Después de un año de incertidumbre, los centros estéticos colombianos viven pérdidas irrecuperables

Miércoles, 21 Abril 2021 09:14
Escrito por

Tras la crisis sanitaria y económica que provocó la pandemia en el área de la salud, el sector estético se vio impactado por completo. Lo más preocupante del caso es la incertidumbre respecto a la reapertura definitiva de estos centros, lo que finalmente ha provocado pérdidas irrecuperables en los establecimientos estéticos en los que se realizan procedimientos médicos no esenciales.

Una de las salas de operación de la Clínica Internacional de Cirugía||| Una de las salas de operación de la Clínica Internacional de Cirugía||| María Graciela Velásquez|||
103

Desde marzo del año pasado, mes en el que empezó el virus del Covid 19 a expandirse en Colombia, las medidas de bioseguridad tomadas por el gobierno fueron estrictas frente al cumplimiento de la cuarentena para el país en general. Sin embargo, debido a la crisis económica provocada, muchos establecimientos del sector comercial y administrativo se vieron obligados a reabrir sus puertas. Desde esa fecha hasta ahora, el sector estético es uno de los únicos que no ha podido recuperar la normalidad de su horario de servicio.

Aunque los centros de estética se han adaptado a las nuevas medidas en función de lo propuesto por entidades como Secretaría de Salud, quienes han permitido la reapertura de los establecimientos estéticos solo durante temporadas cortas, esto ha terminado con el sistema de sostenibilidad de las clínicas dadas debido al déficit del recurso humano, la minimización de proveedores asociados y los pacientes que asisten a realizarse una cirugía plástica.

Plaza Capital habló con Edilberto Hernández, director y anestesiólogo de la Clínica Internacional de Cirugía, uno de los establecimientos estéticos más importantes y concurridos de la ciudad de Bogotá. Para el anestesiólogo, “lo más difícil no solamente ha sido la disminución en el número de procedimientos sino la responsabilidad civil y contractual que se asume al trabajar en términos de salud durante la pandemia. Ha sido muy difícil trabajar por las normas de bioseguridad, por las restricciones de los entes de control y también por el impacto de algunos procedimientos que ya no se permiten hacer como las cirugías de alta complejidad”.

Implementar las medidas de bioseguridad en las clínicas no solo ha reducido la capacidad de los recursos humanos en las estéticas, también ha disminuido notablemente el porcentaje de utilidad y pese a que se sigue operando, el porcentaje de renta no es igual. Según el Ministerio de Salud, para enero del presente año se realizó una reunión entre el gremio de cirujanos plásticos y medicina estética y Fernando Ruíz, ministro de salud y protección social, en las que Ruíz afirmó que no era su intención de ninguna manera restringir al sector de cirugías. Sin embargo, agregó que, si bien la cirugía plástica no genera una demanda alta de cuidado intensivo, sí existe el riesgo de que sume a las UCI posibles emergencias.

 

¿Cómo se han podido mantener los centros estéticos?

Aunque la reapertura económica del país les ha permitido a los centros estéticos volver a trabajar a partir de una modalidad de alternancia, estos han tenido que implementar nuevas estrategias para disminuir sus pérdidas y gastos. “Lo hemos logrado a través de jornadas extraordinarias de pacientes. Ahorramos lo más que podemos para tratar de mantener el recurso humano, para tratar de mantener proveedores y gastos generales, con todo lo que conlleva la sostenibilidad como el pago de impuestos Una de las cosas que más ha impactado en esta sostenibilidad es la fidelidad de nuestros clientes”, afirma el Dr. Edilberto Hernández.

Los objetivos de las clínicas de cirugía han cambiado sustancialmente no solo en cuanto a la seguridad del paciente sino por los procesos internos de administración. Aunque el sector de salud ha sido el más golpeado por la pandemia, para el Doctor Fabián Enrique Blanchar, director de la Clínica Colombiana de Cirugía Plástica, “en este momento hay unas medidas de restricción sobre recursos humanos, no sabemos cómo establecer la forma de contratación, si lo hacemos de tipo nominal, si lo hacemos por eventos, si realmente lo hacemos por prestación de servicios. Entonces los objetivos principales de las clínicas son mantener a la nómina siempre al día y ahora mismo es muy difícil con este vaivén en el que nos cierran y abren nuestros establecimientos constantemente”.

En cuanto a las nuevas estrategias que se han implementado internamente en estos lugares, ambos médicos resaltan que han decidido profundizar más en las estrategias de mercado para tener clientes internos y externos, finalmente esta ha sido una manera exitosa de mantener el auge el sector de la cirugía estética en estos tiempos de pandemia.