De Pibe de barrio a Gran Maestro Internacional

Sábado, 09 Noviembre 2019 15:42

En un país que se le conoce por sus grandes deportistas como Colombia, hay varios deportes en los que los cafeteros no sobresalen demasiado. Entre dichos deportes está el ajedrez. Aquel juego de estrategia a tiempo real en el que quien captura al rey opuesto primero gana.

||||||| ||||||| Miguel Mosquera|||||||
532

En un país que se le conoce por sus grandes deportistas como Colombia, hay varios deportes en los que los cafeteros no sobresalen demasiado. Entre dichos deportes está el ajedrez. Aquel juego de estrategia a tiempo real en el que quien captura al rey opuesto primero gana.

Sin embargo, que no haya demasiados ajedrecistas representativos en Colombia no significa que los que hay no valgan la pena. Por el contrario, a sus tierras pertenecen grandes exponentes, como es el caso de Miguel Alonso Mosquera Klinger, un hombre que cambió el fútbol por el ajedrez, el precursor de los campeones nacionales de etnia afro y ante todo un hombre sencillo y amable, con un punto de vista claro sobre su deporte.

¿Es cierto que usted empezó en los deportes como futbolista?

  No era nada formal ni nada, era el equipito del barrio allá en Quibdó pero tenía la diez, era calidoso. Tenía lo mío, pero nada, el ajedrez me ganó.

¿Cómo llegó a cambiar un deporte con tanto reflector como el fútbol por el ajedrez?

No fue tan difícil como suena. Mi papá jugaba con sus amigos cuando yo era más joven y yo lo veía, era interesante. Yo jugaba, pero no tanto como los amigos de mi papá. Fue cuando mi papá dejó de ganar que yo decidí jugarlo en serio. La verdad, el fútbol tiene su atractivo y todo, pero el ajedrez es tan diverso y complejo que sentí que me exigía más.

¿Qué tan consagrado está en el ajedrez internacional?

Soy reconocido por representar al país ya desde hace décadas. Ahora mismo soy el número 16 en ranking ELO en Colombia, pero en su momento siempre estaba en el top tres.

¿Cómo funciona el ranking ELO?

El sistema ELO lo mide la FIDE que es la federación internacional de ajedrez en francés. Se supone que tu tienes un puntaje dado tu rendimiento contra otros jugadores. Si tu puntaje es mucho menor que el de tu oponente y le ganas, más puntos le añades a tu puntaje de ranking. Y así mismo en viceversa. Dependiendo de tu puntaje pasas de ser Principiante a ser un Campeón Mundial.

 

Entonces en el ranking ¿qué está más cerca de ser? ¿Principiante o Campeón Mundial?

*Risas* soy Maestro Internacional, así que estoy un poco más cerca de ser Campeón Mundial. Pero solo por un poco.

¿Cree que pueda llegar a ser Campeón del Mundo?

Ganas no faltan, pero el nivel es altísimo. Aún me quedan muchos años en el circuito y aún puedo mejorar. Cuando esté en mi retiro profesional me dedicaré de lleno al ajedrez.

¿Qué es lo más difícil de ser ajedrecista de profesión?

Pues el ajedrez no es mi única profesión realmente. Yo hice carrera como contador en la Pedagógica. Pero como ajedrecista diría que lo más complicado es la constancia que hay que tener. Hay que estar constantemente aprendiendo posiciones nuevas y leyendo la teoría de un montón de jugadas.

¿Cómo imagina que se llega a ser Campeón Mundial?

Con mucha dedicación, como te decía, un montón de teoría, saberse de memoria finales, mates, gambitos, etc. Aunque también es necesario tener talento. Tener ese instinto de saber cuándo una jugada es buena o mala y sustentarla en tu juego. Esa facilidad para calcular muchos movimientos seguidos mentalmente. En fin, un montón de cosas. Pero principalmente dedicación, como en cualquier cosa en esta vida.

¿Cualquier persona puede ser Campeona Mundial si se lo propone?

 Cualquier persona puede jugar bien al ajedrez si se lo propone. Pero casi nadie podría ser Campeón Mundial, por más esfuerzo que le metan. Por lo mismo que te decía sobre el talento natural; hay mucha gente que tiene grandes facultades para el ajedrez, pero no las explotan al máximo, y aunque las explotaran al máximo, hay miles de personas con talentos así o mayores incluso.

 

 

 

 

 

 

 

Se le oye muy convencido

Mire por ejemplo a este Magnus Carlsen (actual número uno del ranking FIDE), ese tipo lleva desde niño jugando ajedrez como un prodigio. Ve cosas que ningún otro mortal podría en mil años. Es de esa gente que dicen que “solo nace uno en un millón”. Un auténtico genio ¿sabe qué decía Schopenhauer sobre la diferencia entre los talentosos y los genios? Que los talentosos le dan al blanco que nadie más puede, pero los genios le dan al que nadie más ve.

¿Qué tan talentoso se considera para el ajedrez?

Nada fuera de lo común, hay muchísimos jugadores en todo el mundo con mil y un tácticas. Uno se da cuenta en las páginas de ajedrez en línea y partidas por correspondencia.

¿Entonces cómo se hace para destacar en este mundillo?

Acumular. Acumular conocimientos, experiencia, registros de partidas. Hay que revisar cada partida tras finalizarla, aprender y aplicar cada vez más conceptos. Así constantemente va uno mejorando.

Y respecto a las personas que dicen que el ajedrez no es un deporte…

Deberían jugar unas tres partidas seguidas y decirme cómo se sienten *risas*. Por si no lo sabían, en las últimas olimpiadas de ajedrez murieron dos personas. Este juego es más exigente de lo que parece.