En duda la tradicional carrera de las '6 horas de Bogotá'

Jueves, 19 Noviembre 2020 14:11

El Club Los Tortugas y la Federación Colombiana de Automovilismo Deportivo (FCAD), organizadores y directores de la carrera, aún están negociando con la alcaldía del municipio de Tocancipá (Cundinamarca) cuáles deben ser los protocolos de bioseguridad necesarios para su realización.

La edición número 35 de la carrera se disputará el sábado 5 de diciembre.||| La edición número 35 de la carrera se disputará el sábado 5 de diciembre.||| Federación Colombiana de Automovilismo Deportivo.|||
83

Por ahora las '6 horas de Bogotá' se correrán a pesar de la situación sanitaria del país. El gran problema es que un evento de esta magnitud requiere la participación de muchas personas: se espera que alrededor de 50 carros compitan, lo que quiere decir que habría aproximadamente 150 pilotos (tres por automóvil) y 150 mecánicos (tres por automóvil). Incluyendo a los comisarios y los encargados de los temas logísticos, por lo que se estaría hablando de entre 350 y 400 personas que asistirán al evento, teniendo presente que no habrá público. 

Frente a esta situación, el fundador de las ‘6 horas de Bogotá’, José Clopatofsky, aseguró que “están evaluando si con los protocolos que exija la alcaldía es viable hacer la carrera en condiciones justas para todo el mundo y, si no, aplazamos la carrera para hacerla debidamente cuando corresponda”.

El reglamento técnico de la carrera no sufriría ningún cambio, la idea es mantener las seis categorías que han sido empleadas en los últimos años, teniendo en cuenta el cilindraje y el tipo de carros: Turismos (carros de calle modificados para competir) hasta 1.600 centímetros cúbicos (c.c.), Turismos de 1.601 c.c. a 2.000 c.c., Turbo turismos hasta 1.600 c.c., Gran turismos entre 2.000 c.c. y 3.000 c.c., Fuerza libre (prototipos) de 3.001 c.c. en adelante y dependiendo de si hay por lo menos cuatro Caterham, se conformaría otra categoría para ellos. Sin embargo, también depende de los carros que estén disponibles porque algunos equipos han congelado sus actividades por la pandemia.

Entre los pilotos de talla internacional que han participado en las últimas ediciones, el único que ha manifestado su intención de disputar la carrera este año ha sido el colombiano Óscar Tunjo, quien actualmente corre en Europa para el equipo Toksport WRT. Por su parte, los corredores ecuatorianos que normalmente compiten no han confirmado su presencia debido a las restricciones por el covid-19, mientras que la colombiana Tatiana Calderón tiene compromisos en el exterior y Juan Pablo Montoya hace varios años que no participa.

Los inicios de la carrera más emblemática del país

La primera edición de las ‘6 horas de Bogotá’ se disputó el domingo 7 de diciembre de 1986 en el Autódromo de Tocancipá. En esos años existían dos competencias principales: la de Turismos, en la que competían carros como los Renault 4, Fiat y Simca, y la de Mecánica Nacional, en la que participaban carros con motor V8 como los Ford Mustang, Camaro y Corvette. Había una gran rivalidad entre ellos y no querían correr juntos, entonces “yo tomé la idea de hacer una carrera de conciliación y que corrieran juntos a ver qué pasaba”, recuerda José Clopatofsky.

Los pilotos de los carros V8 no estaban de acuerdo porque consideraban que los turismos eran pequeños, lentos y que era peligroso, pero los pilotos de los turismos sí querían medirse contra ellos. Finalmente, organizaron una carrera de 100 vueltas que se llamó Premio Cofre - Motor - Wagner y un turismo fue el ganador. 

Un aspecto curioso de esa edición fue que “la gente había entrenado en el sentido horario de la pista pero cuando llegó el día de la carrera les tenía una sorpresa a todos, les dije ‘la carrera es hacia el otro lado’”, comenta el fundador de la competencia.

Los ganadores de esa primera edición fueron Pablo Gómez y Jorge Musson en un Simca, y aunque los pilotos de los V8 no quedaron contentos, hicieron las paces ambas categorías. Al año siguiente los organizadores decidieron realizar una carrera de tres horas, aunque querían que durará seis fue imposible debido a que el autódromo no tenía luz y no había facilidades; “ya la tercera vez fueron seis horas porque pudimos contratar plantas (eléctricas), llevar baños postizos, más seguridad y estaba cercada la pista”, recuerda Clopatofsky. Desde 1988 la carrera siempre ha durado seis horas.

