Emprendimientos en redes sociales como salida económica en pandemia

Miércoles, 25 Noviembre 2020 09:56
Escrito por

Con la idea de vender dulces, en cajas representativas de un libro, fue la forma en la que los hermanos Bernal innovaron durante la cuarentena. Durante la cuarentena se volvió común ver cómo día tras día iban apareciendo nuevos emprendimientos en las redes sociales. Las personas veían como una nueva oportunidad de negocio la creación de diferentes productos novedosos y que podían ser ofrecidos utilizando la tecnología. 

Producto innovador de venta.||| Producto innovador de venta.||| Sugar Family. Instagram:@sugarfamily10.|||
494

Según el Centro de Innovación y Emprendimiento, INCUBA y el Grupo de Estudios en Administración del CESA (GEA) en un análisis sobre los emprendimientos de Colombia, identificaron que el 16% presentó un impacto positivo ante la crisis del coronavirus. Esta ha sido una alternativa para las personas que han quedado sin trabajo, que quieren generar ingresos sacándole provecho a la situación. Esto, ha sido una de las ayudas para mitigar las problemáticas económicas de la cuarentena.

Juan Diego Bernal, un joven de 18 años, es una de las personas que aprovechó el confinamiento junto a su hermano para crear un emprendimiento con el nombre de  ́ Sugar Family ́. A pesar de que es un estudiante de Derecho, vio una posibilidad de negocio con el que podía salir adelante en la pandemia.

¿Cómo nació su emprendimiento?

En búsqueda de algo por hacer, en la casa encerrados pensando en que podíamos llevar a cabo. Por eso, dijimos con mi hermano que teníamos que movernos en algún terreno. Estuvimos buscando realmente qué tema conocíamos y en esos días de desarrollar la idea me llegó un regalo, era una cajita de dulces que me pareció muy ingeniosa,  novedosa y era algo fuera de lo común. Ahí fue cuando dije que sería genial hacer una caja llena de dulces, pero que fuera diferente, que fuera especial y llamativa para las personas. En eso, me senté con mi hermano, le conté la idea y también le gustó.

Desde ese momento empezamos a pensar qué producto sería novedoso y pensamos en un libro. Dibujamos la portada, la contraportada y vimos que esa era la idea diferente, ya que no era un libro común y corriente sino un libro repleto de dulces. Esa fue nuestra motivación y en ese momento tan precario que hemos estado viviendo, podíamos ayudarle a nuestra familia.

¿Por qué decidieron  que el producto fundamental fueran los dulces?

Nos pareció que los dulces eran una  buena idea porque tuve una pequeña experiencia en el colegio, desde sexto empecé a vender dulces de a poco a mis compañeros. Así me fui dando cuenta que era un negocio rentable, en el que poco a poco iba ahorrando con lo que vendía en la semana. Además, era un tema del que yo estaba empapado, ya que sabía donde ir a comprar, qué tipo de dulces eran los que más gustaban y eso facilitó mucho más las cosas, era un mercado en el que me sabía mover. Ligado a eso, era una experiencia que desde pequeño quería hacer con mi hermano, porque yo le decía que se animara a vender y con eso nos ayudábamos entre los dos. 

¿Cómo funciona su emprendimiento?

El emprendimiento está constituido por tres personas, que estamos divididos por tres funciones. El primero es el encargado de las finanzas; es el que está al tanto de los números, de cuánto podemos comprar y cuánto vendemos. Otra persona está encargada de la parte de las ventas; se encarga de manejar el Instagram, de hablar con los clientes y manejar contactos. Por último, está la persona encargada de los diseños.

Como tal el emprendimiento, trata de brindar un producto personalizado de una caja, que buscar ser similar a la de un libro. Consiste en que se vea tal cual como si fuera un libro, que el cliente al recibirlo piense que es un texto, pero la diferencia evidente es que al abrirlo estará repleto de dulces. Centramos nuestro producto en algo que le gusta a la gente, la lectura y los dulces.

¿Qué hace diferente su emprendimiento de los demás?

