Fundación D’Artagnan realizó cuarto foro sobre libertad de expresión

Martes, 03 Noviembre 2015 07:09
Escrito por

El 3 de noviembre de 2015, en el Foro sobre la Libertad de Prensa organizado por la fundación D’Artagnan, se discutió la estrecha relación entre el dinero, el poder y los medios de comunicación. El debate giró en torno a cuáles son los elementos que coartan la libertad de expresión.

||| ||| |||
899

Información adicional

  • Coautor 1: Nicole Acuña

Libertad de prensa, censura y pautas económicas fueron los temas más discutidos en la cuarta versión del evento.

El 3 de noviembre de 2015, en el Foro sobre la Libertad de Prensa organizado por la fundación D’Artagnan, se discutió la estrecha relación entre el dinero, el poder y los medios de comunicación. Con la presencia de Paloma Valencia, Juan Gossain, Daniel Samper Pizano, Juan Gabriel Vásquez, en calidad de panelistas y la moderación de Rafael Santos, el debate giró en torno a cuáles son los elementos que coartan la libertad de expresión.

Durante el foro, que hace homenaje al periodista Roberto Posada García-Peña, conocido como D´Artagnan, varios panelistas señalaron la falta de rigor del periodismo actual como uno de los principales peligros de la libertad de prensa. “La pregunta es si los periodistas merecen ostentar el título de defensores de la verdad. Un periodista que, en sus publicaciones, favorece unos intereses sobre otros es el primer atacante de la libertad de prensa”, afirmó Gossaín.

Los panelistas coincidieron en que la madre de la libertad de prensa es la libertad de expresión y para que esta se mantenga tiene que estar libre de condiciones. “La libertad de expresión está pasando por una crisis y el peor de sus síntomas es la idea de que puede tener límites subjetivos”, concluyó Vásquez.

Otros de los grandes terrores de la libertad de prensa, resumió Rafael Santos, son los poderes económicos empresariales que se han tomado a los medios. “Hoy en día el que tiene la plata puede pautar los medios y esto es una imposibilidad democrática”, denunció Paloma Valencia, senadora del Centro Democrático.

Samper explicó que debería haber una entidad creada por los mismos periodistas que para la vigilancia del ejercicio de los medios, una especie de tribunal ético que sancione simbólicamente a quienes ejerzan sin equilibrio. “Es claro que nuestros mayores vigilantes son los lectores, consumidores de televisión y radio. Sin embargo debería existir una institución clara que fiscalice el quehacer periodístico”, propuso Samper, a lo que Vásquez respondió “tenemos la mayor de las entidades poniéndonos el ojo encima y es la opinión pública”.

Además del debate, la fundación D’Artagnan lanzó su observatorio de la libertad de expresión, que busca promover este derecho, mostrar cómo se informa sobre este y analizar las leyes que lo favorecen y afectan. Este proyecto, que cuenta como aliado a la Universidad del Rosario, entrega anualmente una beca para el programa de Periodismo y Opinión Pública.