Usaquén, un pueblo bogotano dentro de la capital

Viernes, 27 Noviembre 2020 21:47

En el norte de Bogotá se ubica Usaquén, una de las localidades más exclusivas de la capital, donde se encuentra el parque que tiene una de sus iglesias más hermosas en el corazón del parque, la de Santa Bárbara de Usaquén. No obstante, el COVID-19 ha dejado en jaque a estos establecimientos y a los venderos artesanales de Usaquén desde que diera inicio la pandemia en el mes de marzo del año 2020.

 

Dónde Inicio Todo|Superando la pandemia|Arte inspirando al mundo|Solidaridad y Olvido|Reactivación|El amor en la nueva realidad||| Dónde Inicio Todo|Superando la pandemia|Arte inspirando al mundo|Solidaridad y Olvido|Reactivación|El amor en la nueva realidad||| Diego Ramírez|Diego Ramírez|Diego Ramírez|Diego Ramírez|Diego Ramírez|Diego Ramírez|||
238

Inicialmente, Usaquén era un municipio que quedaba cerca de Bogotá, sin embargo, el crecimiento de la ciudad, termino absorbiéndola y convirtiéndola en una de las localidades más grandes. En dicha localidad, queda el parque de Usaquén, que esta ubicado en la carrera 6a #119B-05, este parque es uno de los más visitados y cuenta con los restaurantes y locales más exclusivos.

Artesanía un medio para vivir

En este parque, se encuentran vendedores artesanales informales, quienes venden manillas desde 5 mil pesos hasta los 30mil pesos, sin embargo, la cuarentena no permitió que ellos continuaran viviendo de esto, a pesar de que hoy no hay cuarentena, la alarma todavía está presente. Por ende, el parque esta recibiendo muy pocas personas. Lo que repercute en el trabajo artesanal. Los protocolos de bioseguridad son muy estrictos, y a pesar del cuidado que ellos tengan con el cliente, existe una probabilidad mínima de contagio. Por esta razón, se decidió abrir el mercado de pulgas, abierto hasta las 5 de la tarde con todas las medidas de bioseguridad.

En el mercado de las pulgas nos encontramos con el vendedor Ángelo, un artesano y joyero que lleva más de 30 años vendiendo en el parque de Usaquén. Ángelo, es muy amigable y vende de una forma muy particular. Inicialmente se acerca a la persona y lo hace sin sus productos, ya que los carga en la mochila. La forma en abordar a la persona es diciéndole que esto es un atraco, después de pasar el temor, acompaña la frase de la palabra artesanal. No obstante, acá no ha finalizado su venta, ya que inicia una conversación con la persona y regala una manilla con los colores de Colombia, por cada nudo que hace te hace que pidas un deseo. 

Finalizando este acto, procede a mostrar sus productos, sin embargo, al ser una persona muy espiritual y creyente, tiene la capacidad de leer a la persona y poder resaltar sus temores y virtudes, lo que termina asociando con una manilla que identifique a la persona. Cabe resaltar, que no solo vende manillas espirituales, también ofrece otro tipo de manillas que su material proviene de diferentes países como Panamá, Ecuador, entre otros lugares colombianos, como Sierra Nevada de Santa Marta o de la Guajira. 

Los artesanos de este sector, son personas muy solidarias, es más esto se puede ver en la cuarta imagen que Ángelo, que ayuda a su compañero a vender cuando no se encontraba en su puesto. Por otro lado, cabe aclarar que los artesanos deben cumplir algunas normativas para poder vender en Usaquén, o en la feria de pulgas y una de ellas, es que los vendedores no deben estar bajo la influencia del alcohol.

Trabajando en pandemia

En Usaquén, se encuentra un puesto de Valet Parking, donde dos personas ofrecen su servicio de parque de vehículos, este puesto esta ubicado en el corazón de Usaquén, es decir, que tiene un alto flujo de público. A continuación, dos trabajadores del Valet Parking nos cuentan cómo ha sido su trabajo durante la pandemia.

¿Desde su punto de vista qué tan afectado se ha visto Usaquén?

En la cuarentana se vio afectada aproximadamente en un 70%, porque no todos los restaurantes tenían la capacidad de atender a domicilio, hoy en día, se encuentra en un 30%, porque ya los comercios pueden abrir todos los días. Sin embargo, todavía la gente tiene temor a contagiarse.

¿Cómo se está viviendo la nueva normalidad?

Se está viviendo bien, las personas están contentas, el ambiente es de optimismo, la gente esta saliendo porque ya los locales abrieron.

