Sexo, diversidad y placer, la liberación del siglo XXI

Miércoles, 28 Abril 2021 06:54
Escrito por Michelle Lesmes

En muchos contextos hablar de sexualidad y la diversidad que existe dentro de ella puede ser mal visto o incluso un tabú, por ello, es importante charlar y dialogar al respecto desde el respecto y la tolerancia, como nos inculca, María Camila Torres Conde, médico general de la Universidad del Norte, funcionaria de la DMU, médico del Servicio médico de la Universidad del Rosario. Actualmente cursando una Maestría en salud sexual y reproductiva en la Universidad EL Bosque y un diplomado en Sexología clínica, quien responde diversas preguntas respecto al sexo, el placer, la diversidad y los métodos de anticoncepción.

|||| |||| Imagen tomada de Pexels|Imagen tomada de Pexels|||
268

¿Cuáles crees que son los tabúes que existen en nuestra sociedad sobre la sexualidad?

Yo creería que uno de los más marcados y más en nuestra sociedad colombiana, que todavía sigue siendo muy conservadora y católica es el tema de la identidad de género y orientación sexual, las familias nos están preparadas para asumir la orientación sexual de sus hijos y el proceso de las personas trans al no sentirse bien con su cuerpo. Yo pienso que ese es uno de los tabúes más grandes que tenemos, no hablar frente a estas situaciones que se pueden presentar y que son normales y por lo mismo que no hablamos de eso, no sabemos manejarlo como sociedad. Lo ideal es que siempre tuviéramos ese acompañamiento de un profesional, más que todo con las personas que son transgénero y el apoyo de nuestras familias.

Otro de los tabúes más grandes sigue siendo el tema de las relaciones sexuales y la primera vez, todavía se tiene ese concepción que hay que llegar virgen hasta el matrimonio en el caso de nosotras las mujeres y que si tu has tenido relaciones sexuales con x cantidad de hombres o x cantidad de mujeres ya tienes como un letrero o un catálogo como buena, mala, necia, bandida, más que todo eso, las mujeres tenemos ese estigma y ese peso y pues, las relaciones sexuales es lo más normal del mundo, lo que debemos cambiar es las prácticas en la relación sexual.

¿Cómo pueden influir de manera negativa estos tabúes para el desarrollo de la sexualidad?

Pues negativamente de muchas formas, separemos la comunidad LGTBI de las mujeres, porque ha ambos nos dan duro, entonces, las mujeres por parte de tabúes estamos expuestas a embarazos no deseados, a violencia de pareja, tanto desde el noviazgo a una violencia familiar con sus esposos, abortos clandestinos, porque en Colombia sólo hay despenalización en tres causas y si tu no estás dentro de estas causas hay muchas niñas y mujeres que recurren a abortos clandestinos y esto tiene muchas consecuencias para la salud física y mental de las mujeres que lo padecen, todo eso, aunque no parece tener mucha relación con los tabúes de la sexualidad, sí la tienen porque si yo no tengo una buena educación sexual voy a ser, en el caso de los hombres, un hombre que maltrata a su pareja porque vio a su papá maltratar a su mamá, voy a ser un hombre que no voy a e respetar los derechos de mi pareja, seas tanto hombre como mujer y no tener una buena educación a mi como mujer.

Y en el grupo de la comunidad LGTBI sufren de discriminación, violencia psicológica, física y violencia sexual. Muchos no pueden vivir su sexualidad plenamente porque si es de una familia muy conservadora muchos deciden ocultar o callar su orientación sexual por temor o rechazo a las represarías de su familia, hay todavía mucho rechazo y estigma, es una comunidad que sufre violencia en todos aspectos y mucha gente asume en muchos casos que son trabajadores sexuales.

¿Crees que hay algún estigma frente a los métodos de anticoncepción?

Sí hay varios estigmas, primero con el tema del preservativo, que este es como el anticonceptivo número uno, yo lo digo así, porque además de protegernos de la anticoncepción, nos protege de cualquier enfermedad por transmisión sexual,  tenemos el caso de las parejas heterosexuales donde el hombre te dice, es que no se siente lo mismo, con el preservativo no se siente igual, ese es un tabú, hoy en día hay muchos materiales, diferentes al látex que favorecen una adecuada estimulación, obviamente sin el preservativo sí se va a sentir más, pero, no es que no vayan a sentir nada si lo usa, ese un tabú en las parejas heterosexuales.

