El 'Mono Cervecero': el beerfluencer que le apuesta a la cultura de la cerveza artesanal en Colombia

Jueves, 08 Octubre 2020 12:15

Convencido de que la cerveza artesanal marca la diferencia, el Mono, visita las cervecerías de todo el país con el fin de analizar qué tanto saben las personas acerca de esta bebida milenaria, qué lugares conocen, qué pueden hacer para mejorar el producto y si efectivamente consiguen el factor diferencial en la experiencia cervecera.

El mono cervecero, un apasionado por la cerveza artesanal||| El mono cervecero, un apasionado por la cerveza artesanal||| @elmonocervecero en Instagram|||
573

Desde hace tres años el 'Mono Cervecero' viene trabajando por fomentar el consumo y la cultura de la cerveza artesanal en Colombia. Con su micro cervecería basada en primates y su página de Instagram @elmonocervecero, trata de informar y enseñar a las personas que lo siguen acerca del mundo que hay detrás del craft beer (cerveza artesanal) y de la experiencia que trae consigo aprender a tomar una buena cerveza.

Ver: Una pola por la paz y la reconciliación

En esta entrevista para Plaza Capital, habla acerca de sus proyectos como beerfluencer, su pasión por la cerveza y su gusto por los monos. Además de cómo se está posesionando Colombia en la cultura del craft beer y su interés por hacer que este sector creciendo y llegando a más personas en el país.

¿Cómo nació el ´Mono Cervecero´?

Nace de una tienda, hace más o menos tres años. Quisimos crear una licorería, pero nos dimos cuenta de que tanto el público como la tienda estaban mal enfocados, entonces la licorera no tuvo rumbo, pero los estudios de mercado que hicimos en cuanto a cerveza si nos funcionaron, además a mí siempre me ha gustado mucho la cerveza, así que comencé a indagar en la cerveza artesanal por venta más que todo.

¿Entonces redireccionaron la marca?

Sí, así fue como en vez de vender pensamos en que actualmente la gente no sabe dónde está tomando, no sabe qué cervecerías hay y tampoco sabe todo lo que hay en Colombia en cuanto a cerveza. Ahí fue que nació un poco el proyecto del Mono cervecero y la idea de generar cultura a raíz de un personaje, contarle a las personas en dónde tomar cerveza, contarle acerca de las plantas, los festivales, las copas y todo lo que está alrededor de la cerveza artesanal y que mucha gente de inicio no sabe.

 ¿De dónde surgió el nombre?

A mí siempre me han gusto mucho los monos, pero un detonante fue, que hace como cuatro años, estuve en Brasil, en Campinas, fui por turismo y porque era la final entre Ponte Petra y Corinthians, entonces me fui a ver el partido allá y cuando llego, ¡oh sorpresa!, todas las banderas del equipo de Ponte Petra tenían monos con banderas de Colombia, ahí yo quede cómo esta gente qué, lo primero que pensé fue que tenían que amar a los colombianos y lo segundo que la mascota y todas las insignias del equipo son monos, así que todo se unió. Entonces cuando quise redireccionar la marca del Mono de influenciador y todo el cuento de culturizar a la gente, fui a un proveedor de máscaras de Halloween que tengo y ahí vi la máscara del mono.

 Cuéntenos son 'El Mono Cósmico', su nueva cerveza en colaboración con Hakuna Beer

Se trata de una micro cervecería basada en primates, en donde todas sus etiquetas son monos, gorilas o algún tipo de primate como tal. Luego de ver todo el análisis que hemos hecho de Colombia, de hacer estudios acerca de cómo están las cervecerías en cada ciudad, en cada región, de dónde están vendiendo cerveza y a qué lugares se puede ingresar, fue que creamos la marca y sacamos la pola como tal. Hicimos pruebas por cuatro meses más o menos, sacando pola, creando h y estabilizando la receta hasta que tuvimos la pola. La primera cerveza que sacamos es una IPA (Indian Pale Ale), una american IPA, que es la IPA del Mono y así mismo fue que nació el tema de la colaborativa con Hakuna. Hakuna es una cervecería de Medellín, decidimos sacar una cerveza juntos y fue una Brown IPA que se llama el Mono cósmico, de esta pola se sacaron 200 litros del bache, ahorita ya quedan las ultimas y esta fue la primera colaboración que tuvo Monos Brew, el Mono cervecero, con una cervecería paisa.

¿Tiene otros proyectos colaborativos?

