“Un pueblo ignorante jamás va a salir de la sumisión del Estado”, afirma el caricaturista El Verdugo

Miércoles, 05 Mayo 2021 22:02
Escrito por Lina Ariza

A raíz de ser jurado de votación en las elecciones del año 2018 y de presenciar corrupción en las cifras de votos, nace El Verdugo. Prontamente al siguiente día, en la segunda vuelta, este personaje empezó a caricaturizar lo que sucedía ante sus ojos, de esta manera sus trazos empezaron a tener un tinte de crítica política. El Verdugo es un caricaturista colombiano anónimo que busca brindar opinión e información gráfica, a través de sus redes sociales Instagram, Twitter y YouTube. En sus viñetas, este artista realiza explicaciones de la realidad colombiana y una crítica al gobierno.

|||||||| |||||||| elverdugo.co|elverdugo.co|elverdugo.co|elverdugo.co|elverdugo.co|elverdugo.co|||
539

El Verdugo es miembro de la asociación de caricaturistas colombianos independientes, La Causa Resiste. De igual manera, es un artista plástico que vende lienzos con rostros, desde Virginia Gutiérrez hasta Gustavo Cerati. Con el arte en una mano y la crítica en la otra, su trabajo se propaga.

¿Por qué el nombre El verdugo? 

Al ser un ente que está mirando a la sociedad y la critica desde un anonimato, no involucra mayor tema crítico, digamos personal y es más como un ente muy neutral. Empezó como una persona que estaba detrás de un traje que juzga, digamos que también tiene una razón histórica en cuanto a que era como el que le mandaban a hacer el trabajo sucio. En parte uno hace eso, porque la sociedad está al revés y entonces ven que la opinión crítica es el trabajo sucio, entonces pues realmente estamos haciendo el trabajo sucio para tratar de limpiar a la sociedad, desde ahí viene el nombre, a tratar de alimentar a la información por medio de eso.  

¿Por qué decide mantener su identidad en anonimato, además de la neutralidad? 

La política y todo el sentido crítico está permeado de polarización y pienso que es lo que no deja avanzar en cuanto a un tema. Los prejuicios son muy grandes cuando uno habla, entonces antes de tener un juicio o antes de hallarle la razón o argumento, mirar quién lo está diciendo. Ese argumento se ve muy viciado por parte del emisor.  Ahí está la razón del anonimato, que es ver al verdugo, como una figura ficticia, que no lo conocen, que no lo pueden juzgar. Simplemente pueden criticar y opinar a raíz de sus publicaciones, su pensamiento.  

¿Ha tenido un modelo a seguir o alguien que le inspire?  

Pienso que Jaime Garzón ha sido como la punta a seguir, por todo lo que desencadenaba su pensamiento, por todo el legado que ha dejado. Él en el sentido crítico y en el sentido artístico, hay muchos referentes de caricatura antigua. Pero eso es como una herramienta para lo que uno piensa. O sea, uno puede dibujar un garabato y expresar lo mismo, como si supiera pintar en un lienzo al óleo y me demoré dos días haciéndolo, y digamos que la idea se va a concretar de lo misma manera. En cuanto a filosofía, he leído unos cuantos que me han inspirado como Nietzsche. Su pensamiento era contra la sociedad enormemente crítico. Ellos dos.  

¿Teniendo en cuenta que es un artista, para usted qué es el arte? 

Esta pregunta contempla muchísimos adjetivos porque pues el arte para ti puede ser una cosa, para mí puede ser otra. Digamos que lo podemos entender de múltiples maneras. Pero para responder, pues es como la expresión del alma. Que obviamente va a depender de lo que pienses, de lo que tú creas, de todo. 

¿Por cuáles medios periodísticos se informa antes de empezar a trabajar? 

Consulto primero medios internacionales. Consulto toda la opinión internacional BBC, CNN, artículos internacionales de universidades basados en Colombia, en el conflicto. Y conforme el hecho pasa, pues los contrasto con el nivel nacional, con la noticia a nivel nacional. Comparo, contrasto, saco una conclusión sólida y transparente, sin necesidad de medios corruptos, nada eso. Y así es como se empieza a trabajar un hilo de investigación dentro de las viñetas que hago. 

¿Qué lo motiva a continuar con su labor? 

Un cambio, yo pienso. Realmente lo que estamos buscando es un cambio y educar mentes jóvenes. Uy hablo como viejo, pero educar mentes jóvenes es despertarla la curiosidad por el lector, por el ciudadano que muchas veces doblega su conciencia, digamos a una novela, por encima de lo que está realmente pasando. Entonces es eso, me indigna que en Twitter a veces, todas las tendencias sean de Pedro el escamoso, y por debajo líderes sociales asesinados. Digamos que esa es la mayor motivación.  

¿Cómo surgió Datos pa despertar? 

Con el ánimo de informar. Tú revisas mi feed de Instagram y es muy variado, digamos que no tiene un estilo propio, porque trato muchísimo de mantenerlo, pero me cuesta. Porque o sea ya no me gusta lo que hago, entonces bueno, vamos a innovar, entonces otra cosa, otra cosa. Si te das cuenta, en las últimas publicaciones, ya no ha estado Datos pa despertar porque me di cuenta de que estaba informando después de haber informado. A ver, me explico, está la noticia, hay un repaso de noticia, todo el día dura la noticia y, yo al siguiente día, informaba esa noticia. Se pierde la inmediatez que es lo que uno busca en un medio de comunicación. Se volvía a lo mismo, entonces preferí informar de una manera directa con un poco de inmediatez. 

