“Si le diera importancia a todos los insultos que me dicen, terminaría colgado en algún lado”: Organza Histeria, drag thing

Miércoles, 07 Octubre 2020 21:08

Drag Thing cuenta sus experiencias de discriminación en Colombia y como su arte muestra su dolor e inconformidad.

Organza Histeria|Organza Histeria|Organza Histeria|Organza Histeria||Organza Histeria||| Organza Histeria|Organza Histeria|Organza Histeria|Organza Histeria||Organza Histeria||| Imagen cedida por la entrevistada|Imagen cedida por la entrevistada|Imagen cedida por la entrevistada|Imagen cedida por la entrevistada||Imagen cedida por la entrevistada|||
2790

¿Quién es Organza Histeria?

Yo soy Organza Histeria, mi personaje se llama Organza Histeria, me considero un “Drag Thing”, no represento un personaje masculino, ni femenino, estoy en el medio y juego con esas dos cosas, eso lo hago mediante mi cuerpo. Organza es un proceso creativo, yo siempre me la he imaginado como una bola de arcilla que uno puede moldear y hacer distintas cosas.

Mi Drag representa mi inconformidad frente a lo que es la belleza, a estos roles binarios del género, busco destruir el concepto de belleza volverlo uno propio, y empezar a ver los cuerpos no como lindos, ni feos, solo como cuerpos, empezar a pensar que nuestros cuerpos los podemos transformar y usar, pero que siguen siendo cuerpos que no deben tener ninguna etiqueta positiva o negativa, el hecho de que sólo es, y debe ser respetado y aceptado.

¿Cómo iniciaste tu camino en el Drag?

Lo inicié solo queriendo travestirme, cuando yo cumplí 18, yo estaba deprimida, estaba pasando por todo el tema de que soy trans, y empezaron todas mis dudas del género. Cuando salí del closet como trans, empecé con mi transición y a hacer Drag, y era liberador, sin ningún discurso, yo solo quería contar las cosas a través de mí y el travestirse era eso, y a mí me pareció increíble, ya no tenía esa carga de sentir que le estaba escondiendo algo al mundo.

Al principio yo trataba de verme como una mujer, pero después decidí ser “spooky” (Estética tenebrosa de Halloween) porque me gustaba ese estatus de generar miedo, como: “Ahí está la vieja que no es una drag linda, sino que es una Drag fea” y aun así es excelente. Y después dije: “Ya soy reina “spooky” ahora les voy a mostrar que también puedo ser bonita”, la gente me subestimaba porque creía que yo solo podía ser fea y empecé a ser lindo, a la gente le gustó, pero yo como que dije: “Le falta esa chispa de Organza”, por eso tomé cosas que se pueden considerar feas en una mujer, y las puse en mi cara y dije: “Esto se ve la verga”, jugué con los colores y sentí que era más yo.

¿Cuáles han sido tus experiencias profesionales en el Drag?

Mi primera oportunidad fue en el Recreo de Adán, que era donde todas las nuevas se presentaban y después iban a traer a Sharon Needles que es una Queen muy importante, y me dijeron: “Haz el show”, esa era mi segunda vez, y ahí empezó todo el viaje de Organza, porque la gente no sabía si yo lo iba a lograr, pero salió muy bien y pude darme a conocer.

Obviamente he hecho muchas cosas más de las que me siento orgullosa, soy parte de una casa (Monster House Colombia), hemos hecho dos eventos y estamos orgullosos, es una casa de reinas “spookys”, he estado en Colombia moda, he abierto eventos para la cinemateca, estoy orgullosa de lo que he hecho, y siento que falta mucho más.

¿Alguna vez te has visto en una situación de violencia, acoso o discriminación por tu identidad de género?

Física, gracias al cielo no, pero uno siempre sufre micro violencias, eso es algo muy frecuente en Colombia, que no te dejen entrar a lugares, el acoso callejero, pero pues no le pongo interés, yo aprendí hace mucho tiempo a no darle importancia, porque si le diera importancia a todos los insultos que me dicen, terminaría colgado en algún lado. La micro violencia no hace daño físicamente, te hace daño emocional y psicológico, pero yo aprendí que existe una comunidad, donde siento que soy bienvenido, bienvenida, bienvenide.

La primera vez que fui a Theatron yo iba como maquillada, y no me dejaron entrar, después me enteré que eso era una constante en este bar, entonces este espacio que se lucra del discurso de la inclusión y de la diversidad, no deja entrar a personas que se salgan de esta “heteronorma”, siento que es algo que pasa en la comunidad y pasa en la sociedad.

