Segundas oportunidades que dejan huella, la adopción animal en pandemia

Viernes, 26 Febrero 2021 13:37
Escrito por

Tras la emergencia sanitaria, diversas fundaciones animalistas han llevado a cabo su labor en torno a la rehabilitación y reubicación de animales en condición de maltrato y abandono. No es de extrañar los retos que la pandemia ha traído consigo desde sus inicios, incluso, los animales domésticos se han visto afectados. Y es que, en países como Colombia, el abandono de mascotas, considerado maltrato, aumentó considerablemente en comparación con años anteriores, pues al mes de septiembre del 2020, la Gobernación de Cundinamarca y el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal de Bogotá reportaron más de 12.430 casos.

Rayo en proceso de recuperación con la fundación Doggy In Home|Rayo después de su proceso de recuperación con la fundación Doggy in Home|Bruce en su nuevo hogar, después de su proceso en Dogs and Hugs||| Rayo en proceso de recuperación con la fundación Doggy In Home|Rayo después de su proceso de recuperación con la fundación Doggy in Home|Bruce en su nuevo hogar, después de su proceso en Dogs and Hugs||| |||||
212

Esta situación se debe a la crisis económica, la creencia sobre la transmisión del Covid-19 por parte de los perros, la intolerancia a vivir 24 horas con ellos, entre otras razones. No obstante, y pese al poco compromiso de algunos, no todo siempre son malas noticias. Gracias a diversas fundaciones como lo son Dogs and Hugs, Doggy In Home, Fundación Animalove, Fundación Dame Vida, entre otras, y su arduo trabajo por darle voz a aquellos que no la tienen, muchos de estos animales han encontrado una segunda oportunidad junto a nuevas familias. Asimismo, debido a la pandemia y al sentimiento de soledad que esta puede traer consigo, la compañía de una mascota ha sido la respuesta.

Contrario a la falta de compasión por parte de ciertos humanos hacia estas criaturas, son varias las personas que en pro de ayudar han unido esfuerzos para salvar a víctimas de estas situaciones. Tal es el caso de Rayo, un perro Bramador ubicado en Villavicencio, donde sus rescatistas lo encontraron en condiciones lamentables de abandono; pues el dolor que sentía no le permitía siquiera comer o beber. Pasados los días y gracias a la atención brindada por múltiples donantes y la fundación Doggy In Home, Rayo ha logrado salir adelante, evidenciando sin duda una notable mejora tanto física como anímica.

Otra historia que claramente muestra este fenómeno en nuestro país es la de Bruce, un perro de raza Shih-Tzu proveniente de Soacha, donde pasaba largas horas al día amarrado y sentado, bajo condiciones de olvido y abandono por parte de sus “dueños”. No obstante, este pequeño tuvo la oportunidad de llegar a la fundación Dogs and Hugs y finalmente, con un nuevo semblante, encontrar aquel hogar que lo recibiría como parte de su familia.

La historia de ambas mascotas tuvo un final feliz y, aunque no todas logran ser así, ya que más de 100 mil casos de maltrato animal son reportados al año en Colombia y las cifras de cuántos se salvan no logran ser claras, encontramos esperanza en fundaciones y personas que trabajan en ellas, que le ponen el alma a ayudar. Adicionalmente, son un puente para conectar a todos los animales en busca de hogar y aquellos individuos con convicción de aportar a la causa y que muchas veces no tienen claro por dónde empezar.