Otro tabú en parejas homosexuales, más que todo en las lesbianas, tu les preguntas y ellas no usan preservativo, porque dicen que no necesitan usar preservativo porque no van a quedar embarazadas, pero con las parejas de lesbianas pasan dos cosas: uno, que utilizan juguetes sexuales, recordemos que el uso de juegues sexuales deben ser de uso individual o de pareja, pero a veces se lo prestan y ahí están siendo un foco de enfermedades de transmisión sexual y dos, que muchas veces nos olvidamos que el sexo oral, el sexo anal, también transmite infecciones, lo que siempre les recomiendo a estas pacientes es que utilicen laminas látex, eso no se conoce mucho, pero es literalmente como si fuera una laminita para practicar el sexo oral o anal, esto yo lo recomiendo  para cuando son parejas esporádicas y no tienes la certeza de que te es 100% fiel, pero es que uno nunca sabe si tu pareja te es fiel 100%, eso es cuanto al preservativo.

¿Qué opinas de los métodos “naturales” de anticoncepción?

Entre estos métodos, el más confiable sería el del ritmo, de llevar un control con mi calendario menstrual, sin embargo, ese método sólo es confiable para la mujer que es regular, tienes que estar segura de que eres regular para utilizar ese método, pero volvemos al tema y hay mujeres que no saben cuando un ciclo es regular y cuando no, entonces es difícil. En las charlas que hemos tenido en la universidad nos hemos dado cuenta de que practican estos métodos criollos, de echarse limón después de la relación sexual, pujar, apretarse el ombligo, estos métodos no sirven, porque son creencias de nuestros antepasados porque antes de que existieran los métodos anticonceptivos, pues métodos caseros, pero hoy en día teniendo los métodos que tenemos que son muy buenos, no deberíamos ponernos a experimentar.

¿Las mujeres reciben educación sexual más tardía o limitada en comparación a la de los hombres?

Creería que es más limitada y como romantizada, porque a nosotras nos dicen que no se le puede dar su “virginidad” a nadie, incluso hay papás que no dejan montar a sus niñas bicicleta, porque les dan miedo que su niña pierda la virginidad montando bicicleta, entonces, yo siento que nos adornan la educación. Siento que los hombres no es que hayan recibido una mejor educación, pero entre ellos se hablan o el hermano mayor o el papá le enseña qué debe hacer, a diferencia de la mujer, que uno espera que el novio le enseñe, yo creo que nosotras vamos muy a ciegas y que nuestra pareja nos guie y dependiendo que nos vaya en esa primera vez podemos ver que nos gusta o no nos gusta. Y es que también influye mucho los roles de género, porque estamos en una sociedad machista, patriarcal.

¿La autoestimulación femenina sigue siendo un estigma?

La mayoría de las personas ven malo que una mujer, se conozca, se estimule, entonces, uno se debe de conocer, pero nunca se habla de que las niñas también se autoexploran y es súper normal y es la mejor forma de yo saber qué me gusta y qué no, es lo mejor para saber cómo siento placer, por eso hoy en día ha aumentado la venta de juguetes sexuales femeninos, porque las mujeres están descubriéndose, porque antes nos tenían reprimidas. La autoestimulación tiene muchos tabúes que puede generar problemas en nuestros genitales y eso es falso. La autoestimulación se vuelve un problema cuando solo encuentras placer en ella, tu puedes estar con tu pareja y acabaron de tener relaciones sexuales y tienes que correr al baño a tocarte porque no descansas y no sientes un alivio, de resto es súper normal.

¿El rol de dominación o sumisión dentro del sexo está definido por nuestra sociedad heteropatriarcal?

Sobre los roles de género, es tanto dentro como fuera de la cama, nuestra cultura es machista y se cree que el hombre es el dominante, el que propone, el que siempre tiene ganas, esto ha cambiado un poco, pero si tú ves que una mujer propone es mal visto, mientras que, si el hombre lo hace, es lo más normal del mundo.

Ya se está normalizando el hecho que la mujer tiene poder y derecho sobre su cuerpo, sin embargo, se ve que los hombres dicen que no se casarían con una mujer que sólo quiere sexo casual y busca pasarla rico, entonces vemos cierta hipocresía por parte de los hombres no estarían en una relación a largo plazo con una mujer que piensa cómo ellos, porque aún tenemos esta cultura de la mujer sumisa, de la mujer humilde y virginal. Con respecto a la sumisión, es una práctica, el sadomasoquismo y tu puedes ver cómo el hombre es sumiso, pero eso es sólo en la cama y en el acto sexual, pero en la calle es un hombre, machista, abusador, violento, pues estas practicas no se hacen todo el tiempo y tu puedes ver por ejemplo, que en sus practicas habituales él es el que domina y va a ese momento donde se desconecta y le gusta ser el sumiso, pero son cosas diferentes, en su vida cotidiana, se desasocia su vida publica y su intimidad.

¿Por qué es importante hablar del placer durante el sexo de ambos participantes?

A ti nadie te habla de placer, en tu educación sexual no te hablan del placer y la sexualidad y tu asumes que toda relación sexual te va a traer placer y eso no es así, entonces, la relación sexual debería de ser sinónimo de placer, pero eso no siempre es así, ya sea por abuso, violación, por presión social y de mi pareja, y así no vas a sentir placer.

