Una caleña que hace historia en el mundo del freestyle

Viernes, 16 Agosto 2019 14:27

Marithea se convirtió en la primera mujer en ganar una regional en la Red Bull Batalla de Gallos, competencia de freestyle, que abre la puerta a las mujeres en un ámbito comandado por hombres.

Marithea vs Husky disputando el tercer y cuarto puesto en la Nacional el pasado 10 de agosto||| Marithea vs Husky disputando el tercer y cuarto puesto en la Nacional el pasado 10 de agosto||| Foto de Kevin Molano, @kevinmolanoph|||
1200

El pasado sábado 10 de agosto se llevó a cabo, en Bogotá, la ‘Red Bull Batalla de los Gallos Nacional Colombia’, evento de improvisación o freestyle que dejó como campeón al capitalino ‘Carpe Diem’. Sin embargo, él no fue la mayor novedad durante el torneo, la freestyler caleña Maribel Gómez, más conocida en el mundo del hip hop como Marithea, se llevó las miradas al ser la primera mujer en el mundo en ganar una semifinal regional de esta competencia, lo que le dio un cupo directo a la nacional.

El freestyle es una disciplina que consiste en rebasar al rival haciendo uso de la rima improvisada al momento, sobre una instrumental en la cual se desarrollan habilidades como la agilidad mental y perder el pánico escénico donde influyen factores como la presión, la ansiedad, los nervios y adrenalina entre otros.

 

 

Marithea entró al mundo del rap a la edad de los 16 años luego que un amigo le insistiera que vieran por YouTube a otros freestyler, eso la motivó a probar suerte. Pese a que en un principio la caleña fue bastante reacia frente a la idea de hacer freestyle, poco tiempo después accedió a la propuesta y empezó a improvisar en los recreos del colegio.

Desde entonces, Marithea no ha parado, por el contrario se ha fortalecido en este campo teniendo como referentes a Valles T, el cual le dio varios consejos en su momento y quien fue uno de los jurados de la final nacional, y al rapero chileno Teorema, quien según ella “tiene una manera muy limpia y pulida de trabajar”.

“Ser pionero en cualquier cosa es difícil”, dice la primera mujer en ganar una regional a nivel mundial, título que logró el pasado mes de julio y que le dio el pase para ser parte de las nacionales. “En el freestyle el público no respeta a nadie, la gente critica todo. El freestyle es popular en países donde hay menos gente afro entonces es más fácil que a la gente se le haga más raro y que sean más racistas en general”, agrega.

Para ella, ganar una regional no es “gran cosa”. “No me lo esperaba. Las rondas fueron pasando y la gente se emocionaba cada vez más. Pero recibí muchas críticas después de haber ganado, pero al que no le guste, que practique y se suba a competir a ver, así es”, afirma.

Quizá es por su actitud tajante y directa que a la representante de ‘La Sultana del Valle’ no le da miedo enfrentarse a un hombre, le planta cara a quien sea y donde sea y es por esto que manifiesta su desprecio al llamado “efecto mujer”, un fenómeno de las batallas de freestyle que consiste en celebrar de forma exagerada un punchline (tiro de gracia al final de las rimas cargado de ironía) por el simple hecho de que quien lo ejecute sea una mujer.

“En mi batalla con ‘Tinta’ a él le gritaron excesivamente porque era local o en mi batalla contra ‘Husky’, que estábamos prendidos y de un momento a otro él se sacó de la manga una rima de género, eso hizo que la gente gritara; hay que pensar más en eso que en quién canta”.

Marithea, desde la regional hasta la nacional, se enfrentó a siete hombres, perdiendo su invicto en la semifinal contra el actual campeón ‘Carpe Diem’. No obstante, esta caleña logró ganar el tercer lugar en el podio contra el freestayler manizalita ‘Husky’, clasificándose a la Red Bull Nacional Colombia 2020.

Sin embargo después de este triunfo, Marithea duda de si ir o no a la Nacional el próximo año, ya que según ella las batallas de improvisación “son un mundo sumamente tóxico”. Pero de lo que sí tiene certeza es que seguirá fortaleciéndose como competidora en eventos dentro y fuera de Colombia. “No puedo revelar nada hasta que los organizadores lo hagan público, por ahora seguiré entrenando”.

Con miras al futuro,, Marithea afirma seguir con el mundo del freestyle y con su música. Aunque no descarta la idea de dejar las batallas para dedicarse de lleno a la música, que es lo que realmente la apasiona: “Seguiré haciendo música y seguiré participando en batallas, quizás por ahí en unos dos años yo dejaría las batallas, es totalmente desgastante y me dedicaría a mi música completamente”.