Deportes Tolima campeón de la Copa Postobón 2014

Miércoles, 12 Noviembre 2014 18:27
Escrito por

El equipo pijao perdió 2-1 ante Santa Fe, pero la ventaja obtenida en Ibagué fue suficiente para obtener su primer título de Copa.

Héctor Acuña, jugador del Tolima, celebra ante los fanáticos pijaos tras la obtención del título.||| Héctor Acuña, jugador del Tolima, celebra ante los fanáticos pijaos tras la obtención del título.||| Foto: Juan Manuel Reyes|||
2719

Con más tensión que calidad de juego y sin sobrarle nada, el Deportes Tolima se coronó campeón de la Copa Postobón 2014 a pesar de haber perdido 1-2 ante Santa Fe en el Estadio El Campín. El equipo ibaguereño aprovechó la  ventaja de dos goles conseguida en el partido de ida y ganó su primer título de Copa en un partido intenso, lleno de errores para ambos rivales, y en el que el portero Leonardo Burian fue la gran figura al atajar más de 10 remates al arco.

El Tolima empezó con mucha presión: un error de Robinson Zapata en el despeje dio para que Wilfrido de la Rosa tuviera el primer remate con tan solo 90 segundos recorridos. El encuentro se hizo rápidamente de ida y vuelta, a tal punto que luego de una serie de contragolpes para ambos lados Wilder Medina estrelló un balón de cabeza en el palo en el minuto 8.

Zapata siguió mostrando su falta de ritmo con fallos que pusieron en riesgo el arco cardenal: en el minuto 15 una mala jugada con los pies dejó picando el balón en el área. Afortunadamente para el local, ningún jugador tolimense estaba para capturar el rebote, y el juego siguió con un intercambio de ataques y contraataques, mientras los minutos se iban consumiendo.

Minuto 25. Luego de un ataque pijao, Luis Carlos Arias recuperó el balón y lanzó un contraataque que fue detenido por Nicolás Palacios fuera del área con falta. El tiro libre fue cobrado por Omar Pérez, pero dio en la barrera. Esta fue la aproximación más cercana hasta el final del primer tiempo de un Santa Fe torpe, errático en los pases y que dejaba demasiados espacios para el contragolpe tolimense.

En el minuto 41 un remate de Ibargüen luego de una larga carrera se estrelló en el palo izquierdo, y el despeje de Zapata llegó en pocos segundos al área rival. Allí una serie de rebotes de Medina y Jefferson Cuero terminó cayéndole a los pies a Arias, quien aprovechó el arco vacío y marcó el primer gol del partido. Santa Fe reducía la ventaja al mínimo y encendía la ilusión para los 25 mil hinchas rojos en las tribunas del Estadio El Campín.

Pero esta ventaja solo duró tres minutos. Con todo el equipo cardenal volcado en busca del segundo gol, los espacios que dejó terminaron costándole caro: en el minuto 44 cuatro jugadores del Tolima en ataque pasaron el balón con mucha velocidad por el mediocampo. Al final el balón le quedó en los pies a Ibargüen, quien corrió a la medialuna remató rasante y venció a Zapata. Júbilo para los cinco mil fanáticos que desde Ibagué vinieron a apoyar al equipo pijao y desconcierto para la fanaticada roja.

Con la entrada de Juan Daniel Roa por Sergio Otálvaro en Santa Fe, el segundo tiempo se hizo aún más tenso. Los ataques iban y venían, y las defensas se llenaban de errores que Jefferson Cuero cobró: capturó un rebote en media cancha, superó al defensor que lo marcaba y cayéndose, desde la esquina del área, metió un remate que pasó por encima del portero Burian, quien antes había atajado a quemarropa varios disparos, concretando el 2-1 parcial al minuto 56.

Con la ventaja cardenal el juego se hizo excesivamente tenso para ambos lados. Las fallas de entrega se sucedían con dos equipos desesperados por inclinar la serie a su favor, y los palos negaron varias emociones más: un cabezazo de Cuero en el minuto 60 y un remate de Ibargüen en el 68 se estrellaron contra los arcos. Gustavo Costas hizo entrar a Dairon Mosquera por Luis Manuel Seijas, y a Wilson Morelo por José de la Cuesta.

Tanta tensión acumulada, y el ritmo frenético con que se había jugado hizo que el partido decayera de nivel. El juego se llenó de faltas y el Tolima se dedicó a perder tiempo en forma excesiva con la complicidad del árbitro Gustavo González. Alberto Gamero sacó a de la Rosa por Marco Pérez, y a Silva por Bréiner Bonilla. Santa Fe terminó acorralando al Tolima, con todos sus jugadores en campo contrario, mientras el pijao se defendía con Burian y mandaba el balón a las nubes. Pérez se fue expulsado en la adición por pérdida deliberada de tiempo.

Con el título, el segundo a nivel doméstico tras la Liga 2003-II, el Deportes Tolima se aseguró la entrada a la Copa Sudamericana 2015. Ambos rivales todavía tienen pendiente el desafío de los cuadrangulares, el cardenal como primer clasificado del grupo A y el pijao como cuarto del grupo B, por lo que no hay tiempo para celebraciones excesivas o lamentaciones.

Vea también en Plaza Capital: Santa Fe y Tolima disputan sin sus capitanes la final de la Copa