Sin embargo, las ‘6 horas de Bogotá’ era una competencia que ya se había disputado varios años antes en las calles públicas. En la década de los 60 se realizó una carrera en la que el recorrido era desde la calle 100 por la Autopista Norte hasta Chía, regresaban vía Cota-Suba y entraban por la Avenida Suba hasta la calle 100 para completar el circuito. En esa misma época realizaron otra carrera en la que bajaban por la calle 134 a la Autopista Norte, ahí tomaban vía a Chía hasta el Puente del Común y se devolvían por la Carrera Séptima al sur hasta la calle 134. También, “en dos ocasiones arrancaba en la carrera séptima con calle 170 bajando hasta la autopista y regresando de nuevo hasta la Carrera Séptima, la segunda vez yo dirigí la competencia”, reseña Clopatofsky. 

En 1967 corrieron el Campeonato Bolivariano de Automovilismo en el cual arrancaban en la carrera 20 con calle 36, tomaban el Park Way al norte hasta la calle 45 bajando hasta la carrera 30 y girando hacia el norte hasta El Estadio El Campín, le daban la vuelta al estadio para regresar nuevamente por la carrera 30 hasta la entrada de la Universidad Nacional, subiendo por la calle 45 hasta la carrera 24, tomaban el Park Way hacia el sur y completaban el circuito. Esta competencia fue muy importante ya que el campeonato se disputaba en Venezuela, Ecuador, Perú y Colombia, y participaban McLaren, Porsche, entre otras marcas.

Grandes nombres del automovilismo mundial han participado en la carrera

Al transcurrir los años, las ‘6 horas de Bogotá’ se convirtió en una competencia que muchos pilotos prestigiosos de talla nacional e internacional querían correr. Entre los más destacados se encuentra el mexicano Guillermo ‘Memo’ Rojas, campeón de las 24 horas de Daytona en tres oportunidades, una de las competencias de resistencia más célebres del mundo; el neozelandés Rob Wilson, quien compitió en IndyCar, una de las categorías más importantes de Estados Unidos; y el francés Jean-Pierre Jaussaud, quien había sido bicampeón de las 24 horas de Le Mans, la carrera de resistencia más prestigiosa del mundo, pero no pudo participar ya que ese año se aplazaría la competencia y tenía que volver a Europa. Además, han corrido pilotos de Venezuela, Inglaterra, Costa Rica, Italia, Estados Unidos, Perú, Argentina, Polonia, Cuba, Panamá, Suiza, República Dominicana, España, Brasil, Ecuador y Chile.

También grandes figuras del automovilismo colombiano han participado como Roberto José Guerrero, quien fue el primer colombiano en correr en la Fórmula 1 en 1982 y 1983; Juan Pablo Montoya quien compitió en la Fórmula 1 entre 2001 y 2006, y Tatiana Calderón quien corrió en la Fórmula 2 en 2019.

El récord del Autódromo de Tocancipá lo mantuvo Juan Pablo Montoya desde 1995 hasta 2014 con un tiempo de 1:02:077 con un promedio de velocidad de 158 km/h en un prototipo Spice Chevrolet. Sin embargo, en 2014 el colombiano Óscar Tunjo registró un nuevo récord en su prototipo West, marcando una vuelta de 1:01:262 con un promedio de velocidad de 160 km/h.

La experiencia de correr las 6 horas es inigualable

Para los pilotos correr las 6 horas de Bogotá es una experiencia única. Juan Pablo Clopatpfsky ha sido campeón en nueve oportunidades y considera que la carrera “es un reto de resistencia enorme para máquinas y para pilotos”. Asimismo, el prestigio de la competencia radica en que “compiten los mejores pilotos nacionales y tiene muchos invitados internacionales lo que produce que el nivel sea altísimo”, afirma Iván Gómez, quien ha sido tres veces subcampeón.

Ambos pilotos coinciden en que en el momento de la largada existe una gran emoción. La grilla de partida es la más grande para una carrera en el Autódromo de Tocancipá, por lo tanto “la largada es impresionante, hacer parte de eso genera mucha satisfacción, terminarla aún más y ganarla ni se diga”, sostiene Gómez. Por su parte, Clopatofsky menciona que “es una emoción muy grande cuando uno va a tomar la partida y en un trancón a 140 km/h la adrenalina va al máximo”.

Las ‘6 horas de Bogotá’ se ha convertido en una competencia de mucho prestigio y los ganadores quedan en la historia del automovilismo colombiano. Aunque la edición de este año parece tener aún bastante incertidumbre, los amantes del deporte motor están esperando con ansias el sábado 5 de diciembre. Para finalizar, más allá de hablar y discutir alrededor de la carrera lo más valioso es disfrutar el evento y así lo explica José Clopatofsky: “el día que uno describa y defina las 6 horas de Bogotá se le va a perder el encanto”.