Ropa de segunda mano: la alternativa de moda que está tomando fuerza en el mundo

Domingo, 22 Octubre 2023 19:30
Escrito por

Se espera que en los próximos años el mercado de ropa de segunda mano crezca tres veces más rápido que el mercado de prendas de vestir en general, según el último informe de ThredUp.

Se estima que alrededor del 70 % del closet de una mujer no se utiliza.||| Se estima que alrededor del 70 % del closet de una mujer no se utiliza.||| Foto: María José Fuentes|||
1012

De acuerdo con el último informe de la empresa ThredUp, se espera que para el 2027 el mercado de ropa usada en el mundo se duplique generando ganancias de hasta 350 mil millones de dólares. La conciencia del impacto ambiental de la industria textil es la razón principal de la creciente acogida de esta tendencia, en especial, entre los jóvenes.

A comparación del 2021, el mercado de ropa de segunda creció en un 28 por ciento en 2022 y se espera que, para finales del 2023, este mercado aumente en un 16 por ciento con respecto al año anterior. Es decir, que deje ganancias de hasta 211 mil millones de dólares en el mundo.

El informe de la compañía también asegura que para el 2024 el 10 por ciento del mercado mundial de ropa de vestir estará compuesto por ropa de segunda mano.

(Le puede interesar: La cara oculta de la moda)

¿En quiénes tiene más acogida este mercado?

Este mercado ha tenido una gran acogida entre la generación millenial y Z, en especial esta última, donde el 64 por ciento de los jóvenes entre 18 y 25 años buscan un elemento de segunda mano, ya sea ropa, calzado o accesorios, antes de comprar uno nuevo. De hecho, se estima que dos de cada cinco elementos del closet de un joven de la generación Z es de segunda mano.

Esta acogida entre los jóvenes hace que el canal por el cuál más se mueve este mercado sea el online. Tan solo en Estados Unidos, la mitad de los jóvenes de la generación Z que compran ropa de segunda lo han hecho, por lo menos una vez, de manera online en los últimos 12 meses, según ThredUp.

Aunque a la hora de comprar ropa de segunda uno de los mayores motivadores sea su bajo precio en comparación con la ropa nueva, los emprendimientos que se dedican a esto afirman que la conciencia del impacto ambiental es la principal razón para que este mercado esté tomando fuerza, en especial, entre los más jóvenes.

“La generación joven, entre 18 y 25 años, vienen ya con el chip de la sostenibilidad, no tienen ningún reparo para usar ropa usada o vender su ropa porque vienen con el compromiso de hacer algo diferente por el planeta”, asegura Elisa Ferrer, fundadora de Closeando, la primera empresa de ropa de segunda en Colombia.

El costo ambiental de la moda

La conciencia sobre el impacto ambiental de la industria textil no es gratuita. Según Naciones Unidas, esta industria es la segunda más contaminante en todo el mundo, ya que produce más del 8 por ciento de los gases de efecto invernadero y el 20 por ciento de las aguas residuales que se generan al año.

Así mismo, esta organización asegura que el 85 por ciento de los textiles terminan en vertederos de basura o incinerados, a pesar de que la mayoría de estos se podrían reutilizar. De hecho, cada segundo en el mundo se tira o se quema el equivalente a un camión de basura lleno de tejidos.

Según el organismo internacional, para fabricar un pantalón tipo jean, se necesitan alrededor de 7.500 litros de agua, desde que se produce el algodón hasta que se entrega el producto final en la tienda.

Igualmente, la industria textil utiliza al año unos 93 mil millones de metros cúbicos de agua, lo que sería lo suficiente para satisfacer las necesidades de consumo de cerca de cinco millones de personas, un poco más del total de la población de Nairobi, la capital de Kenia.

A comparación de esto, según ThredUp, usar ropa de segunda, en vez de ropa nueva, reduce la huella de carbono de cada persona en un 25 por ciento.

El mercado de segunda ha tomado mucha fuerza en el mundo, y Colombia no se escapa de eso, porque la industria textil es una de las más contaminantes. Las grandes marcas y las grandes superficies están tomando conciencia de eso y están buscando revertir la tendencia del fast fashion por una moda donde le puedas dar una segunda vida a la ropa”, afirma Ferrer.

Cuadro comparativo impacto ambiental de comprar una prenda nueva y una usada. Infografía: María José Fuentes
Cuadro comparativo impacto ambiental de comprar una prenda nueva y una usada. Infografía: María José Fuentes

(Siga leyendo: Tejiendo luchas de mujeres: historias de activismo textil

El mercado de ropa de segunda en Colombia

Desde hace años el panorama de este mercado en el país ha venido creciendo. Según Inexmoda, en 2021 el consumo de ropa de segunda representó una ganancia de 27.7 billones de pesos, 21 por ciento más que en 2020.

Así mismo, el informe asegura que en el país uno de los canales de mayor crecimiento es en línea. Las ciudades en las que más se vende este tipo de ropa por medio de páginas de internet y redes sociales son Bogotá, con un 32 por ciento, Medellín con 7 por ciento, Cali, con 6 por ciento, Barranquilla, con 3 por ciento, y otras partes del país, con 52 por ciento.

Un ejemplo de esto es la empresa mexicana GoTendier que ya tiene más de 3 millones de usuarias en su plataforma. Según la revista Forbes, desde su llegada al país, esta empresa ha hecho que las colombianas se ahorren 137 mil millones al comprar ropa usada. En el país, tan solo esta plataforma ha generado ganancias de 42 mil millones de pesos. Se espera que la empresa cierre 2023 con un millón de prendas de segunda vendidas.

Otro ejemplo es Closeando, que lleva ocho años en este comercio. Gracias al auge de la ropa de segunda esta empresa se ha aliado con marcas como Éxito y Dafiti, así como con instituciones educativas como la Universidad Javeriana, Universidad Externado y la Universidad del Rosario, para explorar nuevas formas de promocionar la moda sostenible en el país a través de la instalación de contenedores en estas tiendas y universidades donde las personas pueden depositar su ropa usada y venderla para darle una segunda vida.

Feria de ropa y elementos de segunda mano en la Universidad del Rosario. Foto: María José Fuentes

 (Lea también: El reciclaje de la moda

“Es superimportante que más personas conozcan el mercado de ropa de segunda, principalmente, por el tema ambiental, si más personas saben que la industria textil es una de las más contaminantes, podemos lograr que menos personas sigan con el ritmo acelerado de compra y sobre todo ser más conscientes de qué comprar. Se dice que el 70 por ciento del closet de una mujer no se utiliza ¿por qué no darle una segunda vida a esa ropa”, asegura Ferrer.