“¡Hoy muere un artista y se levanta un pueblo!”, el artista John Fitzgeral en huelga de hambre

Viernes, 04 Septiembre 2020 07:20

Desde el pasado 30 de agosto, el artista plástico, escultor y embajador de la UNESCO por los derechos humanos, John Fitzgerald, se encuentra en huelga de hambre en la calle 19 con carrera cuarta en Bogotá. Ya se completaron 72 horas desde que el artista se cosió los labios con tres puntadas de hilo azul y levantó un campamento, en la misma calle donde murió a manos del ESMAD el estudiante Dylan Cruz.

||||||| ||||||| |||||||
434

El artista protesta contra la violencia sistemática que vive el país y manifiesta disconformidad ante las decisiones de contingencia por el COVID-19, además de estar en desacuerdo por la falta de apoyo del Gobierno Nacional al sector cultural. A pesar de su evidente debilidad física y mental, Jhon sigue mostrando perseverancia, dispuesto a continuar la huelga, indefinidamente, hasta que haya una mesa de diálogo. Dicha mesa no es específicamente con el presidente Duque si no con la Ministra de Cultura, Carmen Inés Vásquez. En este caso, para Jhon es importante manifestar sus puntos de vista a la persona que está encargada en emitir y regular la preservación y promoción de las expresiones culturales en Colombia. 

Por otra parte, Jhon le contó a Plaza Capital que está simbolizando metafóricamente la forma de levantar la voz y que sea escuchado. Mientras el mar de preguntas continúan hacia el artista, el no olvida finalizar diciendo la oración que ha conmovido a más de uno,  “Hoy muere un artista y se levanta un pueblo”. Jhon es un hombre que tiene ocho hijos, de los cuales algunos están a favor de la manera de protestar de su padre y otros,  por el contrario, no están de acuerdo. 

Desde que empezó la huelga diferentes sectores y movimientos sociales se han unido a la lucha, como lo son: ASOCOE-LGTB (asociación de comerciantes y empresarios LGTBI), Ciudad en Movimiento, Asociación de Artistas Vallenatos de Bogotá,  etc… Además, diferentes personas de todas las edades, entre ellas, grupos de jóvenes se le han acercado a regalarle ropa, comida y dinero, así él no lo necesite ni se lo vaya a comer hasta no sentarse a dialogar, Jhon expresa gratitud y empatía hacia los gestos de solidaridad que ha recibido.

 

Artivismo, llamamiento a la acción desde el arte y el activismo

Asimismo, algunas personas se acercan para darle palabras de aliento. Al llegar al campamento, lo primero que se escucha son las voces empáticas que se acercan a decirle “eres un héroe, mucha fuerza”, como se lo dijo Juan Sanchez estudiante de Ingeniería de la Universidad Pedagógica. No obstante, desde su escasa posibilidad de comunicación dice que él no es un héroe. “Yo soy un guerrero, un colombiano más que lucha por una causa justa. Héroe es aquel papá que se levanta todos los días a trabajar para el bienestar de sus hijos o aquella mamá que deja su casa desde temprano para salir a buscar comida para su familia”.

Jhon le expresó a Plaza Capital que a él no le importan las cicatrices que le quedarán en sus labios, “desde hace muchos años atrás Colombia ha sufrido heridas sin posibilidad de sanar,  hemos vivido masacres, despojos, robos y mucha violencia. A mi la barba me crece pero la vida de alguien no se recupera, en este momento han matado a más de 48 personas, aunque los colombianos tenemos mala memoria…Yo soy solo un artista haciendo algo, yo no soy un héroe”.

Karina, su novia, espera que un pueblo se levante antes de que un artista muera. “Apoyo incondicionalmente a Jhon, no me voy a interponer frente a su decisión, aunque mi intención tampoco es verlo morir”, expresa Karina. Dicho acto de amor de Karina hacía Jhon reconforta la llegada de muchos espectadores al lugar, como lo dijo Cesar Páez,un transeúnte del lugar que gritó desde lejos, “admiración total para Karina, no todos estamos listos para acompañar en el limbo de la muerte a algún ser querido, apoyo incondicionalmente a esta pareja, son un ejemplo a seguir”.

 

Asistencia médica en medio de la pandemia y la huelga de hambre

Por otra parte, debido a la falta de alimento y líquidos en el cuerpo del artista ha padecido diferentes síntomas, entre ellos dolor de estómago, mareo, dolor de cabeza, etc... “Estoy contento con lo que estoy haciendo, sé que causaremos impacto y nos tendrán que escuchar, no me siento muy bien pero seguiré a pie de lucha”. Según los doctores de la EPS, del Ministerio de Salud, que vigilan y protegen la vida de Jhon, es necesario trasladar de urgencia a un centro de atención al artista.

“Mi vida está en manos del Estado, esperemos haber que van a hacer”, expresa Jhon mientras Karina lo arropa. No obstante el médico, la psicóloga y una asistente de enfermería que se encontraban en el lugar le expresaron a Jhon su total admiración y además, respeto por la decisión que está tomando de no comer nada hasta sentarse a dialogar. Mientras continúa el chequeo médico, el doctor le expresa que, por lo menos, el artista tome pedialyte para que recupere el zinc perdido durante la deshidratación. Y, aunque él no se lo ha querido tomar, espera con certeza que su cuerpo le ayude a mantener su forma de lucha hasta que se levante una mesa de diálogo.