Vivencia de la fe en confinamiento

Lunes, 27 Abril 2020 09:56

La Semana Santa en la Iglesia católica es llamada la “Semana Mayor”, puesto que, en ella se conmemora la muerte y resurrección de Jesús. Todos los años esta celebración se realiza en los templos, pero en este 2020, gracias a la cuarentena generada por el COVID-19, los católicos en todo el mundo llevaron esta semana de manera diferente y poco usual.

Domingo de ramos. Se realizó la cruz con palmas del jardín, posteriormente se ubicaron en las ventanas hacia la calle.|Las calles vacías, la soledad, el silencio, el recogimiento obligatorio. La situación propició ambientes inimaginables. Como era de esperarse, la Semana Santa no fue la excepción. No hubo procesión ni otros cultos propios para estos días. Lo único fue, aferrarse a la fe de poder volver a la normalidad pronto y afrontar la coyuntura con resiliencia. Detrás de las rejas se ve a un hombre cabizbajo en bicicleta.|Jueves Santo. Este día se conmemoró la institución de la eucaristía. Para el ritual, se partió la mitad del último pan que quedaba en la casa.|El Rosario como única espada contra esta guerra.La importancia del rezo del Rosario en la vida de un católico. Rebeca hizo el Rosario todos los días de la Semana Santa a las 7:00 p.m.|Viernes Santo. La prueba más grande de amor es la de Jesús en la cruz. Se hizo un monumento a Jesús crucificado con una manta de color purpura.|A pesar de los momentos difíciles, las sonrisas transmiten tranquilidad y esperanza.Rebeca sostiene a Jesús crucificado con una sonrisa en el rostro, a pesar de la muerte de Jesús, ella se mantuvo alegre confiando en el amor de Dios.|Sábado Santo. El silencio se volvió el protagonista de este día. Mediante un pequeño altar a la Virgen María, se le acompañó en el dolor de una madre que perdió a su hijo.|Incertidumbre de saber qué va a pasar mañana.La hora Santa se hizo por la noche, desde las 7:00 hasta las 10:00. Claudia mirando el monumento a la Virgen|Domingo de Resurrección. Se acompañó toda la Semana Santa con la palabra de Dios. En ese día estuvo iluminada por un destello de sol, representado que somos hijos de la luz.|Esperanza como símbolo de vida eterna.Figura entre la naturaleza de Jesús misericordioso. Una postal precisa con la luz, que otorgó la vida del Señor. La última foto está en color en representación de la vida.||| Domingo de ramos. Se realizó la cruz con palmas del jardín, posteriormente se ubicaron en las ventanas hacia la calle.|Las calles vacías, la soledad, el silencio, el recogimiento obligatorio. La situación propició ambientes inimaginables. Como era de esperarse, la Semana Santa no fue la excepción. No hubo procesión ni otros cultos propios para estos días. Lo único fue, aferrarse a la fe de poder volver a la normalidad pronto y afrontar la coyuntura con resiliencia. Detrás de las rejas se ve a un hombre cabizbajo en bicicleta.|Jueves Santo. Este día se conmemoró la institución de la eucaristía. Para el ritual, se partió la mitad del último pan que quedaba en la casa.|El Rosario como única espada contra esta guerra.La importancia del rezo del Rosario en la vida de un católico. Rebeca hizo el Rosario todos los días de la Semana Santa a las 7:00 p.m.|Viernes Santo. La prueba más grande de amor es la de Jesús en la cruz. Se hizo un monumento a Jesús crucificado con una manta de color purpura.|A pesar de los momentos difíciles, las sonrisas transmiten tranquilidad y esperanza.Rebeca sostiene a Jesús crucificado con una sonrisa en el rostro, a pesar de la muerte de Jesús, ella se mantuvo alegre confiando en el amor de Dios.|Sábado Santo. El silencio se volvió el protagonista de este día. Mediante un pequeño altar a la Virgen María, se le acompañó en el dolor de una madre que perdió a su hijo.|Incertidumbre de saber qué va a pasar mañana.La hora Santa se hizo por la noche, desde las 7:00 hasta las 10:00. Claudia mirando el monumento a la Virgen|Domingo de Resurrección. Se acompañó toda la Semana Santa con la palabra de Dios. En ese día estuvo iluminada por un destello de sol, representado que somos hijos de la luz.|Esperanza como símbolo de vida eterna.Figura entre la naturaleza de Jesús misericordioso. Una postal precisa con la luz, que otorgó la vida del Señor. La última foto está en color en representación de la vida.||| Foto por : Catalina Mesa U|Foto por : Catalina Mesa U|Foto por : Catalina Mesa U|Foto por : Catalina Mesa U|Foto por : Catalina Mesa U|Foto por : Catalina Mesa U|Foto por : Catalina Mesa U|Foto por : Catalina Mesa U|Foto por : Catalina Mesa U|Foto por : C
814

Mediante los canales nacionales e internacionales, Facebook, Instagram y diferentes redes sociales, los rituales del Domingo de Ramos, el Jueves Santo, el Viernes Santo, el Sábado Santo y el Domingo de Resurrección, fueron oficiados por el Papa Francisco desde Roma y transmitidos por los canales oficiales del Vaticano. Además, los sacerdotes alrededor del mundo también hicieron uso de las herramientas tecnológicas para compartir todas las celebraciones desde sus parroquias. Llevar todos los rituales a la virtualidad fue todo un reto, pero no un obstáculo para poder llevar a cabo la celebración. A continuación, una serie de fotos relacionadas con los símbolos utilizados en esta Semana Santa desde casa. Las fotografías se encuentran en una escala de grises para representar el luto y el respeto por esta celebración. Sin embargo, luego del paso de los días, al final hay una imagen en su tono original representado que a pesar de las tormentas y de la oscuridad siempre llega la luz, y para la vida de los cristianos, esa luz es Jesús.