"Con los ciudadanos haremos una Bogotá que funcione”: Rodrigo Lara y su aspiración a la Alcaldía

Viernes, 13 Octubre 2023 07:45
Escrito por

En entrevista con Plaza Capital, el candidato habló sobre su trayectoria en el Congreso, su plan de gobierno y su trabajo en una iniciativa independiente.

Rodrigo Lara en campaña||| Rodrigo Lara en campaña||| Instagram @rodrigolararestrepo|||
699

Rodrigo Lara Restrepo (Neiva, 1975) es hijo de Rodrigo Lara Bonilla, el ministro de Justicia del gobierno Betancur (1982-1986), asesinado en abril de 1984 cuando lideraba la lucha contra el ingreso del narcotráfico en la política colombiana.

Es abogado de la Universidad Externado de Colombia, donde se graduó en el 2000. Realizó el Diplôme International d´Etudes Politiques en el Instituto de Estudios Políticos de París. Posteriormente, en la Escuela Nacional de Administración (ENA) en París, obtuvo el Diplôme y el título de Maestría en 2003. También realizó una especialización en Derecho Minero y Petrolero en la Universidad Externado de Colombia, de la que se graduó en 2013. En 2015 realizó el Curso Integral de Defensa Nacional (Cidenal) en la Escuela Superior de Guerra.

En el sector privado, Lara se ha desempeñado como docente, en la Universidad Externado de Colombia y en el CESA, y ha fungido como presidente de Asomóvil, gremio que congrega a las empresas de telefonía móvil de Colombia. Fue presidente de la Cámara de Representantes y senador. Actualmente es candidato a la alcaldía de Bogotá en un movimiento independiente.

¿Cuál cree usted es el principal aporte de toda su trayectoria política a la gestión en alcaldía de Bogotá? ¿cómo emplearía su experiencia en el gobierno distrital?

Yo sí que he trabajado por Bogotá. Siendo representante y senador frené la troncal de Transmilenio por la séptima, he sido crítico de las autopistas para buses en las ciudades, porque no se hace en ningún lugar del mundo.

Sacamos las drogas de los parques y de los entornos de los parques, considero que, si bien cada quién es libre de escoger que hacer frente a las drogas, a un niño es necesario protegerlo porque no tiene criterio para decidir al respecto, por ello realizamos la ley 2000 de 2019.


¿Cómo fue el diseño de su plan de gobierno y cuál cree que es el factor que lo diferencia de los otros candidatos?

Se diseñó con un equipo multidisciplinar, tenemos uno de los mejores planes de gobierno: así ha sido valorado en diferentes escenarios como universidades y foros de seguridad. Es un programa muy serio.


¿Por qué tomó la decisión de lanzarse como candidato a la alcaldía en un movimiento independiente?

Es más duro y difícil. Hay personas que se ganan el aval en las salas de sus casas. Nosotros decidimos buscar las firmas, porque es moralmente más sólido formar algo con los ciudadanos y no bajarle la cabeza a los politiqueros, por eso nos enfrentamos a la maquinaria de Claudia López que representa el fracaso y el pasado, así como la maquinaria de Gustavo Petro representada por Gustavo Bolívar. Ellos representan esa Bogotá vieja que no funciona; con los ciudadanos haremos una Bogotá que sí funcione.

¿Senador o alcalde?

Son dos cosas distintas, cada cosa tiene un propósito, son dos ejercicios de servicio público en una democracia y por eso son importantes.

 ¿Cuál ha sido el mejor consejo que le han dado?

Actúe con sabiduría, con justicia ante el débil y con firmeza ante el cruel.

Lo importante es que el alcalde no sea un ‘tibiazo’ y domine al Concejo. Con el Gobierno Nacional es importante que también sea buena la relación si queremos hacer vías de metro y más vías de acceso a la ciudad. Pero tampoco debemos dejarnos dominar por el gobierno.

¿Cómo cree que sería su relación con el Gobierno Nacional y el Concejo en su administración?

Con el Concejo debe ser buena, porque si no es así paralizan mi gestión en la Alcaldía, siempre necesitaremos de las mayorías para garantizar la gobernabilidad en una democracia. Lo importante es que el alcalde no sea un ‘tibiazo’ y domine al Concejo. Con el Gobierno Nacional es importante que sea buena también porque si queremos hacer vías de metro y más vías de acceso a la ciudad debemos contar con la financiación del gobierno, pero tampoco debemos dejarnos dominar por el gobierno.

¿Cuál considera ha sido su mayor logro en la esfera pública?

Yo tengo el honor de haber sido un congresista que no fue a ‘calentar silla’ ni a devengar. Nosotros sacamos una agenda legislativa muy importante como la ley de donación de órganos que es moralmente satisfactoria, una ley que salva vidas a diario; también hicimos la primera ley penal de género hecha para mujeres cabeza de hogar que cometen delitos menores no sean encarceladas, sino que realicen servicio social. Trabajamos en la implementación del proceso de paz mientras estuvimos en la presidencia de la Cámara de Representantes, donde ajustamos varios errores del acuerdo inicial y brindamos garantías equitativas para militares y policías. Sacamos leyes para los jóvenes beneficiarios de Icetex donde se regulan los pagos de cuotas acorde con el salario que reciben. Todas estas son leyes que hicimos desde el Congreso que mejoran la calidad de vida de las personas, y haremos mucho más desde la Alcaldía.

¿Por qué una crítica tan fuerte a Carlos Fernando Galán y a la política tradicional cuando puede decirse que usted también hizo parte de ella?

Yo no hice parte de la política tradicional, hice parte de un partido. Hacer parte de la política tradicional es aprovecharse de las maquinarias y del presupuesto del estado, yo fui tal vez el único presidente de la Cámara que no ha tenido una entidad burocrática dentro del gobierno, siempre he combatido la corrupción. El reto de la ética es básicamente la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace, estuve en ese partido porque entré muy joven y al representar al partido en una curul no es posible salirse, pero siempre estuve en contra de esas prácticas y las combatí, mi ejemplo de vida muestra que nunca tuve acceso a burocracia, ni familiares involucrados en escándalos de corrupción, siempre he hecho política austera.