Sí, el proyecto de sacar cervezas colaborativas está enfocado por regiones, esto con el fin de posesionar al Mono en toda Colombia y no solo en Bogotá o Medellín que es mi segundo público. La idea es poder hacer colaborativas con cervecerías de la costa, de Cali, del Eje Cafetero y del Llano.

¿Cuándo empezó a ser tan grande esta cultura de la cerveza artesanal en Colombia?

Yo llevo con el Mono casi dos años, pero desde hace un año se viene trabajando muy duro, ya muchas personas más le creen a la cultura craft beer en Colombia y eso antes no se veía, ahora la gente toma más calidad, toma menos, pero toma más calidad. Se trata de hacerle entender a la gente el porqué de tomar cerveza artesanal y eso toma tiempo, es cuestión de culturizar, de hacer catas, de hacerle entender a la gente desde la parte sensorial el porqué de la diferencia y hacerles ver el mundo que hay detrás.

¿El sector cervecero se vio afectado por la pandemia?

Digamos con todo esto del Covid y la pandemia todo se fue un poco para atrás, porque todo lo que son restaurantes, bares y el sector gastronómico en general está caído, ahorita si uno va a la 85 o a la 93 va a ver muchos locales en arriendo y muchas de las marcas a las que uno iba ya no están. Sin embargo, la cultura sigue creciendo.

¿Cómo se posesiona Colombia en cuanto a producción de cerveza artesanal en relación con otros países?

En Colombia se consume mucha cerveza, pero no artesanal, de hecho, el porcentaje de consumo de cerveza artesanal estaba en 0.5 %, pero yo creo que ahora está en 0.3 %, entonces ya entra ahí el tema de que, si uno culturiza la gente y le explica el porqué de tomar cerveza artesanal, aumenta el consumo y se podría llegar por lo menos al 1%. A comparación con Latinoamérica, por ejemplo, estamos muy por debajo, Argentina está entre el 3 % y el 4 %, Perú y Ecuador entre el 2 % y el 3 %, nos llevan mucho de diferencia en cuanto al consumo de cerveza artesanal, pero Colombia es un país que ve mucha cerveza. Lo que sucede es que está monopolizada por Bavaria desde hace más de diez años, Bavaria tenía casi el 99 % del consumo de cerveza en el país, hasta que llegó Heineken con Andina y su unión con Postobón, ellos también vienen por un alto porcentaje del mercado, cubren más o menos el 15 %, que también es mucha plata. En este sentido la cerveza artesanal viene siendo una minoría, pero es una minoría que tiene un estilo de vida, que le apuesta a la calidad y a vivir buenas experiencias, además detrás de todo esto también hay muy buenas personas y personas con muy buenos cargos en cuanto a cerveza, es gente que ha estudiado por fuera del país, que sabe cómo es toda esta cultura por fuera y que quiere traer muchas cosas al país.

¿Existen problemas en cuanto a la producción de cerveza artesanal en el país?

Existen varios problemas de elaboración, pues todo lo que se hace en cerveza es importado, lo único que tenemos acá es el agua. La malta, los lúpulos, la levadura, todo eso es por fuera. Para los países de afuera es mucho más fácil, porque tienen mucha más accesibilidad en cuanto insumos y porque se producen en los mismos países o en países cercanos. En cuanto al lúpulo, por ejemplo, en los países en donde se cultiva se extrae directamente de la planta, mientras que los lúpulos que llegan a Colombia ya vienen procesados, entonces en cuanto a calidad y cultura cervecera nos llevan años luz. A nivel de economía también es muy difícil, más aún cuando el dólar tiende a subir o cuando el dólar está caro, porque entonces al traer todo este tipo de cosas lo que se consigue es que la cerveza sea cara, y obviamente hacerle entender al cliente que tiene que pasar de pagar dos mil pesos de un Águila, a diez mil de una pola artesanal es muy difícil, porque no es algo para todo el mundo. Además, están las leyes y el impuesto por consumo junto con todo lo que hay detrás que hace que una cerveza sea tan cara, y la cerveza en general es barata, solo que con todo lo que hay que pagar se vuelve carísima, y a lo que me refiero es que se termina pagando más del 50 % en impuestos y cosas.

Ver: Algunos datos de la chicha para la cuarentena

¿Cómo ven la competencia con las cervezas industriales?