Una vez estaba en la 85 en un bar y fui a coger un Uber con una amiga, las dos estábamos arregladas y muy ebrias, y el conductor nos vio y le puso seguro al carro, no nos dejó entrar y nosotras muy emputadas empezamos a gritarle y a pegarle al carro, después llegó la policía y se fueron en contra de nosotras. Me acuerdo que mi amiga empezó a grabarlos, porque empezaron a decirnos como “maricones”, “no joda”, cosas que pasan cada día.

¿Qué consejos le darías a una persona que se siente acosada y/o sufre de discriminación debido a su identidad?

No darles poder a las ofensas, ni a esa gente que te insulta porque cuando te insultan quieren ejercer poder sobre ti, quieren invalidarte porque solo tienen odio en sus corazones, y pues ignorancia, una sólo piensa, “ellos no entienden lo que yo estoy pasando y nunca lo van a entender, pero yo no estoy para educar a nadie, yo estoy para existir, y para existir con dignidad y respeto”. Y buscar esos lugares de apoyo en donde te reciban y donde te sientas bienvenido, buscar una red de apoyo, que siempre en algún momento y en algún lugar la vas a conseguir, que tal vez no sean tus amigos, tal vez no sea tu familia, pero tal vez sí lo sean.

Teniendo en cuenta la gran cifra de asesinatos a miembros de la comunidad trans en lo que va del 2020 ¿Consideras que son crímenes provocados por identidad de género?

En el caso de Juliana, dicen es que ella ya había denunciado que estaba siendo hostigada por los militares de la zona y pues es muy sospechoso, no sería raro que haya sido por su identidad de género porque son cosas que pasan en Colombia, piensan que las vidas trans tienen menos valor, entonces no puedo confirmarlo, pero no me sorprende si es por eso.

Pero duele, porque Juliana encontró apoyo en sus amigos, en su familia, era aceptada en la comunidad, tenía un hombre que la amaba y ese tema del amor es muy difícil para una persona trans. Entonces es triste que esta mujer que tuvo la fortuna de recibir este apoyo, que tuvo la fortuna de tener a alguien que la amaba, le quitaran la vida tan pronto y como tan sin sentido, es un sin sentido, es increíble.

¿Consideras que el Gobierno debería tomar acción frente a los asesinatos hacia la comunidad trans? ¿Cuáles deberían ser?

Obvio. El Gobierno tiene que hacer algo contra el asesinato sistemático, no solo de personas trans, sino de líderes sociales, de personas indígenas, de estudiantes, tanta gente que es violentada. Por la comunidad yo creo que se deben establecer garantías a las prostitutas, porque, aunque la comunidad trans represente un 0,5% de la población seguimos siendo personas, creo que cosas como ayudar a las prostitutas del Santafé es súper importante y es algo que Claudia debió hacer ella misma, pero la comunidad fue la que se apoyó toda la cuarentena, la que hizo todo el movimiento para seguir comiendo.

Yo creo que el gobierno solo tiene que escuchar, tiene que brindarles garantías a todas las personas. Es difícil, porque nos tienen que garantizar el derecho a la vida y eso no lo han cumplido desde hace mucho tiempo, también una vida digna con los mismos derechos de las personas que nos rodean, siento que es algo difícil porque si ni siquiera nos garantizan una vida mayor a los 32 años ¿cómo nos van a garantizar el hecho de una vida digna?

¿Cómo crees que por medio de tu Drag puedes contribuir a que la violencia contra la comunidad cese?

Pues yo creo que el Drag es político, no podemos hacer todo pero podemos enviar un mensaje, podemos cambiar la perspectiva de las personas a través de nosotros, eso es algo que me gusta del arte en general, que puede cambiar sociedades enteras, no creo que podamos hacer una reforma del sistema poniéndonos peluca, pero creo que podemos usar nuestras plataformas para mantener informada a la gente, para mostrar lo que está pasando en el país y en la comunidad, dar un mensaje para mostrar tu inconformidad, eso es crucial. Creo que solo es ayudar de la forma en la que puedes ayudar, si alguien te dice, “es que mi amigo desapareció necesito que publiques esto”, eso también es apoyo.

Recuerdo que el 4 de diciembre en el paro nacional, hice un vestuario en el cacerolazo, y ese es un trabajo que no tuvo que ver con ninguna plataforma, pero me siento muy orgullosa porque en ese momento solo quería mostrar mi rabia y hacer ruido, yo necesitaba mostrar lo que sentía por mi país, y las cacerolas se volvieron el símbolo de inconformidad y resistencia, por eso lo hice, quería usar mi voz, mi arte muestra mi inconformidad, mi rabia, mi dolor.