También se puede tener situaciones patológicas que me estén generando ausencia de placer, en el caso de los hombres sufren mucho de la disfunción sexual y la eyaculación precoz, y se ven casos en jóvenes, pero si de entrada pienso que tengo eyaculación precoz no voy a disfrutar mi relación sexual, y en el caso de las mujeres podemos tener alteraciones del canal vaginal y lubricación, entonces, cuando tu no sientes placer en tu relación sexual no vas a disfrutar del momento y de tu pareja y no se busca ayuda si es una situación patológica. Porque muchas veces duele y la relación sexual no debe doler a menos que quieras que duela, que te peguen que me azoten, pero tu relación sexual debe ser placentera, pero los hombres les dan mucha pena acudir al médico por ese tipo de situaciones.

¿Si no se llega al orgasmo significa que no disfrute mi relación sexual?

Es una creencia muy común que las personas creen que, si no hay orgasmo, no hay placer y sí el orgasmo es el momento clímax de la relación sexual, pero a veces hay momentos que no lo tienes, pero igual la pasas rico en tu relación sexual. Porque lo ideal es que antes de la relación sexual haya un pre-coito, haya juegos, haya un momento de seducción. No todas las relaciones sexuales terminan en un orgasmo porque muchas veces no huno una conexión adecuada entre mi mente y mis genitales y no hubo esa descarga. A veces las mujeres pensamos que, si no se vino, fue porque no le gustó y hay otros factores que influyen y ellos no siempre quieren tener sexo.

¿Cómo influye la pornografía en el sexo?

La pornografía es una industria ficticia, porque el sexo real, que tienen las personas normales no son así y más que todo los hombres crecen con esa concepción en que lo pueden hacer sin parar por dos horas en todas las posiciones, donde la pueden hacer lo que quieran a la mujer y no es así.

Y las mujeres piensan que es normal que los hombres la tengan súper grande, que tienen que hacer algunas expresiones faciales y orales, que tiene que ser un poco brusca la relación sexual y no es así, yo pienso que la pornografía es una película y que si vemos a nuestros jóvenes viéndola, no hay que juzgarlos, hay que explicarles que la vida real no es así y hay muchos jóvenes que se basan en esas prácticas que ven en la pornografía y la pasan a la vida real y quieren experimentar de entrada y sin consentimiento de la otra persona y así no es. Porque las relaciones siempre deben ser consensuada, la pornografía no está mal, pero debe separarse la realidad de la ficción.

¿Qué recursos hay en métodos de anticoncepción?

Todas las EPS en su organigrama tienen un área de planificación familiar, sin importar si eres prepagada, subsidiada contributiva, tú vas y dices que quieres realizar tu plan de planificación familiar y todos los métodos te los da la EPS que estén dentro del plan anticonceptivo, entonces la EPS te da: las inyecciones, las pastillas, a veces los preservativos, el DIU (el dispositivo intrauterino), está el implante subdérmico (más conocida como la ‘pila’), la vasectomía y el pomeroy están dentro de  la ley, a partir de los 18 años, si estás segura o seguro de no ser mamá o papá a esa edad, te puedes operar, lo que no viene dentro del plan es la reversión de estas cirugías.

Nosotros en la universidad tenemos un programa grande de planificación familiar, les brindamos la asesoría y orientación, nosotros ordenamos normalmente pastillas o inyecciones. Dentro de estos programas de planificación, también es importante la toma de citologías y hemos hechos campañas en la universidad para la toma de estas.

¿Qué consejo le darías a los jóvenes cuando inician su vida sexual?

Lo principal que yo le recomiendo a los jóvenes es este tipo de charlas, es que pregunten y se asesoren y se asesoren bien, y la mayoría de los jóvenes le preguntan a otros jóvenes y se va formando como una bolita de nieve y empieza a crecer, yo siempre les digo que perdamos el miedo a pedir una cita así sea con un médico general y decir mira, voy a tener mi primera relación sexual, tengo miedo, no sé qué hacer o decir, mira tengo una verruga en mis genitales o me duele, qué puedo hacer, porque hay como tanto temor a ser juzgados, porque a uno le da pena y pensamos que el medico nos va juzgar y hay casos donde se rompe esa relación medico paciente, pero eso casi no pasa, porque son casos muy puntuales.

Entonces lo que yo recomiendo a los jóvenes y adultos es que normalicemos pedir consultas por temas de relaciones sexuales, de identidad de genero u orientación sexual, yo pienso que si perdemos ese miedo podemos prevenir: embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual, pero también podemos disminuir las tasas de violencia de género, de suicidios, porque muchas personas de la comunidad LGTBI sufren de acoso, rechazo y los puede llevar a la depresión, por lo tanto, si nosotros prevenimos estos caso, hay cambios en diferentes sectores, en la salud sexual, física y mental y a la vez, disminuir la deserción escolar.