo:

“Es triste ver que el alcalde crea escuadrones mixtos entre Ejército y Policía para supuestamente aumentar la efectividad a la hora de asegurar la ciudad y sus alrededores, sin embargo, siguen pasando cosas, ¿Sí están cumpliendo con lo prometido?”, señaló el testigo.

La opinión de los barranqueños también se ve reflejada en las redes sociales de los principales medios de comunicación como Enlace Televisión y Telepetróleo cuando los canales regionales abren espacios de participación al televidente.

En los comentarios de las diferentes publicaciones sobre el tema las personas cuestionan el plan de la Alcaldía con los patrullajes y expresan su descontento conforme a cómo se manejó la situación de seguridad en el Distrito.

Hasta la fecha, continúa el descontento en redes sociales por la poca eficacia de las autoridades para dar con los responsables de los hechos delictivos llevados a cabo desde el 5 de mayo.

Se espera un nuevo pronunciamiento del alcalde Alfonso Eljach en el que se ejecuten más protocolos de seguridad en los corregimientos aledaños al Distrito, los barrios del nororiente y la vía que conduce a Bucaramanga.