En una pola que cueste diez mil se terminan pagando casi cinco mil en todo lo que hay detrás y eso es mucho, porque es todo el tema de logística, etiquetas, botellas, tapas, registros, y son costos que claramente una cerveza industrial se lleva lejos, porque ellos manejan cantidades enormes.  Y es muy triste porque pelear contra multinacionales es muy duro, más aún cuando se trata de un sector tan pequeño, por eso es importante ver a toda la comunidad que está detrás, hay mucha gente que le apuesta a esto, entonces ahí viene todo este tema del apoyo local, de invitar a las personas a comprar colombiano y de ver todo el potencial que hay en el país, porque de algún modo nos tenemos que ayudar.

¿Cómo hacer que las personas se pasen a la cerveza artesanal?

Lo primero que yo haría es identificar como está la cultura en el país en general, digamos si las personas saben qué es una cerveza, qué contiene una cerveza, qué tipos de cervezas hay, puede sonar muy normal, pero para quienes están empezando o quieren dar ese cambio si es algo muy nuevo. Cosas como educar acerca de los ingredientes de la cerveza, el agua, la malta, el lúpulo y la levadura, enseñar que en cada ingrediente hay un mundo aparte, el agua, por ejemplo, tiene todo un proceso de adaptación, porque no todos los ríos son iguales y con los demás ingredientes sucede igual. Entonces la idea es hacer que las personas comprendan por qué están tomando diferente, que si se están tomando una cerveza se les indique toda la información que necesiten de la forma más simple posible, cosa que al tomarse una cerveza dorada sepan qué van a encontrar, y si es una roja o una amarga también puedan saberlo.

¿Qué hace que la experiencia sea diferente?

Lo que se espera es que puedan vivir esta experiencia diferente y que luego de probar diferentes cervezas artesanales prueben una industrial para que se den cuenta del cambio, porque normalmente cuando uno hace una cata y se toma unos cuatro o cinco estilos de cerveza y finaliza con  una industrial como una Poker o una Águila, uno se da cuenta de que el cambio es total; de igual forma es cuestión de gusto y de encontrar un gusto porque no todas las cervezas son iguales, vas a encontrar demasiados sabores y cervezas que puede que te gusten y otras que no, es como los colores.

¿Los concursos que realizan en redes sociales les ayudan a fomentar el consumo de cerveza artesanal?

Los concursos tienen varios fines para todos, en primer lugar, el ganador del concurso va a tener una cantidad absurda de pola, en segundo lugar le crea un vínculo con la marca, y además si le gusta y tiene una buena experiencia se va a enganchar y le va a seguir comprando,  y en tercer lugar, le va a seguir creyendo a la cerveza artesanal y en algún punto va a tener que dar el paso a buscar otras cervecerías u otras cervezas que sean de su gusto, entonces ya se convierte en una persona que de a poco se va involucrando con el sector cervecero. 

¿Cuáles son sus cervezas favoritas?

A mí me gustan mucho las IPA, las amargas, entonces de Medellín, me gusta mucho la de Hakuna, su IPA es muy buena, de Bogotá la doble IPA de Barbaros también me gusta y es muy buena y también la black IPA de Tomahawk, la suelo tomar con recurrencia. Pero acá también creo que es importante el tema de costo/calidad, es decir, si una pola cuesta cinco mil y la otra 10 mil, uno sabe que detrás de la de 10mil hay mucho más lúpulo, mucho más sabor, mucho más esfuerzo, entonces en cuanto a esto es muy difícil porque no todas tienen las mismas proporciones.

Ver: Un porro en La Pola, entre muchos otros

¿Tiene un lugar preferido para tomar cerveza?

En Bogotá más que todo he estado haciendo el estudio de qué lugares y qué cervecerías están abiertas últimamente, entonces están Tejo la embajada por la 76, Tomahawk por Cedritos, Melas Beer por Cedritos, el Mono Bandido que tiene varios, Barbaros, El Irish Pub, Bruder, Opulus y Birrería Macha en la 85, Café Soul por la 45, el Beer Pub y el Vagón por La Calera, en Casa Brava.

¿Cree que hay diferencias entre las cervecerías de Bogotá y las de otros lugares del país?

Creo que en Bogotá están mucho más consolidados los lugares porque Bogotá es mucho más grande que Medellín, por ejemplo. Entonces acá hay mucha más capacidad de venta o por lo menos llega mucho más fácil la gente mientras que en Medellín de alguna u otra forma la capacidad está más restringida, claramente hay lugares de locos en Medellín, y lo que tiene Medellín es que hay muy buena calidad, están haciendo muy buena cerveza, entonces uno disfruta mucho los lugares en Medellín porque lugar que visitas, lugar en el que te va bien, además a veces tiende a ser más barato que en Bogotá.