Eso fue lo primero que pensamos antes de comenzar el emprendimiento, porque nosotros no queríamos salir al mercado a ser una copia de los demás. Lo que nos diferencia a nosotros de los otros emprendimientos es que hacemos cajas personalizadas y esas son en esencia libres, es decir, yo no mando a mi proveedor a que me haga 20 libros de lo mismo para venderlos. No, yo pido que me haga un libro como le gusta al cliente y sobre eso yo lo personalizo. Finalmente, el que toma la decisión es el comprador, porque nosotros nos basamos en la opinión de ellos para dejar ese diseño. Eso nos ha hecho llegar más a la gente, porque les gusta que es totalmente personalizado.

¿Cuál es la principal barrera que han enfrentado?

Es la parte de los envíos, en cuanto que nosotros los realizamos con una empresa externa y al parecer no tienen cuidado en el momento de transportar nuestro producto. Es algo muy complicado, porque nuestro trabajo implica en ser cuidadosos con la posición en la que van los dulces, para que se vea bien, simétrico y ordenado. Pero en el momento en el que es entregado a nuestro cliente es totalmente diferente a como se lo dimos a la empresa. Ese es el aspecto con el que más hemos batallado, porque la idea es que llegue al cliente de la manera en que nosotros lo enviamos, que se vea bien, que dé gusto.

El papel de las redes sociales es fundamental para las ventas de los emprendimientos, ¿Cuál es la estrategia que utilizan para lograr atraer más clientes?

Realmente es cierto, las redes sociales son fundamentales para nuestras ventas. Nosotros hemos tenido un problema con eso y radica en que sabemos muy poco sobre como vender por Instagram. Hemos estado leyendo y aprendiendo sobre el tema, pero no hemos llegado a ese punto de administrar bien las redes sociales para vender. En este momento estamos haciendo el trámite para mejorar, queremos cambiar el feed para hacerlo más llamativo de tal forma que enganche más al cliente. Es una estrategia para el futuro, ya que hemos sido desorganizados por el poco conocimiento que teníamos de ese campo. 

¿Para usted qué significa ser emprendedor?

Para mi ser emprendedor es ser ambicioso, paciente y realista. Porque un emprendedor no va a buscar ingresos desde el inicio, sino que busca trabajar, mantener en rueda el proyecto y que tenga flujo su emprendimiento. Con eso, esperar a que su empresa despegue y así empezar a brindar oportunidades de empleo a las personas. Ser emprendedor es no rendirse, no caer por cualquier cosa que suceda y tener la capacidad de darle solución para seguir trabajando. Ser perseverante porque hay que ser líder y tener la voluntad de trabajar. A eso es lo que quiero llegar en algunos años con mucha más disciplina y con eso poder ayudar a muchas más personas.

Para usted,  ¿Cuál es el papel que tiene un emprendedor a nivel social?

La principal función social de un emprendedor es generar empleo, poder decir que uno necesita más gente para complementar el desarrollo del emprendimiento y  para pasar a ser una empresa, así generar empleo y que a la vez siga manteniendo el negocio. Yo creo que ese también fue un motivo para crear este emprendimiento, a raíz del desempleo que se vive en este país y también con la preocupación de salir de la universidad y no tengamos donde trabajar. Además nuestro producto también es una idea ecológica, que las personas después de disfrutar los dulces la guarden y pueda darle un uso diferente, como por ejemplo que puedan guardar sus manillas o sus colores y no botar la caja a la basura.  

¿Cuál es el balance que le ha dejado su emprendimiento desde el inicio?

Yo creo que es un proceso muy difícil. Sin embargo, yo creo que las cosas llegan a su tiempo y hay que tener mucha paciencia y persistencia. Realmente no he recibido mucho dinero, pero en términos generales creo que ha sido muy bueno, que es algo que puedo llevarlo más grande y que es algo que quiero hacer. Puedo decir que nos ha ido bien y los clientes han estado muy satisfechos y en las cosas que fallamos, hemos tratado de ser puntuales para mejorarlo.