¿Qué esperas para este último mes? ¿Un aumento de personas o lo contrario?

Considero que la gente no debería salir, porque se incrementa el numero de personas, y al ir a los restaurantes, las personas deberán quitarse los tapabocas para ingerir las bebidas o el consumo de alimentos. Por ende, la probabilidad de contagio puede aumentar, lo que terminara afectando a la sociedad. Este aumento de contagios puede ser un factor para una nueva cuarentena. Para concluir, considero que las personas deberían salir solo a suplir sus necesidades y no salir por aburrimiento.

¿Qué sistema de bioseguridad les es brindado?

Nos suministran tapabocas, alcohol, y bolsas quirúrgicas para ponerlas en los automóviles antes de subirnos. Todos los días recibimos tapabocas desechables. Y cada dos horas nos llaman al lugar de concentración para hacer la rutina de lavado de manos. Antes de recoger un carro debemos aplicarnos anti-bacterial, y al entregarlo, también se le es desinfectado.

Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente por estos dos trabajadores, se puede ver cómo prima la salud de las personas por encima de lo económico. A pesar de que la cuarentena obligatoria ya fue levantada, el temor ha sido un factor clave para que los aumentos de hoy en día no sean tan elevados. Por otro lado, se puede ver cómo se ha afectado la economía en uno de los parques más visitados. En la quinta imagen se observa el puesto de Valet Parking, y la vía que fue cerrada, para que los restaurantes puedan reactivarse cumpliendo con los protocolos de bioseguridad.

Apoyando a la economía colombiana

En una entrevista realizada a Sebastián Alfonso Gacha e Isabella Ortega Tabares, permiten ver otro lado del parque de Usaquén.

¿Desde su punto de vista que tan afectado se ha visto Usaquén?

I: Siento, que Usaquén no se ha visto tan afectado, porque es un lugar muy reconocido, a diferencia de otros lugares que han tenido que cerrar más restaurantes, no obstante, algunos restaurantes debieron cerrar sus puertas.

S: Siento, que Usaquén no se ha visto tan afectado, como uno esperaría, porque al tener una cuarentena tan larga, un gran porcentaje de las personas ha decidido salir a despejar la mente y optan por ir a un restaurante de alta categoría como los que se encuentran en Usaquén.

¿Cómo se está viviendo la nueva normalidad?

I: Con mucha preocupación en la higiene, pero hacer lo posible para adaptarse y evitar la tristeza

S: La nueva normalidad, se está viviendo igual que en el resto de los países, ya que se tienen las mismas precauciones en la higiene

¿Qué esperas para este último mes? ¿Un aumento de personas o lo contrario?

I: Al acercase la época decembrina, se espera un aumento de personas, no obstante, puede que el gobierno determine una cuarentena por un aumento de casos.

S: Yo, esperaría un aumento de personas.

¿Qué tan frecuente visitas Usaquén?

I: Cada 15 días

S: Usualmente 2 veces en los fines de semana, pero en algunas ocasiones llegan a pasar 15 días.

¿Qué opinas de Usaquén?

I: Es un lugar muy ameno, ya que se pueden encontrar comidas de diferentes precio y también se encuentran diferentes opciones. Adicionando que el ambienté es divertido y muy acogedor.

S: Es uno de los lugares más icónicos de Bogotá no solo por su historia e infraestructura. También por la calidad de los restaurantes que se encuentran en el, y el ambiente por la noche.

¿Qué sistema de bioseguridad le es brindado?

I: En los restaurantes, me brindan una bolsa para guardar el tapabocas, me hacen desinfectarme los zapatos, y lavarme las manos, y solo te permiten quitarte el tapabocas cuando la comida esta en la mesa de lo contrario es prohibido.

S: En los restaurantes, me hacen diligenciar una encuesta antes de ingresar, posterior a esto me hacen una desinfección de zapatos y finalmente te dan la opción de lavarte las manos, o desinfectártelas con Gel antibacterial.   

Para finalizar, se puede evidenciar el concepto que se tiene del parque de Usaquén, y se pude ver su importancia en Bogotá, por otro lado, también se ve como la pandemia ha afectado al parque económicamente, de todas formas, su gran exclusividad ha permitido que no cierren la mayoría de los restaurantes y locales que se encuentran en él. Se resalta la gran importancia que generan los vendedores artesanales, ya que ellos le dan un plus al parque y representan varios lugares de Colombia por medio del arte. Por último pero no menos importante, Usaquén es un lugar de encuentro donde se manifiesta el amor entre las familias y entre los amigos a pesar de la pandemia provocada por el COVID-19.