Bolivia: ¿Fin de la era de Evo Morales?

Viernes, 15 Noviembre 2019 20:25

Ante la acusación de “fraude electoral”, Evo Morales se ha visto obligado a renunciar a la Presidencia de Bolivia, cargo que había sostenido a lo largo de tres mandatos consecutivos.

||| ||| Cortesía: BBC News|||
766

El pasado 20 de octubre se celebraron las elecciones presidenciales en Bolivia para el periodo 2020 - 2025, en donde aparentemente Evo Morales habría ganado su cuarto mandato en la presidencia. En primera instancia, las votaciones se habrían cerrado con el 83% de los votos escrutados, lo que apuntaba a que se tendría que escoger en segunda vuelta. El día siguiente, se realizó una Transmisión Rápida de Resultados Preliminares (TREP) en donde llamaban como ganador a Evo Morales, con una diferencia del 10% sobre el opositor Carlos Mesa. 

Los actos realizados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) no fueron bien vistos por la Organización de Estados Americanos (OEA), quienes vigilaban dicha elección para garantizar y ser parte de los testigos internacionales. El conteo sorpresivo en la transmisión de la mañana siguiente, fue el punto de quiebre para catalogar fraude electoral. La resistencia de Morales fue inmediata, luego de que la oposición, en conjunto a la OEA, llamaran a reconteo de los votos, Evo seguía proclamándose como ganador y aceptaba la auditoría abanderada por Carlos Mesa. Dicha auditoría determinó que, estadísticamente, era imposible la victoria de Morales. En el escrutinio, también se encontraron actas físicas con alteraciones y firmas falsificadas.

Por su parte, las protestas aumentaban la intensidad cada día que pasaba, cada vez eran más las obras públicas dañadas, fachadas pintadas y demás lugares de esparcimiento, que terminaron sufriendo la mayor parte de los actos de protesta por los enfrentamientos entre las Fuerzas Especiales Policiales (UTOP) y los protestantes. Estas marchas dejan un saldo de 431 heridos y 10 muertos por arma de fuego, afirmó la Fiscalía General del Estado.

 

Asilo en México.

El 10 de noviembre, Evo Morales decide hacer una rueda de prensa en donde anunció su renuncia alegando que había sido causa de un golpe de estado “Para evitar muertos y heridos, yo digo que no haya segunda vuelta sino elecciones y sin Evo candidato, con nuevos miembros del tribunal electoral.” afirmó Morales. Esa misma mañana Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, se pone en contacto con Morales para ofrecerle el asilo político. Esa misma noche, mediante Twitter, Evo Morales denuncia que: “Los golpistas que asaltaron mi casa y la de mi hermana, incendiaron domicilios, amenazaron de muerte a ministros y sus hijos y vejaron a una alcaldesa, ahora mienten y tratan de culparnos del caos y la violencia que ellos han provocado. Bolivia y el mundo son testigos del golpe”.

¿Quién quedó a cargo?

 Según la constitución boliviana, el artículo 169 inciso I, reza que: “En caso de impedimento o ausencia definitiva de la Presidenta o del Presidente del Estado, será reemplazada o reemplazado en el cargo por la Vicepresidenta o el Vicepresidente y, a falta de ésta o éste, por la Presidenta o el Presidente del Senado, y a falta de ésta o éste por la Presidente o el Presidente de la Cámara de Diputados. En este último caso, se convocarán nuevas elecciones en el plazo máximo de noventa días.” por lo tanto, a falta de lo anteriores cargos, el Tribunal Constitucional Plurinacional de Bolivia, a favor de la “inmediatez” de la sucesión constitucional, designan a la diputada Jeanine Añez, como presidente interina, sin necesidad de recurrir a alguna ley ni resolución del Legislativo.

 Próximas elecciones

Hasta el momento la Presidenta interina Jeanine Añez no ha hecho un llamado a las elecciones en el país, sin embargo, afirma que se llamarán lo más pronto posible y que no pretende poner prórrogas a su mandato como Presidenta interina: "Lo más pronto posible vamos a convocar elecciones y conformar un Tribunal Electoral que nos dé garantías (...) Si lo conseguimos hasta el 22 de enero, bien, pero los tiempos tienen que contar, aunque no hay intención de prorroguismo" afirma Añez.