Pero pues Datos pa despertar surge a raíz de informarle a la ciudadanía. Si no estoy mal, la primera noticia de Datos pa despertar fue de líderes sociales asesinados, que es algo importante de resaltar y a quienes los estaban asesinando día de por medio. No había un medio, hasta ahora, que lo informara de esa manera, porque en el transcurso de muchas noticias se pierde esa información y nadie le da la importancia que debería de tener.

¿Desde cuándo y cómo hizo parte de La Causa Resiste? 

Bueno, desde cuándo no sé, pero llevamos más o menos un año. Fue una asociación entre Orión caricatura, Patán del El Espectador y DiegoCaricatura de Bucaramanga. Pues con el ánimo de precisamente ser una asociación independiente de caricaturistas. En el cual formaran un gremio y se reconociera esta labor, porque a veces hay tantos caricaturistas que solo con padrinos políticos pueden llegar o padrinos sociales pueden llegar a un puesto como caricaturista. Digamos que surge así, surgió tomándonos una cerveza y dijimos vamos a hacer una causa. Y pues ya ahorita hay como unos 16 caricaturistas en la causa. Está Calarcá, que es como el máximo exponente, de mucha experiencia. Está Nelson Zuluaga. Hay gente con mucha trayectoria que nos ha aportado muchísimo, entonces así fue. 

¿De quién o de que no se atrevería a caricaturizar? 

Hasta ahora no podría decir de quién no, pero si te podría decir que digamos en el tema religioso, no me metería. No por lo que yo crea, sino porque hay una muy fuerte cultura en Colombia en cuanto a eso. Irrespetar esa figura que tiene todo el colectivo colombiano, no me atrevería a eso, pero por un sentido de respeto y no por algo personal. 

¿Cuál es su opinión ante la reforma tributaria? 

Obviamente, es un descaro. Cada periodo, pues intentan meter una reforma tributaria que en este momento ya está, abarcando muchos más servicios, más artículos de la canasta familiar. No solo eso, sino la renta básica y abre puertas para que dentro de esa ley se metan micos, como se descubrió con la reforma de la salud. Entonces no es solo enfocada a la reforma tributaria, sino a todo el nicho de corrupción que se encuentra allí.

Obviamente no es el momento para hacerla. En pandemia no es el momento para hacerla, todo el mundo está golpeado económicamente. Están invirtiendo recursos que no deberían estar destinados en este momento para, digamos, la compra de aviones, para la manutención de camionetas del Congreso, nada de eso. Y quieren sacar sus gastos a raíz de una reforma tributaria que va a afectar a muchas familias. La mitad de Colombia está en la pobreza, ya lo dijo el DANE. Y quieren que siga habiendo pobreza, entonces me parece algo muy descarado, están obviamente haciendo una campaña preelectoral, y muy seguramente en estos días, salga algún salvador del Centro Democrático a decir “tumbamos la reforma” y de allí se vaya todo. Entonces eso es como la posición. 

¿Qué piensa del paro 28A? 

Bueno, yo no creo mucho en el paro, porque si bien la manifestación si es importante dentro de un país, la crítica y todo esto, Colombia aún no tiene su identidad clara y no hemos empezado por esto.  Si no tenemos una identidad clara, no podemos reconocer qué problemas tenemos. Si no sabemos cuáles son nuestros problemas, qué queremos solucionar, pues la marcha va a estar permeada de muchas cosas. De que un sector agrario quiera una reforma para su nicho, que los transportadores quieran otra reforma para su nicho, que los profesores quieran otra reforma para su nicho y, digamos que, la fuerza de una sola problemática se va a perder. 

Colombia no es un país con cultura protestante como algunos vecinos sí lo son. No ha tenido una experiencia en cuanto a eso, no ha podido definir una mesa de conversación con nadie, en cuanto a las necesidades, expuesto una lista de prerrogativas contra el Gobierno que le digan esto es lo que queremos. Entonces, el sentido de una marcha se pierde, se pierde también cuando la gente va a tomar en una marcha, se pierde cuando la gente lleva al perro a una marcha, porque piensa que es un paseo y no lo es.

Yo digo que hay muchas formas más educativas, más pedagógicas, de hacer una represión social que un paro. Un ejemplo de eso es ilustrarse y leer. El colombiano tiene un índice per cápita del 2% en cuanto a lectura, dos libros por año. Y eso es algo muy crítico para una sociedad. O sea, un pueblo ignorante jamás va a salir de una sumisión del Estado. Y pretenden hacer una protesta, donde muchas de esas personas la tienen clara y hacen algo, pero muchas otras salen porque les dijeron que salieran a protestar, entonces no tiene una convicción clara. Ahorita bueno, se ha logrado algo y es por lo menos que el Gobierno reconozca que va a cambiar algo de la reforma, y es un paso medianamente importante porque está moviendo el Gobierno. Pero no, en sí el sentido de la marcha y el paro tiene otro significado que se pierde también, con el mismo Gobierno que lo quiere corromper. Como círculo vicioso, muy seguramente queden temas para la próxima marcha. La próxima marcha va a ser más violenta y así no se va a lograr un cambio realmente.  

¿Si una caricatura suya pudiera ser vista por todos los colombianos que mensaje transmitiría?

Tolerancia, yo creo. Falta mucha tolerancia para todo. Para todo, digamos que es como la premisa máxima para una sociedad en paz. Y no solo en paz, sino pues como apersonarse del problema del prójimo, porque digamos que eso es lo que falta para que precisamente un cambio tenga una trascendencia social. Aquí vivimos mucho de las apariencias, primero y, segundo de los intereses particulares, entonces no se va a lograr socializar todo un cambio de ideas. Yo creo que la tolerancia a partir de respetar a lo que diga el otro. Reconocer que es uribista y bueno, sentémonos a hablar y no soltar así sus argumentos ofensivos. Pues yo digo que sería ese mensaje de tolerancia.