Plantón contra el aborto en la Corte Constitucional

Miércoles, 19 Febrero 2020 18:21

Distintas organizaciones provida hicieron presencia y exigieron la protección de "la vida de los bebés y las madres" durante todas las etapas de la gestación.

Pañuelos en el color representativo del colectivo provida||| Pañuelos en el color representativo del colectivo provida||| Sabrina Bastidas|||
160

Información adicional

  • Coautor 1: Sabrina Bastidas Iguarán

El miércoles 19 de febrero, el magistrado de la Corte Constitucional Alejandro Linares entregó la ponencia que establece la despenalización del aborto hasta el primer trimestre de gestación. Esta será discutida a partir de la próxima semana en el alto tribunal.

Después de este tiempo, continuaría en efecto las tres causales establecidas por la Corte Constitucional en el 2006: cuando el embarazo constituya un peligro para la salud o la vida de la mujer, cuando exista una grave malformación del feto y cuando el embarazo sea resultado de acceso carnal o acto sexual sin consentimiento (violación), abusivo, o de inseminación artificial o de transferencia de óvulo fecundado no consentida, o de incesto.

La ponencia de Linares ha causado polémica en la opinión pública. A raíz de esto, organizaciones en contra y a favor del aborto se ha pronunciado frente a esta temática. Distintos grupos provida realizaron un “plantón por la vida” afuera del Palacio de Justicia para expresar sus opiniones. 

El grupo 40 Días Por La Vida se manifestó en compañía de otros colectivos provida y organizaciones religiosas. Una de sus representantes, Pamela Delgado señaló que “el aborto es una decisión mortal”. La vocera añadió que “el aborto pone en conflicto un derecho fundamental, el derecho a la vida. El artículo 11 de la Constitución Política de Colombia dice que todos tenemos derecho a la vida y no habrá pena de muerte, pero ahí estamos matando personas”. 

Una de los asistentes, María del Pilar Castellanos, expuso las razones por las que considera que no se debería abortar. “Yo lo hice a mis 21 años y viví esa experiencia cuando fui a un centro de Profamilia donde una enfermera me decía 'eso no es nada, eso es un frijolito'. No dicen que es un bebé, que ya está formado. Me arrepiento cada mañana de haberle quitado la vida a mi bebé y de no haberle dado la oportunidad de vivir en este mundo tan especial”, comentó.

Beatriz González, otra de las participantes del plantón, recogió firmas junto a otras voluntarias para solicitar la renuncia de los magistrados que voten en pro del aborto. Además, comentó que los funcionarios se están “abrogando competencias que no son de ellos porque modificar el Código Penal le corresponde al Congreso”.

En el plantón se presentaron tensiones cuando un joven proaborto expuso sus opiniones frente a los demás protestantes. Santiago Núñez fue agredido por algunos de los manifestantes:“y eso que son provida”, señaló. “Empezaron a empujarme, me tiraron agua, una señora me quiso golpear con un escapulario, otra señora de unos 80 años me quiso golpear con un periódico. Simplemente por llegar allí”, agregó indignado.

Núñez también comentó sobre el aborto que “las mujeres que deben tomar una decisión consciente, no debe ser tomada de forma espontánea porque puede también haber una afectación a su salud”. Frente a las reacciones de las organizaciones en contra del aborto dijo que su posición se basa en “una construcción social impuesta” por entidades como la Iglesia. 

Tras algunas horas del plantón, más ciudadanos a favor del aborto llegaron hasta el lugar para expresar su apoyo a la ponencia del magistrado Alejandro Linares, la cual busca mejorar el cumplimiento del sistema de salud en los casos de aborto al quitarles a las mujeres la carga probatoria de cualquiera de las tres causales.