Nicolás Ramos: Candidato a la Alcaldía de Bogotá y la cara detrás del movimiento “Más acciones, menos rostros”

Jueves, 31 Agosto 2023 09:09
Escrito por

El candidato, en entrevista para Plaza Capital, habló de su visión de ciudad y la apuesta por la tecnología en su eventual administración.

Nicolás Ramos||| Nicolás Ramos||| Equipo de prensa menos rostros más acciones|||
1751

Nicolás Ramos (Bogotá, 1990) es el líder del movimiento "Más Acciones Menos Rostros", actualmente es candidato a la Alcaldía Mayor de Bogotá. Es abogado con Maestría en Gobierno y Gestión Pública para América Latina de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, España. Cuenta con más de 10 años de experiencia trabajando con entidades territoriales y entidades públicas. 

Una ciudad 5.0 significa usar la tecnología en favor de la ciudad

¿Cómo nace el movimiento “más acciones, menos rostros”

Nuestro movimiento, cuyo símbolo es una máscara, nace como una alternativa para “descandidatizar” el rostro y politizar una idea, pretendemos motivar a los ciudadanos a votar por un programa, porque los rostros nos han venido engañando una y otra vez. Los rostros mantienen a la sociedad en el atraso, siendo este mismo nuestro enemigo. Nuestra propuesta se origina en noviembre de 2022 con la intención de hacer una política disruptiva, basada en acciones y no en promesas. 

Nos dimos a conocer por iniciativas como: la nueva medida de pico y placa, la acción popular en favor de tenderos y comerciantes de todo el país con respecto al servicio de energía y la organización de ferias de emprendimiento e innovación en diversas localidades de Bogotá, donde recogimos cerca de 125 mil firmas para esta aspiración. 

¿Qué es una Bogotá 5.0? ¿Cómo funcionaría el uso de IA (Inteligencia Artificial) que propone en su plan de gobierno? 

La primera revolución industrial le apuntó al carbón, la segunda al gas, la tercera a la energía nuclear y a la electricidad. Con la llegada del segundo milenio, se da la cuarta revolución industrial basada en Internet y los datos, finalmente, en la quinta revolución industrial se crea la colaboración entre el ser humano y los robots, más conocida como Inteligencia Artificial. 

Es por ello que queremos poner la IA al servicio de la ciudadanía, transformando su cotidianidad en corto plazo. Un claro ejemplo es la seguridad: un policía puede ver máximo 10 cámaras entre treinta segundos y un minuto, mientras que la inteligencia artificial puede ver ocho mil cámaras en un segundo, donde genera patrones de reconocimiento y prevención. Lo que quiere decir que si se usa a favor en diversos aspectos significaría la transformación de una ciudad tan atrasada como lo es Bogotá.  

Una ciudad 5.0 significa usar la tecnología en favor de la ciudad. 

¿Cómo funcionaría la meritocracia en su gobierno? 

El cogobierno y la lotocracia son una forma de combatir la dedocracia. Esto consiste en hacer una forma de gobierno alternativa, mediante un mecanismo que permita mezclar el mérito y el azar, como funciona en muchas instituciones con toda la tecnología. Los alcaldes locales se elegirán en un proceso en el que intervenga la academia y acelerará la IA, donde se elegirán 10 perfiles, que finalmente serán numerados y puestos en una urna, donde un veedor ciudadano sacará un papel que determinará quienes serán los alcaldes locales. De esta manera, se incentiva la participación ciudadana y se podrá construir un cogobierno con los habitantes que conocen de primera mano los retos por superar en sus localidades. 

¿Cómo no inclinarse por una ideología política si están en un contexto político como lo es la correría por la alcaldía mayor de Bogotá? 

Nosotros nos basamos en el pragmatismo comunitario, donde pensamos primero en la comunidad que en el individuo, que busca responder a los problemas prácticos, que no poseen color político. Las diversas ideologías tradicionales funcionan en instituciones importantes, pero resultan generando problemáticas sociales de fondo. El espectro político hace parte del atraso, no permite que las ciudades surjan, tenemos como ejemplo lo que pasó con el metro de Bogotá: si es elevado es de derecha, si es subterráneo es de izquierda y si es mixto es de centro. Queremos salirnos de lo preestablecido, sin olvidar los derechos humanos. 

 ¿Si no resulta en segunda vuelta, se adheriría a otra campaña? 

Haríamos alianzas programáticas, sin importar de donde venga la invitación, siempre y cuando sea afín con lo que proponemos. No creo que ejercería un poder burocrático, sí apoyaría proyectos que permitan que Bogotá avance. Por ejemplo: la Secretaría de Hacienda y los cambios en el presupuesto de la ciudad con fuentes nuevas de ingresos, me gustaría tener injerencia en este tipo de propuestas, llevando las ideas que defendemos a otro gobierno. 

Defínase en tres palabras 

Creatividad, originalidad e innovación, porque es en lo que se enfoca nuestra visión de ciudad 

¿Por qué votar por Nicolás Ramos y su movimiento? 

No voten por mí, voten por ustedes y sus principios, por su conciencia, por su contexto, por sus seres queridos. La máscara significa que somos todos, todos los que sentimos el atraso de la ciudad. Esta propuesta pedagógica promueve votar por un programa y las ideas que lo sostienen, no por los rostros que engañan.