Trabajadoras sexuales trans piden ayuda durante el aislamiento

Jueves, 30 Abril 2020 13:04

60 personas de la comunidad LGTBIQ de bajos recursos, entre ell@s madres cabeza de familia, vendedor@s ambulantes, estilist@s, desplaz@s  y trabajador@s sexuales están pidiendo ayuda durante el aislamiento. En el país, especialmente en la capital, uno de los sectores más afectados por la pandemia del nuevo coronavirus ha sido esta comunidad.

 

Plantón de la comunidad LGTBIQ||| Plantón de la comunidad LGTBIQ||| Valentina Castro|||
530

Según Lorena, trabajadora sexual del 20 de julio, "el Covid 19 ha generado más discriminación y distanciamiento social para que nosotr@s podamos recibir ayudas". Además, expresa que el tema de la prostitución se debe de descentralizar, puesto que, aunque las ayudas han llegado al barrio Santa Fe, se está dejando de lado una parte de la población que vive en otros barrios de la ciudad, ya que, "día a día aumentan la prostitución, en lugares como el 20 de julio".

La organización de La casa de l@s loc@s, ubicada en el 20 de julio, es un espacio creado para fomentar la no violencia contra la comunidad, además, dentro de los encuentros que se realizan y los talleres que se dictan se busca reivindicar los derechos de todos los miembros. La vocera de La casa de l@s loc@s, quien se quiso distinguir con su seudónimo “La Coqueta”, le comentó a Plaza Capital que “las personas trans hemos sido olvidadas en esta pandemia, lo que hemos vivido es cruel, no sabemos que se nos avecina con respecto a nuestra subsistencia”. Además, diferentes madres cabeza de familia, con tres y cinco hijos, trabajadoras sexuales expresaron que a pesar de las ayudas que han recibido de particulares, siguen esperando que les lleguen los subsidios y alimentos que el Gobierno Nacional y la Alcaldía de Bogotá empezó a entregar desde hace ya un mes. En este caso, según “La coqueta”, hay 60 personas, entre ell@s: estilist@s, madres cabeza de familia y trabajador@s sexuales pertenecientes a la comunidad LGTBIQ en el 20 de julio que no han recibido ningún tipo de ayuda del gobierno.

Yulieth, madre trabajadora sexual, expresa que la situación ha sido mucho más compleja por la necesidad que tienen de salir a buscar un diario para luego poder comer. “Como no hemos recibido ayudas tenemos que salir a la primera de mayo a trabajar”. No obstante, expresa su preocupación debido a las pocas medidas de seguridad que usan. “Como no hay sitios abiertos para poder trabajar, nos hemos visto en la necesidad de prestar nuestro servicio en potreros, sobre escombros en casa desocupadas y en el mejor de los casos dentro de taxis”, explicó Yulieth a Plaza Capital. Según “La Coqueta”, durante las últimas semanas le han denunciado más de 15 agresiones a miembros de la comunidad, para ella “esta forma de subsistencia conlleva a que se genere mucha más violencia e inequidad hacia nostro@s”.

Según un informe publicado por la Comisión Internacional de Derechos Humanos en el 2018, en Colombia la expectativa de vida de una persona trans es de 35 años debido a la discriminación y violencia dentro del ámbito laboral, familiar, escolar y político. No obstante, para “La coqueta”, “el Covid 19 ha generado abandono del Estado para nosotr@s, estamos jodid@s, esta crisis es más complicada que todo lo que hemos tenido que vivir durante estos últimos años con respecto a diversos temas, si en esta oportunidad no nos mata la discriminación y la violencia, será el hambre”.

Población muy vulnerable en la pandemia

Diferentes líderes comunitari@s, del barrio 20 de julio, de la comunidad  LGTBIQ lo que están pidiendo en este momento es que el gobierno reconozcan de manera pública su responsabilidad para con la comunidad, siendo una población muy vulnerable a la pandemia.  Además, la organización de La casa de l@s loc@s lo que quiere hacer es una llamada de atención pública, “para que podamos tener algo que comer, algo que darles a nuestros hijos. También somos personas y el gobierno debe de hacer valer nuestros derechos”, dice Yulieth madre trabajadora sexual. Además, “La Coqueta” asegura que muchas de sus compañeras han pasado serias necesidades desde que empezó el aislamiento obligatorio.

La comunidad LGTBIQ, entre ellos l@s trabajador@s sexuales trans, las madres cabeza de familia, vendedor@s ambulantes y estilist@s en el barrio 20 de julio, le han venido haciendo llamados al Gobierno Nacional para que gestione acciones para ayudar a esta población quienes se vuelven más vulnerables con la coyuntura del coronavirus. No obstante, mientras el aislamiento continúe, crece el miedo sobre los efectos que podría tener sobre esta población. Aunque algunos sectores en particular ya han recibido ayudas de alimentación por parte del Estado.

“No pueden dejar de lado los grupos que aún no hemos recibido esas ayudas, como las 60 personas que pertenecemos al grupo LGTBIQ de La casa de l@s loc@s del 20 de julio”, expresa “La Coqueta”.