Comerciantes e importadores se preocupan por paro indígena en la vía a Buenaventura

Miércoles, 31 Agosto 2022 14:09
Escrito por

Expresan que sienten temor por el tiempo que pueda durar paro de la Organización Regional Indígena del Valle si el gobierno no toma acciones para dialogar.  Pérdidas serían millonarias.

||| ||| @sinalco_oficial|||
92

El 23 de agosto el Sindicato Nacional de Conductores y Propietarios (Sinalco) denunció en Twitter la presencia de la minga indígena y de la Organización Regional Indígena del Valle del Cauca (ORIVAC) en la zona de Loboguerrero y Cisneros impidiendo la salida y la entrada al puerto de Buenaventura.

El pasado 20 de agosto la organización compartió a través de Twitter un comunicado en el que denunciaron amenazas al consejero Emilio Valencia por parte del grupo armado Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), también conocido como el Clan del Golfo. En este rechazaban los hechos y exigían al presidente Gustavo Petro; a la vicepresidenta, Francia Márquez; y a la gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán: “que acompañen y brinden garantías a la vida ante la vulneración de derechos de los pueblos y líderes de la Organización Indígena”. La Defensoría del Pueblo medió en el paro y escuchó las peticiones, el 24 de agosto y cesaron los bloqueos durante este día.

El concejero mayor y representante legal de la ORIVAC, Linderman Andrada, declaró ante Blu Radio que tienen un problema de reconocimiento de su resguardo con el ministerio del Interior. Manifiestan que esto les ha afectado al expresar las inconformidades respecto a la modificación de unas leyes relacionadas con obras de infraestructura por un obstáculo jurídico, según expreso Andrada a El Espectador.

 

El día 25 de agosto la minga reanudó los bloqueos y denunció incumplimientos por parte del Gobierno. Con esto se cumplen dos días, intermitentes, de paro en el que se ha impedido el paso al puerto. Anunciaron que solo habrá paso para la misión médica y sectores puntales como abasto de alimentos. No ha habido respuesta por parte del gobierno nacional y local, y tampoco una fecha definitiva a los bloqueos.

Los Comerciantes e importadores de insumos textiles y herrajes de Bogotá, han vivido difíciles situaciones económicas y amenazas a sus contenedores por paros anteriores y restricciones en la vía Buenaventura. Una nueva preocupación se suma con el alza de precios en los fletes nacionales, recargas por demora en puerto (que superan los 100 dólares diarios) y los excedentes por la devolución de contenedores.

En 2021, durante el Paro Nacional, cuando esta y otras vías estuvieron cerradas para los transportadores los precios de fletes subieron de 4.000.000 a 12.000.000 de pesos por un contenedor de 20 pies. Jairo Betancourt, comerciante de textiles e insumos del barrio Restrepo, en Bogotá, afirma que, “ya casi todos los precios han estado normalizándose” pero que una situación como esta podría retroceder lo logrado en el primer semestre del año.

El retraso en el Puerto de Buenaventura suele resultar en pérdidas para las empresas mayoristas, ya que deben aumentar el precio de sus productos. Según la empresa de importaciones y comercio mayorista Herrajes Dimar, los bloqueos traen como consecuencias que, “los clientes vayan a buscarlo a otro lado y nos quedemos sin esa compra, o a veces debemos dejar el precio que teníamos antes de los costos de demora, pero esto no nos deja nada de ganancia”. Agregó, que siempre existen riesgos y amenazas para la seguridad de sus contenedores en ruta, los asusta que si el gobierno no hace nada para detener los bloqueos estos se tornen violentos y amenacen a los conductores y a sus mercancías.

El Puerto de Buenaventura es el más importante del país, por este entran cerca del 45 % de materias primas para todo tipo de industrias, según el ministerio de Transporte. Sin embargo, cualquier retraso en el proceso de transporte significa una grave situación económica para los comerciantes que, según Betancourt, “vienen de pagar un flete internacional de 7.000 dólares, más los impuestos que este conlleva, y una demora significa millones de pesos más”. Es por esto por lo que comerciantes e importadores de El Restrepo, San Victorino y San Andresito, junto con los gremios de transportadores y navieras solicitan la liberación del puerto y la conciliación de la gobernación vallecaucana con la Organización ORIVAC.