Duro invierno en todo el país: Cundinamarca ya se encuentra en calamidad pública por afectaciones

Jueves, 17 Noviembre 2022 11:39
Escrito por

El recrudecimiento de la temporada lluviosa ya deja 2 personas fallecidas y más de 3000 damnificados en alrededor de 65 municipios de Cundinamarca. Gobernación declaró Calamidad pública.

Ocho municipios del departamento se encuentran es distintos niveles de emergencia.||| Ocho municipios del departamento se encuentran es distintos niveles de emergencia.||| IDIGER|||
123

Este dos de noviembre el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo convocó una sesión extraordinaria con la Gobernación. Junto con los reportes del IDEAM, la Unidad Departamental de Gestión del Riesgo (UNGRD) y el Instituto de Infraestructura y Concesiones (ICCU), se analizó la situación de 116 municipios para implementar la Ley 1523 de 2012 por la cual “se adopta la política nacional de gestión del riesgo de desastres y se establece el Sistema Nacional o local de Gestión del Riesgo de Desastres” con lo que por medio de la creación de un comete para el manejo de emergencias se decreta la calamidad pública.

Con el balance de 600 familias damnificadas en Cundinamarca, 65 municipios afectados y 200 vías alternas deterioradas, Angelica Herrera, directora de la UNGRD realizó un llamado a las autoridades municipales: “Invitamos a los alcaldes, a los miembros de los consejos municipales de gestión del riesgo y a la comunidad a reportar cualquier tipo de emergencia que se presente en su territorio”.

https://twitter.com/CundinamarcaGob/status/1588593170111426560?s=20&t=mOax0QJItL87B8zPhBzKtg 

La lluvia ya había lanzado el estado de emergencia en 23 municipios del departamento, que venían sufriendo afectaciones a niveles de infraestructura, desastres viales y de cosechas. La UNGRD se puso manos a la obra desde el mes de octubre, movilizando ayuda humanitaria junto con el Ejercito Nacional, Defensa Civil y la Cruz Roja.

Este último fin de semana los daños crecieron en los municipios de Nilo, Zipaquirá y Suesca, donde el desbordamiento de ríos y quebradas provocó la inundación de fincas y casas. En Nilo se reportaron cinco personas atrapadas en medio de una creciente y el cuerpo de bomberos realizó exitosamente el rescate. Mientras que las veredas de Cacicazgo, Tenería y San Vicente en el municipio de Suesca quedaron en grave estado por su cercanía a la quebrada de las Silecias. Los organismos de emergencia enfocaros sus esfuerzos en ayudar a las más de 100 familias afectadas en estos municipios, teniendo que reubicar a 15 de estas.

Según reporte, en lo que va del 2022, la Gobernación del departamento ya ha entregado 10.658 kits de ayuda a 4.395 familias de hasta 81 municipios. Este mismo informe confirma la compra de equipos para la atención de emergencias y situaciones de riesgo con las que 359 cuerpos de socorro han podido beneficiarse y mejorar su atención a la ciudadanía.

https://twitter.com/UnidadRiesgo/status/1580304882858307584?s=20&t=x9dcYXL6wXKvDQuazguXCQ 

La UNGRD prepara un plan con el cual se buscará la reparación y recuperación de ciénagas y humedales, así como también de vías para reactivar la circulación vial en el departamento una vez hayan cesado las lluvias. Con la declaración de calamidad pública la Gobernación puede hacer uso inmediato de fondos adicionales para movilizar ayuda y asistencia de los tipos necesarios a los municipios afectados. A esto el gobernador Nicolás García Bustos se refirió:

“Hemos tenido deslizamientos, pérdida de banca, caída de puentes, crecientes súbitas, desbordamiento de ríos. Todo esto ha hecho necesaria esta declaratoria, vamos a hacer el giro de recursos a la Unidad Departamental de Gestión del Riesgo, en un trabajo conjunto con la Asamblea Departamental, para poder tener atención inmediata a los damnificados y alquiler de maquinaria, que se sume a la que ya tenemos, para poder restablecer los caminos y la comunicación en todas nuestras vías, particularmente en las vías terciarias de Cundinamarca”.

Afirmaciones que fueron acompañadas este tres de noviembre con el anuncio del alquiler de maquinaria amarilla para el restablecimiento de la infraestructura vial de los municipios, así como también el monitoreo permanente de fuentes hídricas. Medidas con las que se busca mitigar las afectaciones por esta ola de lluvias que no se espera termine hasta inicios de diciembre.